Menú

Un caso especialmente lamentable

0
Como muchos de ustedes saben, desde hace varios meses venimos denunciando el desamparo legal en el que se encuentran cerca de tres mil cubanos en España. A pesar de que se ha resuelto favorablemente el último caso del que les hemos informado, en modo alguno podemos sentirnos satisfechos. De muy poco han servido nuestras denuncias.
 
Hasta donde nosotros podemos saber, Estrella Herrera –funcionaria encargada de instruir los expedientes de los cubanos que solicitan regularizar su situación en nuestro país– rara vez emite un dictamen favorable. Aunque en una primera instancia es en la Oficina de Asilo y Refugio en donde ha de solicitarse el asilo político, el Ministerio del Interior tiene la potestad de conceder el humanitario. Sin embargo, ni uno ni otro conceden a los cubanos, lo que les impide obtener la residencia y el permiso de trabajo. España no les reconoce su condición de víctimas de una tiranía.
 
El caso de Odette Fondevila Alonso nos parece especialmente lamentable. Odette es hija de Orlando Fondevila, disidente cubano al que en su día se le otorgó el asilo político y que hoy es ciudadano español por ser hijo de gallegos. Sin embargo, de nada le ha servido a su hija ser hija y nieta de españoles, haber sido perseguida en Cuba después de que su padre se exiliara en España, o llevar más de 1 año y ocho meses en Madrid sin ocasionar el más mínimo problema y sin resultar una carga para el Estado.
 
A Odette le informaron hace seis meses de que se le negaba tanto el asilo político como el humanitario y de que tenía 15 días para abandonar nuestro país. De este modo tratan las autoridades españolas a los hijos de los españoles que intentan escapar de Fidel Castro. Odette no puede regresar a La Habana. La mafia comunista no le permite volver por haber permanecido fuera de la isla más de 11 meses y un día sin residir en el país donde se encuentra. En cualquier caso, aún en el supuesto de que se le permitiese regresar a la Prisión-grande, nada más pisar el aeropuerto la conducirían a Villa Marista para preguntarle por las actividades de su padre en Madrid. Los fiscales castristas han acusado a Orlando Fondevila de ser un “connotado terrorista al servicio de una potencia enemiga”.
 
Odette ha presentado un recurso de reposición que descansa en la mesa del secretario de Estado para la Inmigración. Su suerte antes dependía de Fidel Castro, hoy de Gonzalo Robles. Si obra en justicia tendrá que reconocerle su condición de víctima de una tiranía. A Odette Fondevila Alonso y a otros muchos como ella. Cientos de miles de españoles emigraron a Cuba y pudieron regularizar su situación y trabajar en la Isla. Es injustificable que en España se le niegue la residencia y el permiso de trabajo a un número relativamente pequeño de cubanos que intentan escapar de la más brutal de las tiranías que existen hoy en el mundo.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco