Menú

Alemania: la revolución de los bajitos

No quiero parecer demasiado cruel, pero creo que Alemania con la lesión de Ballack tuvo que pasar prematuramente a un plan B que, para mi gusto, es un salto futbolístico.

0

Quien no ha dado alguna vez a un amigo, al que le acaba de dejar la novia, el consejo "perder es ganar". No quiero parecer demasiado cruel, pero creo que Alemania con la lesión de Ballack tuvo que pasar prematuramente a un plan B que, para mi gusto, es un salto futbolístico. Se ha producido la revolución de los pequeños (a lo Selección Española), dando una patada al manual histórico del fútbol teutón. La clave del equipo de Low pueden ser la velocidad y el talento de los mediapuntas: Ozil (año 88), Kroos (año 90), Marin (año 89) y Muller (año 89), quienes aún son demasiados inmaduros pero tienen la suficiente caradura para poder demostrar que es una generación campeona en la Absoluta, ya que en categorías inferiores han salido vencedores.

El indiscutible en la alineación quizás sea sólo Ozil, pero el resto seguro que va a salir a divertirnos desde el banquillo. Las otras líneas del equipo sí son más clásicas: centrales altos, laterales rápidos... Sólo tienen la única falta de un pivote destructor por antonomasia, una misión que esta vez tiene que ejercer Schweinsteiger sacrificándolo demasiado lejos del área. También hay dudas en la delantera donde Klose, Podolski y Gomez no han tenido su año, y donde parece que al seleccionador le va faltar algo de valentía para dar oportunidad a dos futbolistas que están en mejor forma pero tienen menos cartel como Cacau y Kiessling.

Australia toma como ejemplo a Inglaterra, a la que hemos visto en muchos momentos de su partido como, con Heskey y Crouch, utilizaba su clásica táctica "kick and run" (despejar y correr) buscando al delantero alto y la segunda jugada. Pues el país oceánico tiene sólo este estilo de juego e incluso es más británico que su propio colonizador. Correr, chocar, meter balones aéreos a Kennedy y, si con suerte el rechace le cae a Cahill que es el que más acierto tiene, conseguir marcar. Aunque hayan pasado al grupo asiático para evidenciar mayor competencia en su fase de clasificación, esto no ha surtido efecto porque ha sido cómoda, ya que los rivales no tenían su nivel físico. Pero creo que en el fútbol y en los grandes torneos, la pelota hay que darla redonda y no chocar tanto.

Los jugadores clave serán:

  • Piotr Trochowski: Es el jugador con clase, aparte de los nuevos talentos, que más necesita Alemania. Tiene pase interior, ritmo, mucho golpeo de fuera y siempre es competitivo. Por estar en el Hamburgo no llena demasiados titulares, por eso, la motivación de encontrar un reconocimiento, todavía no conseguido, puede ser un aliciente en su rendimiento. Low lo ha confirmado titular, lo que es el primer paso para coger los galones.
  • Tim Cahill: Es el mejor jugador de su país con diferencia. Marca goles en cualquier tipo de jugada a balón parado, ya que pese a no ser demasiado alto cabecea excelentemente y siempre sabe dónde cae el rechace. De madre samoana, padre inglés y descendencia irlandesa, eligió el fútbol pese a que su familia es todo rugby (3 primos suyos son profesionales). Su celebración boxeando contra el banderín del corner es un clásico de la Premier League.

Por otro lado, estos son los futbolistas a descubrir:

  • Mesut Ozil: Turco en sus orígenes, eligió la selección alemana pese a estar presionado por sus antepasados. Ahora le llega un gran torneo partiendo como titular de la "Mannschaft". Tiene todo para moverse en el frente del ataque: velocidad, conducción, desborde, regate imprevisible y además consigue goles llegando desde segunda línea. Puede confirmarse como crack y dejar de ser una promesa.
  • Nikita Rukavytsya: Es de las pocas apuestas de los "Soceroos" dentro de una selección muy veterana. Nació en Ucrania y con 14 años llegó a Australia. Delantero zurdo al que le gusta arrancar pegadito a la banda. Tiene velocidad y buen regate, aprovecha sus virtudes con el partido abierto y con espacios. Quizás le falta gol, pero es el punto diferente y joven en esta selección demasiado previsible.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios