Menú

Alemania, Austria y Bélgica

En Alemania la Educación para la Ciudadanía no es una asignatura independiente en las escuelas. Es una recomendación integrada en el currículum de varias asignaturas obligatorias.

0

Alemania

El concepto de "ciudadanía responsable"

El concepto de "educación para la ciudadanía" no resulta familiar en lengua alemana. Sí lo es el término "derechos y obligaciones civiles", que está recogido en la Grundgesetz, cuyo artículo 33 I dice: "todo alemán en cada Land tiene los mismos derechos civiles y obligaciones".

Principales orientaciones de la política educativa

La Ley Básica (equivalente a una Constitución federal) tiene muy pocas previsiones sobre cuestiones de educación, ciencia y cultura. Éstas se refieren a la libertad de fe y credo, la libre elección de profesión y la igualdad ante la ley y los derechos de los padres. Dado que es un Estado Federal, cada Land tiene la responsabilidad de su propia política educativa y cultural, aunque el sistema escolar está bajo la supervisión del Estado.

Así, por ejemplo en el Land de Westfalia del Norte, el artículo 1 de la Ley que ordena el sistema educativo reseña que "el respeto a Dios, el respeto a la dignidad del hombre y la buena voluntad para la acción social son los más distinguidos objetivos de la educación. Los jóvenes deben ser educados en el espíritu de humanidad, democracia y libertad, con los objetivos de tolerancia y respeto por las convicciones de los otros (...) Los jóvenes deberían ser capaces y estar dispuestos a servir a su comunidad, familia, profesión, las personas y el Estado."

Objetivos y contenido

En 1994 la Conferencia de Ministros de Educación y Cultura adoptó el documento Recomendaciones para Educación Primaria, donde se define la educación como un "proceso activo, abierto y para toda la vida por el cual las personas son entrenadas para participar en la vida social y cultural, a resolver problemas de forma apropiada, de acuerdo con principios democráticos, para actuar responsablemente, siendo conscientes de las consecuencias de los propios actos".

La Educación para la Ciudadanía no es una asignatura independiente en las escuelas. Es una recomendación integrada en el currículum de varias asignaturas obligatorias. En Primaria, los puntos señalados forman parte de la asignatura Geografía regional e instrucción básica científica y técnica. En Secundaria Superior e Inferior, ciudadanía está integrada como tema en varias asignaturas. En la mayoría de los Land los temas de la asignatura se llaman Estudios Sociales; en otros se llaman Estudios Comunitarios o simplemente Política. La instrucción política forma parte también de las lecciones de Historia.

La Educación Primaria se concentra en explicar el entorno inmediato del niño. Así, en Baviera, por ejemplo, los temas recogidos bajo el nombre de "vivir juntos" se concentran en la vida familiar, enseñando a los niños que vivir en una familia significa aceptar una cooperación responsable entre sus miembros.

La Enseñanza Secundaria Inferior, en el ejemplo del Land de Hesse, se refiere a estos temas en la asignatura de Estudios Sociales en el curso 7º con una duración total de 18 lecciones. Una unidad del currículum tiene el nombre de Democracia y participación política. En ella los estudiantes tienen que aprender sobre tareas y desafíos en el área de la comunidad, oportunidades de formación y participación política en su entorno, diferentes intereses y procedimientos para equilibrarlos, y la responsabilidad de cada individuo para con la comunidad. Todo ello, extraído del tema central Democracia, participación y derechos humanos. Lo que se pretende es plantear en definitiva la participación en política, y los estudiantes conocen este tema por su experiencia en la escuela (consejo escolar). La unidad combina el conocimiento de instituciones con temas de política local o de interés corriente (por ejemplo, educación vial). También hay temas de protección medioambiental.

En Secundaria Superior, hay tres grandes áreas en las que entran temas relacionados:

Ciencias Sociales (ej. Geografía, Historia, Filosofía, Estudios Políticos y Sociales, Economía); Idiomas, Literatura y Arte; Matemáticas, Ciencias Naturales y Tecnología.

Por ejemplo, en el Land de Baden-Württemberg, los estudios sociales en Secundaria Superior, incluyen una unidad denominada Instituciones políticas y procesos de desarrollo en la República Federal, con dos rótulos:

  • Participación política y democracia. Los alumnos deben conocer: la participación política institucionalizada como fuente de poder legítimo democrático; diferentes niveles de participación (Unión Europea, Estado Federal, Land, etc); la importancia de los medios de comunicación para la participación política; democracia representativa o plebiscitaria; la relación entre participación ciudadana, el coraje por las propias convicciones y el futuro de la democracia.
  • Control del poder político y procesos de decisión política. Los alumnos tienen que saber explicar la división de poderes y la democracia parlamentaria de la República Federal de acuerdo con las regulaciones de la Ley Básica; conocer los controles del poder político de acuerdo con la Ley Básica.

Participación paterna

De acuerdo con la Ley Básica (artículo 6, párrafo 2), el cuidado y educación de los niños es un derecho natural de los padres y un deber que primariamente les incumbe a ellos. No obstante, el Estado es el responsable de la escolarización de los niños, pero la legislación estatal que regula la educación de los niños en la escuela está limitada por los derechos paternos de criar a los hijos. Los Länder han de garantizar los derechos de participación en los consejos de padres. En ocasiones se llevan a cabo "contratos educativos" entre consejos escolares y padres, para mejorar los estándares de educación.

Evaluación

No hay una evaluación particular en relación a los temas concernientes a educación para la ciudadanía. Sin embargo, hay algunas formas de evaluación en relación al comportamiento social y la participación activa en la vida escolar, por ejemplo, diligencia, puntualidad, cooperación y trabajo en equipo, manejo de conflictos, perseverancia en el aprendizaje, etc.

La dimensión europea de la educación para la ciudadanía

En 1978, la Conferencia de Ministros formuló la resolución Europa en la clase, actualizada en 1990, tras la reunificación alemana. Considera que la escuela tiene la tarea de informar a los alumnos sobre Europa, y conseguir que las personas y países europeos sean conscientes del proceso de integración.

En orden a realizar esta dimensión europea, las escuelas deben despertar en los jóvenes la conciencia de su identidad europea, prepararles para asumir tareas como ciudadanos europeos y transmitir conocimientos e ideas sobre: diversidad geográfica de las regiones de Europa; estructuras políticas y sociales de Europa; la formación de las fuerzas históricas en Europa, el desarrollo de la visión europea del Derecho, el Estado y la libertad; la naturaleza multilingüe de Europa y su inherente riqueza cultural; la historia de la idea de Europa y sus intentos de integración desde 1945; las tareas y métodos de trabajo de las instituciones europeas.

Los valores básicos de la vida social, estatal e individual, a los cuales se dirigen los objetivos de enseñanza, deben ser vistos en su relación con la vida europea. Ello incluye: buena voluntad para el entendimiento, superando los prejuicios respecto a otros países, a la vez que se afirma la diversidad europea; una actitud de mente abierta hacia la cultura, que trasciende las fronteras a la vez que preserva la identidad cultural individual; apoyo a la libertad, la democracia, los derechos humanos, la justicia y la seguridad; el mantenimiento de la paz en Europa y en el mundo.

Austria

El concepto de ciudadanía responsable

No hay una definición específica de "ciudadanía responsable". La educación para la ciudadanía en Austria está basada en un concepto amplio que tiene los valores democráticos en sus raíces.

Principales orientaciones de la política educativa

La legislación básica sobre educación en Austria –la Schulorganisationsgesetz o Ley de Organización Escolar– recoge "las tareas de la escuela austriaca" en la sección 2, e identifica las siguientes:

  • Ayudar a desarrollar en los jóvenes una apropiada educación, de acuerdo con valores morales, religiosos y sociales, y con los valores de todo lo que es verdadero, bueno y bello.
  • Proporcionar a los jóvenes el conocimiento y las habilidades necesarias para la vida y su futura ocupación.
  • Educarles para adquirir conocimiento de forma independiente.
  • Educarles para ser sanos, respetuosos y miembros responsables de la sociedad y ciudadanos de la República democrática y federal.
  • Ser capaces de participar en la vida económica y cultural de Austria, de Europa y del mundo.

El Decreto que perfila la educación integral en el principio de la educación para la ciudadanía está basado en un amplio concepto de la política en línea con las recomendaciones del Consejo de Europa. La educación para la ciudadanía está primariamente definida en términos de educación política.

Objetivos y contenido

Abarca trece áreas: educación para la salud y el deporte; educación para la igualdad entre sexos; habilidad de medios de comunicación; educación en las bellas artes; educación cívica; aprendizaje intercultural; educación sexual; educación para la lectura; educación medioambiental; educación vial; educación económica; uso de nuevas tecnologías; habilidad para la vida laboral.

La educación para la ciudadanía, como un principio de educación integral en todos los años y tipos de escuela, puede ser puesta en práctica en asignaturas como Historia, Sociales, Religión, Idiomas, Geografía y Económicas.

Como no se enseña como una asignatura específica en Primaria, elementos de la misma se imparten transversalmente a través de la vida escolar.

En el curso 2002/03 se introdujo Historia y Estudios Sociales / Educación Cívica como una nueva asignatura obligatoria en el nivel de Secundaria Superior (15-18 años). Los principales objetivos de la educación para la ciudadanía están adaptados a un pensamiento paneuropeo y liberal y una conciencia austriaca democráticamente fundamentada.

El nuevo programa de educación para la ciudadanía tiene el objetivo de enseñar la clase de comportamiento que es apropiado en una sociedad democrática. Muestra que el objetivo es animar a tener un interés por la política y por la participación política, así como a identificarse con los valores democráticos y constitucionales.

Participación paterna

Los derechos de los padres individualmente considerados tanto como de los padres representados por asociaciones, son exactamente los mismos que los derechos de los alumnos. Igual que los representantes de los alumnos, las asociaciones de padres en las escuelas de Secundaria toman parte en el trabajo del comité escolar.

Las asociaciones de padres están organizadas según derecho privado, por lo que se les aplican las leyes relativas a las asociaciones, y se financian con las contribuciones de sus miembros. De acuerdo con la ley, los directores de escuelas tienen el deber de animar la creación y funcionamiento de estas organizaciones de padres.

Evaluación

No hay para los alumnos una evaluación especial sobre ciudadanía, de forma que los estudiantes tienen que demostrar su conocimiento en los exámenes de las demás asignaturas.

Dimensión europea

La dimensión europea forma parte de la educación para la ciudadanía. El decreto ministerial sobre Educación Cívica en Austria se refiere a "educación sobre pensamiento europeo en general". Es esencial construir la conciencia democráticamente enraizada de ser austriacos, así como europeos. De acuerdo con este principio educativo, se tiende a que los currículos de todas las escuelas den intensa consideración al proceso de integración europeo y al papel de Austria en la Unión.

Bélgica (comunidad francesa)

Concepto de ciudadanía responsable

El decreto Missions adoptado en 1997 dispone los objetivos básicos de la educación obligatoria. El artículo 6 del decreto identifica cuatro grandes objetivos, el primero de los cuales es "preparar a todos los alumnos a ser ciudadanos responsables, capaces de contribuir al desarrollo de una sociedad democrática, pluralista y abierta a otras culturas", y "conducir a los alumnos a que realicen una contribución activa a la vida económica, social y cultural".

Principales orientaciones de la política educativa

Bajo el decreto Missions, la competencia ciudadana debería adquirirse mediante lecciones, otras actividades educativas, y con el estilo de vida diaria del centro escolar. Para este propósito, cada escuela debería educar a sus alumnos en el respeto a la personalidad y convicciones de los otros, rechazar el uso de la violencia física o moral, y desarrollar en su interior prácticas de ciudadanía democrática responsable (artículo 8).

El currículum debe estar especialmente adaptado a "la transmisión de todos los aspectos de la herencia cultural y al descubrimiento de otras culturas que pueden ayudar a construir la sociedad; asegurarse de que los eventos que ayudan a mejorar nuestro entendimiento del pasado y el presente son debidamente recordados, con vistas a nutrir el compromiso personal y colectivo con los ideales subyacentes en la democracia; entender el entorno social y la Historia, y las causas y consecuencias de la unificación europea; entender el sistema político belga." (Artículo 9)

La Charte de l’enseignement officiel establece que "en sus actividades diarias, las escuelas del sector público animarán a la transparencia, al diálogo y a la práctica de una activa y responsable ciudadanía, en una palabra, a la democracia".

De acuerdo con la constitución belga, la educación administrada directamente por la comunidad francesa debe ser ideológicamente neutral. Un decreto, inspirado extensamente por las convenciones internacionales de derechos humanos y de derechos de los niños, recomienda la objetividad mayor posible, la búsqueda de la verdad, la aceptación de diferencias y la preparación de las personas para su papel como ciudadanos responsables en una sociedad plural. Hace énfasis en la necesidad de respetar las libertades y derechos fundamentales.

En cuanto a los colegios subvencionados (administrados por las provincias o los municipios), las líneas principales se expresan igualmente en términos de valores humanísticos y democráticos. Rechazan cualquier forma de adoctrinamiento y de actitudes que tiendan a la pasividad o ausencia de compromiso. Desde el decreto de diciembre de 2003, el principio de neutralidad se ha extendido a la totalidad del sector público subvencionado.

La educación de ciudadanos es también un tema subrayado en la estrategia de la denominada educación católica (virtualmente, todas las escuelas privadas subvencionadas están administradas por instituciones católicas). "Las escuelas (católicas) buscarán el desarrollo de personas que lleguen a ser ciudadanos de su región, país, Europa y el mundo, en una sociedad democrática, enraizada en el respeto por los derechos humanos."

Objetivos y contenido

"Ciudadanía" constituye tanto un tema transversal, aprendido mediante experiencias de práctica democrática en el aula, como un tema incorporado a diversas asignaturas. Por ejemplo, en Primaria y Secundaria tienen lecciones en Religión y Ética, que son susceptibles de cubrir ciertos conceptos relacionados con ciudadanía.

En Primaria hay una introducción a la cultura política en varias asignaturas, por ejemplo, Idiomas, Arte, introducción a Geografía e Historia, etc., que están en relación con diversidad cultural. Las capacidades de pensar críticamente y de asumir responsabilidades están entre las habilidades que se tienen que desarrollar en muchas asignaturas. Esto incluye, por ejemplo, en Idiomas, promover la conciencia de la propia cultura y situarla en relación a otras; promover el estudio de idiomas extranjeros es un factor de integración europea. Otras habilidades pueden ser: entender y comentar críticamente las noticias de los medios, expresar y justificar las propias preferencias, adoptar una visión crítica hacia las consecuencias del desarrollo científico y tecnológico. Ello se hace en Educación Artística, Introducción a la Ciencia... Más directamente implicadas están las asignaturas de Historia y Geografía. Otro medio de despertar la conciencia sobre la ciudadanía es animar la participación activa y la respuesta ante cuestiones éticas, políticas y sociales, mediante –por ejemplo– la ideación y ejecución de proyectos solidarios.

En Educación Secundaria hay varias asignaturas que aportan educación cívica: Geografía, Historia, Idiomas y Ciencias. La cultura política se adquiere a través de la enseñanza del sistema legal; los conceptos de derechos y deberes; la diferencia entre los sistemas democráticos, autoritarios, nacionalistas, federalistas, etc.; relación entre Religión y sociedad civil (Historia). También mediante patrones de organización sociales y geopolíticos (Geografía), formas de competencia sociocultural, la riqueza de otras culturas (Idiomas). La enseñanza de las Ciencias aporta cultura política enseñando el punto de vista de la ecología, la identificación de problemas éticos ligados al desarrollo y la investigación, etc.

La habilidad de pensar críticamente y de asumir responsabilidades se subraya en Historia y Ciencias. Se debe hacer especial énfasis en la honestidad intelectual, un apropiado balance entre apertura de mente y escepticismo, curiosidad intelectual, etc. También hay aspectos de ciudadanía en otras asignaturas optativas, como Latín o Griego, que proveen a los alumnos perspectiva europea y universal.

Participación paterna

El decreto Missions reconoce dos federaciones de asociaciones de padres: FAPEO (federación de asociaciones de padres de la enseñanza oficial), que representa a los padres de colegios públicos y UFAPEC (unión de federaciones de asociaciones de padres de la enseñanza católica), que representa a los padres de colegios dirigidos por instituciones católicas. El decreto les asigna la capacidad de elegir a los padres representantes en el consejo consultivo escolar. En 2002, tanto FAPEO como UFAPEC como la Liga de las Familias llevaron a cabo una campaña conjunta denominada Las escuelas dan la bienvenida a los padres como amigos.

Evaluación

No hay una evaluación específica de los alumnos sobre educación para la ciudadanía. Cuando una asignatura toca ciertas áreas de conocimiento en el campo de la ciudadanía, esas áreas son evaluadas como cualquier otra. Cuando se trata más de una cuestión de actitudes, debe hacerse notar que éstas no deben ser el foco de la evaluación.

Dimensión europea de la Educación para la Ciudadanía

La política educativa del país no tiene establecida una distinción entre ciudadanía europea y nacional. La dimensión europea de la ciudadanía es referida en los documentos oficiales y los currículum así como en iniciativas llevadas a cabo por las escuelas. Los aspectos relacionados con la dimensión europea recogidos en las competencias finales y conocimientos que deben ser adquiridos en Secundaria, incluyen las instituciones europeas e internacionales, así como aspectos de cooperación europea e internacional.

Bélgica (comunidad alemana)

Concepto de ciudadanía responsable

No existe una definición formal de ciudadanía en la comunidad germano-parlante de Bélgica. Sin embargo, algunos textos legales pueden proveer alguna definición de bürgersinn (espíritu que anima lo público o ciudadanía responsable).

Principales orientaciones de la política educativa:

El decreto de agosto 1998 al respecto señala que "toda actividad educativa debe estar basada en el reconocimiento y el respeto por la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Convención Europea para la Protección de los Derechos Humanos y Libertades Fundamentales". Y que las relaciones entre los Estados y las personas "deben estar basadas en los principios de justicia, solidaridad, tolerancia e igualdad de género". "Las escuelas deberán enseñar a los alumnos a respetar a los demás y a asumir responsabilidades hacia el entorno y la naturaleza". Las escuelas procurarán que los alumnos desarrollen un sentido del bien común y un entendimiento sobre las prácticas fundamentales de la democracia, estimulando su interés en cuestiones sociales, políticas, culturales y económicas". "Las escuelas enseñarán a los alumnos a estar abiertos a la cultura y a la ciencia y a respetar la Religión y las creencias ideológicas de los demás".

Objetivos y contenido

Desde el curso 2006-07, las cuestiones relacionadas con Ciudadanía en Primaria no son más que aspectos transversales cuyo objetivo es mostrar a los alumnos que derechos y obligaciones están intrínsecamente relacionados y se basan en las leyes y las Instituciones.

En Secundaria no hay clases específicas de Ciudadanía, pero el concepto y ciertos aspectos relacionados (por ejemplo, seguridad vial) están integrados dentro de varias asignaturas, incluyendo Religión o Ética no confesional, Historia, Geografía, Económicas, Ley Civil, Ciencias Sociales e Idiomas Extranjeros.

Un módulo impartido durante la 3ª etapa de Secundaria trata temas de política filosófica y reflexiona sobre el concepto de democracia en términos de los derechos y obligaciones que expresa. Este módulo también toca temas éticos, legales y políticos, primero considerando la democracia como un ideal filosófico, y luego tratando de imaginar posibles formas de desviación de este ideal.

Dentro del currículum de Historiahay temas como "sistemas democráticos vs. autoritarios", "ciudadanos: derechos y obligaciones". Algunos temas están directamente relacionados con Educación para la Ciudadanía. Durante los dos primeros años de Secundaria, las relaciones sociales son tratadas en varios temas (cómo se organizan; sumisión, dominación y exclusión; solidaridad). Durante el 4º año, los alumnos analizan las fundaciones de una nueva sociedad, como parte de "revolución liberal y nacional"; oposición al absolutismo; Derechos Humanos y democracia: tres textos clave (el prólogo de la Declaración de Independencia Americana, la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789, y la Constitución Belga de 1831). Durante el 5º año se enseña un módulo titulado "El mundo y el Imperialismo Industrial durante el siglo XIX", en el que se analiza el colonialismo y sus formas de dominación. Hay otro módulo titulado "Geopolítica en Europa a partir de 1945", que analiza la Guerra Fría y el tema denominado "de la Europa de los cementerios a la Europa sin fronteras"; se estudia el caso federal belga como ejemplo de democracia.

El currículum de Geografía también ofrece temas de cultura política. En cuanto a Ciencias, "prestan un papel fundamental en educar a los jóvenes, porque desarrolla su habilidad de evaluar no sólo los resultados sino también los métodos usados para obtenerlos, y les enseña además a trabajar en grupo.

En Económicasse incluye un módulo sobre Ley Civil, que enseña el marco judicial de la sociedad belga y sus principios, y les familiariza con el vocabulario y los mecanismos legales.

El currículum de Ciencias Sociales pretende "despertar en los alumnos conciencia del fenómeno social, y analizarlo para tener una percepción de la realidad más objetiva. Se incluye también unos módulos titulados "la familia" e "inmigración en Bélgica".

El currículum de Idiomas Extranjeros juega un importante papel en Educación para la Ciudadanía, porque favorece la comunicación intercultural.

En conjunto, se pretende que adquieran las siguientes competencias:

  • Familiarizarse con los Derechos Fundamentales del hombre y la Convención de los Derechos del Niño.
  • Habilidad para reconocer violaciones de los derechos humanos.
  • Habilidad para reconocer prejuicios y discriminación.
  • Habilidad para adoptar una actitud crítica sobre cómo se discuten los Derechos Humanos en los medios de comunicación.
  • Habilidad para distinguir entre derechos y obligaciones, entender por qué constituyen las "reglas del juego".
  • Habilidad para distinguir y respetar las opiniones de grupos mayoritarios vs minoritarios; resolución de conflictos sin recurrir a la violencia.

Participación paterna

Los padres de alumnos son libres de asociarse y elegir representantes, y mediante el Consejo pedagógico, se involucran en la vida escolar.

Evaluación

Al ser temas transversales en Primaria, no hay evaluación propiamente dicha. En Secundaria, donde varios cursos cubren ciertos temas que pertenecen a Educación para la Ciudadanía, éstos son evaluados del mismo modo que los otros temas.

Dimensión europea de la Educación para la Ciudadanía

Aunque no se hace una distinción específica entre la dimensión europea y la nacional, sí se hacen algunas menciones específicas: en 6º de Primaria el tema de la unificación europea se trata en el currículum de Historia. El de Geografía también da idea de otros aspectos geopolíticos y económicos de la Unión. Y los Idiomas (Alemán) ofrece una visión a través de la Literatura. En Secundaria se trata la dimensión europea a través de Historia (Geopolítica europea desde 1945, fases de la construcción europea,...), Económicas, que es una asignatura opcional, y Geografía (la migración interna en la UE, regiones belgas, el Estado Federal y la Unión Europea...).

Nota: Los datos se han obtenido del informe de Eurydice Citizenship education at school in Europe.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation