Menú

Putin modifica su postura hacia Irak

0
El presidente ruso, Vladímir Putin, al parece, ha cambiado su intransigente postura ante la posible guerra contra Irak. En una serie de declaraciones hechas tanto en Moscú como en Kiev, capital de Ucrania, dio a entender que Rusia no bloquearía ninguna resolución de la ONU sobre una acción militar contra el régimen de Bagdad y estaría con Washington durante el conflicto. “Si Irak crea problemas para los inspectores, Rusia cambiará su postura y estará de acuerdo con Estados Unidos en cuanto a las medidas más duras”, dijo Putin. En otras declaraciones destacó que el Kremlin está “dispuesto a estudiar junto con otros miembros del Consejo de Seguridad, incluso EEUU, las medidas más serias”.

Esta nueva postura del mandatario ruso fue apoyada inmediatamente por su ministro de Exteriores, Igor Ivanov. Uno de los portavoces kremlinianos más destacados, Serguei Yastryembski, manifestó que ahora Rusia, para estar convencida sobre el caso de Irak, “ya no necesita ver la pistola recién disparada en las manos del asesino, le es bastante con ver la pistola”. El periódico The Financial Times opina que el cambio se ha producido tras las recientes consultas telefónicas que Putin ha mantenido con varios políticos europeos, especialmente Tony Blair.

El cambio de la postura presidencial ha provocado una reacción negativa en Rusia por parte de la oposición parlamentaria. Fue duramente criticado por el líder comunista, Guennadi Zuganov. Y es que en Rusia predominan los sentimientos antiamericanos, en especial, entre los militares, diplomáticos y políticos de izquierda. Putin fue igualmente criticado cuando aceptó la presencia estadounidense en las antiguas bases militares rusas en Asia Central durante la operación en Afganistán.

Mientras tanto, la prensa progubernamental rusa ha dejado de criticar el posible ataque estadounidense contra Irak. Los rusos, según The New York Times, están a la espera de que los americanos les proporcionen datos sobre el apoyo de Irak a los terroristas chechenos. Esta información, que puede ser entregada a los rusos este mismo mes de febrero, ayudará a Putin a persuadir a la opinión pública de su país de la necesidad de apoyar la guerra contra el régimen de Bagdad y conservar las buenas relaciones con Washington. El portavoz de la comisión de Asuntos Exteriores de la cámara alta del parlamento ruso, Mijail Marguelov, dijo que los “datos sobre las relaciones entre los terroristas chechenos y el régimen de Sadam Husein pueden cambiar la actitud de Moscú”.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation