Menú

Jodorkovski, el hombre mas rico de Rusia

0
El hombre más forrado de Rusia y uno de los más ricos del mundo es el empresario Mijail Jodorkovski. Su capital, amasado en los últimos 10 años, es de unos 8.000 millones de euros, según informa la revista inglesa “EuroBusiness”. La historia de su enriquecimiento es un ejemplo clásico de la transformación de la “nomenclatura” bolchevique en los capitalistas sin escrúpulos con la ayuda de la corrupción.

A finales de los 80, el joven “aparatchik” del komsomol (juventudes comunistas), aprovechó la “apertura” gorbacheviana y formó una cooperativa “para el desarrollo de programas cientifico-técnicos”. Se llamaba “Menatep” y, por supuesto, no tenía nada que ver ni con la ciencia, ni con la técnica. Fue una simple tapadera, ya que los jóvenes “comsomoles” traían a Rusia, de contrabando, el coñac “Napoleón” y otras bebidas alcohólicas falsificadas en Polonia.

La segunda etapa fue la creación del banco “Menatep”. El propósito era recoger la mayor cantidad de dinero posible ofreciendo a los clientes fabulosos intereses, a veces el 50% anual. La gente, especialmente los ingenuos jubilados, depositaban sus ahorros, todo lo que tenían, en el banco. Por supuesto, una vez hecha la inversión podían olvidarse de su dinero. El banco no pagaba los intereses, ni devolvía el dinero. Esto era posible en los años 90, especialmente porque Jodorkovski siempre ha tenido protectores muy poderosos. No escatimaba dinero en sobornar a altos funcionarios públicos. Fue la mejor inversión del mundo ya que además de proteger al banquero de sus clientes, también le ayudaban a aumentar sus activos. Así, en 1994 el ministerio de Finanzas declaró que no iba a pagar las obligaciones del Estado llamadas VEB. El precio de este producto del Banco Central ruso bajó en seguida. “Menatep” compró las obligaciones por dos duros. Y cual sería la sorpresa de los inversores cuando el ministerio “rectificó su decisión una semana después diciendo que fue una “equivocación”. Por supuesto, uno de los viceministros que promovió esta “equivocación” recibió una importante comisión de “Menatep”.

El negocio bancario era bueno pero no podía ser eterno ya que los clientes insistían demasiado en recuperar su dinero. Así que hubo que declararlo en bancarrota y transferir previamente sus activos a paraísos fiscales. El principal negocio de Jodorkovski desde entonces es la empresa petrolera YUKOS, la cuarta más grande del mundo. Se hizo con ella por sólo 170 millones de dólares. Su precio real era unas 15 veces más alto. Para compensar al Estado esas grandes pérdidas prometió invertir unos 550 millones en la empresa para mejorar sus estructuras y la calidad de vida de sus trabajadores. No obstante, echó a la calle al 75% del personal. Cerró la mayor parte de los pozos y sólo explota, sin piedad, los más rentables sin pensar en el día de mañana.

Por supuesto, no todos los cargos públicos se mostraron favorables a las actividades de Jodorkovski. Así, el alcalde de la ciudad de Yugansk, Vladimir Petujov, intentó oponerse a la política de YUKOS. Fue asesinado. Dicen que fueron los chechenos –los “malos de la película”. Y no ha sido un caso aislado, aunque el encargado de la compañía “East Petroleum”, Evgueni Ribin, tuvo mejor suerte. YUKOS se ha hizo con esta empresa. A Ribin le correspondían unos 100 millones, pero en vez de recibir este dinero fue tiroteado por unos desconocidos. El encargado salió ileso, aunque su chófer y guardaespaldas resultaron muertos. Comprendió la lección y se ha ido de la empresa sin cobrar nada.

Pero el colmo de la “ingeniería empresarial” de Jodorkovski es su manera de pagar los impuestos. Y es que YUKOS es la única petrolera del mundo que paga impuestos, no por el crudo, sino por la llamada “sustancia del pozo”. Así, paga cuatro veces menos que cualquier otra empresa petrolera rusa. Lo curioso es que le permiten hacer este chanchullo. ¿Por qué? La respuesta es muy fácil: los altos funcionarios rusos también quieren beneficiarse del “oro negro”, ya que los bajos salarios oficiales no les permiten hacerse un buen bocata de caviar para soportar mejor la dura realidad rusa.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation