Menú

Alemania gusta y asusta

Reitero que Alemania gusta y asusta, y encima se permiten el lujo de que jueguen poco el habilidoso Marin, el talentoso Trochowski, el poderoso Toni Kroos, el cabeceador Kiessling y el polivalente Boateng. Ése es el banquillo, poco más que decir.

0

Es muy de mediocres escribir "ya les avise de la revolución de Alemania", pero es que creo que ha sido uno de los eventos que ha cambiado la historia antes de empezar el torneo. La presencia ya indiscutible de Ozil y Muller en el once germano hacen creer en ellos como candidatos, porque el resto de líneas equilibra sin duda la producción de fútbol.

Hay pequeñas dudas sobre Miroslav Klose que, aunque marcó, erró varias ocasiones claras. Sinceramente me parece algo injusto porque siempre ha estado en los grandes momentos de la "Mannschaft", pero es verdad que Cacau ofrece una velocidad más en el juego vertiginoso que le gusta a Low.

Otro recuperado en el mejor momento es Podolski. Después de todo el año sufriendo en el Colonia, parece que al liberarse de esa presión ha aparecido el futbolista que maravilló desde juveniles. Vertical, rápido, encarador y con mucho gol.

Reitero que Alemania gusta y asusta, y encima se permiten el lujo de que jueguen poco el habilidoso Marin, el talentoso Trochowski, el poderoso Toni Kroos, el cabeceador Kiessling y el polivalente Boateng. Ése es el banquillo, poco más que decir.

La Serbia de Antic fue castigada injustamente con dos errores puntuales: la roja de Lukovic y el inocente penalti de Kuzmanovic ante Ghana. Además, no hubo conexión entre Zigic y Pantelic. El resto de conceptos futbolísticos fueron más que aceptables, sobre todo en la transición de pelota y en la seguridad defensiva con una línea de las mejores del torneo con Ivanovic, Vidic, Subotic y Kolarov. Quizás hay que pedirle más liderazgo a Milos Krasic, que, aunque esté pegado en banda, tiene que llevar el peso del desequilibrio del equipo eslavo. Caso parecido el de Stankovic, que realizó un partido correcto, pero con esta camiseta tiene que jugar como mínimo notable porque su equipo lo necesita.

Los jugadores claves serán:

  • Manuel Neuer: En un Mundial marcado muchas veces por los porteros, tras la lesión del titular Adler, Neuer tiene una oportunidad de demostrar toda su categoría. Es irregular porque es capaz de hacer partidos impresionantes y cometer errores muy infantiles. Su buen rendimiento es necesario para el equipo teutón.
  • Milos Krasic: Quizás preocupado por si se cierra o no su fichaje por la Juventus, no disputó un primer partido a su nivel. Pero es, junto a Jesús Navas, el mejor extremo derecho del mundo. Es veloz, técnico, gran centro en carrera y parado, con llegada a gol, asiste por dentro, tira faltas y siempre que encara se va. Futbolista de los pies a la cabeza

Los jugadores a descubrir:

  • Sami Khedira: Alemania es curiosamente de los equipos con un menor promedio de partidos internacionales de sus jugadores en el once titular. Con menos de diez llega Khedira a ser una referencia en este torneo. Golpeado por sus problemas musculares no llegó al nivel bueno de hace dos años en el Stuttgart, pero aun así su equilibrio táctico, gran nivel defensivo en juego aéreo y su llegada le hacen indispensable.
  • Neven Subotic: Con muy buen criterio, Radomir Antic le convenció de jugar con Serbia, ya que por motivos familiares vivió en Estados Unidos (jugó en la selección sub 17 y sub 20 americana) y nació en Bosnia, así que podría jugar con los tres países en la absoluta. Lo tiene claro, aleja el peligro sin complicarse, atento, expeditivo, con decisión en sus acciones, no se compromete en las salidas. Desde el medio campo lanza en profundidad sobre el área rival sin precisión. Se anticipa en las segundas jugadas y en los rechaces. Saca el balón desde atrás mediante pases aéreos, salvando rivales. Tranquilo en sus posesiones, no se pone nervioso ante la presión. Manifiesta tener una buena lectura del juego destructivo, resolviendo con maestría.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios