Menú

Los rusos aplauden la postura de la justicia española

0
Algunos medios de información nos envían reportajes patéticos sobre el presunto malestar que produce en la opinión pública rusa la detención del magnate Gusinski. Desgraciadamente, en estos artículos se “olvidan” de informarnos de que los que protestan -que intervienen en ruedas de prensa o mandan cartas al gobierno español pidiendo la liberación del folclórico multimillonario- son sus amigos personales o funcionarios de su “imperio”, creado especialmente para defender sus intereses. Entre éstos últimos, los más activos son los responsables del llamado Congreso Judío Ruso, una asociación-fantasma a sueldo de Gusinski.

Mientras tanto, la mayoría aplastante de la sociedad rusa apoya la actitud de la justicia española. Garzón y Fungairiño se han convertido estos días en heroes nacionales rusos. “¿Vendrá Baltasar a Rusia a ayudarnos a acabar con los gusinskis? -se preguntan en las colas de las tiendas las ingenuas “babushkas”, las viejas del pueblo, envueltas en sus chales para aguantar el frío. Para ellas y para los millones de rusos, el magnate es todo un símbolo de la macabra época de Yeltsin, orígen de su miseria y de todas las desgracias del país.

Estos sentimientos se reflejan en la prensa rusa. El liberal “Komsomolskaya Pravda” describe con humor las peripecias de Gusinski en España. ¿No ha encontrado nada mejor que amenazar a la policía española con su amistad con Clinton? ¿Se habrá confundido de país?, bromea el diario y aconseja a Gusinski “intentar sobornar” a las autoridades españolas -práctica muy usada por él en Rusia- para que le dejen, para siempre, en Soto del Real. Y es que la dieta mediterranea en los “calabozos españoles” que “tienen hasta televisión y baño”, es incomparable con la vomitiva pucha de las cárceles rusas y su oloroso cubo de excrementos para el uso de 20-30 presos. Cosas muy importantes para un millonario sibarita, gordito y comilón.

Mucho menos bromista es el diario de centro-izquierda, “Pravda”. Arremete contra el antiguo viceprimer ministro, Boris Nemtsov, llamado vulgarmente el “caniche de Yeltsin”, que se desplazó a la Embajada española en Moscú para pedir la liberación de su amigo. ¿A dónde vas? -pregunta el periódico. O no has oído al fiscal español: el criminal debe estar en la cárcel…

El diario ultra-liberal, “Nezavisimaya Gazeta”, en un artículo titulado “Los oligarcas lloran la detención de Gusinski”, destaca la enorme preocupación que reina estos días en la Unión de Industriales, una especie de sindicato de los oligarcas. El periódico opina que España ha creado un buen precedente. Desde ahora los que se han hecho con fondos públicos, de forma fraudulenta, no pueden sentirse cómodos en ningún lugar del mundo.

Otro periódico independiente que representa la opinión del mundo de los negocios, “Kommersant”, opina que los que más daño han hecho a Gusinski son sus amigos y abogados. Su defensor ruso, Henri Reznik, en unas torpes declaraciones a la prensa, puso en duda la solidez de la democrácia en España, mientras que su hombre de paja, Igor Malashenko, declaró, en su empeño por demostrar que se trata de un caso político, que existe un “complot entre los gobiernos ruso y español contra Gusinski”. Por supuesto, comenta el periódico, este tipo de declaraciones no pueden ser bien recibidas ni en España, ni en cualquier otro país.

A estas “medidas poco adecuadas” de los amigos de Gusinski, el diario independiente digital “SMI.RU” añade las declaraciones del corresponsal de la cadena televisiva NTV (propiedad de dos empresas gibraltareñas de Gusinski), Vadim Gluzker. Tilda a Garzón de “juez escandaloso, que se atrevió a perseguir al Señor Pinochet”, que según el reportero, es el padre de la democracia chilena.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation