Menú

Castro excarcela a Martha

0
Por motivos de salud y con una licencia extra-penal, la tiranía castrista ha excarcelado a Martha Beatriz Roque. Fidel Castro no quiso correr por más tiempo el riesgo de que la disidente cubana muriera en prisión. Desde hace varios meses Martha permanecía ingresada en un hospital militar donde era maltratada de hipertensión y diabetes.
 
En abril de 2003 -junto a otros 74 activistas de los derechos humanos- fue condenada a 20 años de cárcel acusada de trabajar para una potencia enemiga. La dirigente de la Asamblea Para Promover la Sociedad Civil, economista independiente y firmante del opúsculo “La Patria es de todos”, fue la única mujer encarcelada en el curso de la última y más salvaje redada desatada en la Isla. Su excarcelación se produce un mes después de la de Manuel Vázquez Portal, con lo que ya son siete los disidentes excarcelados del llamado "Grupo de los 75".
 
Y es que Castro siempre ha sido un maestro a la hora de jugar con sus prisioneros. El pasado martes, el ministro español de Asuntos Exteriores aseguró que “si las autoridades cubanas continúan haciendo gestos importantes y visibles, la Unión Europea los tendrá en cuenta en el momento de evaluar su posición común sobre la Isla”. ¿Qué no dirá ahora Desatinos? Martha es, junto a Óscar Elías Biscet, una de las voces más prestigiosas de la disidencia cubana. Castro la ha excarcelado en el momento en que más le convenía. El coma-andante espera con ansiedad que España le reconozca su buena voluntad.
 
Sin embargo, se equivocará Zapatero si por la excarcelación de Martha intenta justificar un acercamiento a la tiranía comunista. Ya dijimos hace tiempo que Castro quería cazar a Bambi. Leyendo las declaraciones de su ministro no parece muy lejos de conseguirlo. No tardará mucho el gobierno español en pedir que la UE cambie su política respecto a Cuba. Política que a iniciativa de Aznar exige la liberación de todos los presos de conciencia cubanos. De todos, no sólo la de una mujer de 60 años y enferma que se moría en prisión. A Biscet le están torturando en una celda tapiada. Si no muere antes es probable que salga loco de la cárcel. Inútil para la política. Es lo que pretenden los herederos de Castro. Que una vez muerto su Máximo Líder nadie les pida cuentas. Mientras otros le ofrecen diálogo, perdón y olvido, Biscet no se achica e insiste en recordarles sus crímenes. Lo quieren muerto o loco.
 
Que no nos venga ahora Curro Desatinos con la milonga de los guiños del coma-andante. A otro perro con ese hueso. Si quiere abrazarse con el Monstruo de Birán que corra a cenar con él en el Palacio de la Robolución, pero que no se justifique en los que califica de “gestos importantes y visibles”, y que no son más que una miserable administración de la tortura. Cualquier ministro español que se entreviste con Fidel Castro estaría traicionando a los 11.000.000 de rehenes de Esteban Dido. Sin embargo, Zapatero parece dispuesto a impedir que en un futuro los españoles sean respetados en Cuba. Con quien tiene que hablar el presidente de un gobierno democrático es con Biscet y con Raúl Rivero, no con sus torturadores.
 
En cualquier caso, hoy es un buen día para la disidencia. Celebramos que Martha haya sido excarcelada. Muchos de ustedes saben que sentimos una gran admiración por ella. Ahora -aún presa en la Cárcel-grande- sufrirá un poco menos. Está muy enferma. Todo lo que tenía que hacer en Cuba ya lo ha hecho. Es una de las indomables. Libertad Digital la entrevistó poco antes de entrar en prisión. Recuerden sólo una de sus repuestas: “La patria es de todos, lo que pasa es que los que han querido arrancarnos el derecho de ser dueños de nuestros destinos tienen gran poder. Pero esto no dura para siempre, no sólo por un problema físico, sino también por el cansancio del pueblo”. Dios bendiga a Martha, a Biscet, a Rivero y a todos a los que arriesgan su vida y su libertad por otros.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios