Menú

Los nazi-fascistas saludan la llegada del euro

0
Los nazi-fascistas rusos del Partido Nacional Popular (PNP) han celebrado una “fiesta poética” en Moscú para divulgar sus ideas entre la juventud rusa. Los “intelectuales” y los “poetas” del partido han ofrecido a miles de sus seguidores, de camisa negra y cruz gamada en los brazaletes, sus versos dedicados a Hitler, al fascismo y la “lucha mundial” contra los judíos.

El atentado del 11 de septiembre tampoco ha sido olvidado. Los nazis han dado vivas a los “héroes que asestaron un golpe mortal al judaísmo mundial”, representado por Estados Unidos. La “poesía” ha sido acompañada por marchas militares y la proyección de los documentales sobre los fusilamientos de los judíos en los campos de exterminio.

Los organizadores de la fiesta pidieron a los rusos cambiar sus ahorros en dólares por los euros. Por supuesto, no se trata de la vocación europeísta de los seguidores de Hitler. Simplemente odian al dólar por ser, según ellos, moneda “judeo-masónica que sirve para destruir al mundo cristiano, especialmente al ortodoxo”. El cambio debe contribuir al hundimiento económico de Washington. La sala aplaudió esta iniciativa de pie con gritos: “¡Heil Hitler!¡ ¡Qué mueran los judíos!

Tras la “parte poética” intervino el principal ideólogo del fascismo ruso, Ruslán Bichkov, para exponer el programa de su grupo. Según él, lo más importante es unir las ideas de la ortodoxía rusa y del fascismo nazi. “Los judíos se han hecho con Rusia”, aseguró el poniente. “Si eres ruso, debes matar a los judíos, si eres ruso debes ser fascista”, dijo. Bichkov se pronunció asimismo por la creación de un “nuevo orden mundial” basado en el exterminio de los judíos. Los discursos de este “teórico” se publican habitualmente en las páginas del rotativo “Tsarski Opríchnik”, que resucita el nombre de la guardia pretoriana del tsar Iván el Terrible (siglo 16), conocida por las bestialidades que cometía para preservar los intereses del monarca. A pesar de ser una publicación extremista que llama a la violencia y al asesinato, no está prohibida y se vende libremente en Moscú y otras ciudades.

La fiesta ha sido aprovechada por los activistas nazis para vender su material propagandístico. Además de los periódicos como Soy ruso y una docena de otras ediciones antisemitas y xenófobas, se ofreció la obra de Hitler Mi Lucha y los textos de sus discursos, los libros dedicados a los SS, banderas, pegatinas e insignias nazis.

Es significativo que la “fiesta” haya tenido lugar en un local público situado a unos 50 metros de la sede central del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) y las autoridades manifestaron una plena indiferencia frente a este acontecimiento vergonzoso. No es de extrañar. El líder del PNP, Ivanov-Suharevski, ha manifestado en varias ocasiones su lealtad al actual régimen ruso.

¡Y a los leales hay que respetarlos! Así, los organizadores nazis de un sangriento “pogrom”, ocurrido recientemente en el barrio periférico moscovita de Tsaritsino contra unos ciudadanos rusos de orígen caucásico, nunca han sido castigados.


© www.libertaddigital.com 2002
Todos los derechos reservados

Titulares de Libertad Digital
Suscríbase ahora para recibir nuestros titulares cómodamente cada mañana en su correo electrónico. Le contamos lo que necesita saber para estar al día.

  

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation