Menú

Gabilondo para la ciudadanía

Victoria Llopis

Gabilondo, en sus reuniones de precampaña, siempre usaba papel reciclado, discutía si había que mencionar también "todas" cuando se hablaba de "todos" y usaba mucha fraseología de cuño vacuamente progre. (Volver)
monele dijo el día 8 de Abril de 2009 a las 14:40:54:

El ciudadano que ha sido nombrado ayer Ministro de la cosa , despues de las manifestaciones colgadas en la página de UGT ,tal como se relata ,no es que dé la impresión de progre demagogo, ni de atildado manoseador del idioma , ni tan siquiera espectador del variado mundo que le rodea,variopinto, y no sólo caballo de su cuadra es uno de esos perseguidores que tarde o temprano lamentaremos.

Y¿con estos bueyes vamos a arar?

paserifo dijo el día 8 de Abril de 2009 a las 12:58:14:

No sé para qué han fichado a este señor. Si es sólo para ejecutar las órdenes del partido, no sé si se va a plegar, o si, aceptándolas, va a ser capaz de llevarlas a buen término, sea el que sea.

Lo del gran pacto por la educación es algo que suena muy bien pero que está fuera de lugar, toda vez que siendo ellos los máximos responsables del desastre actual, no son ellos quienes deberían proponerlo: lo suyo sería que hubiera un cambio de gobierno tras una elecciones generales, y que el nuevo gobierno llamara a los del PSOE a capítulo para el pacto.

Negociar implica ceder algunas cosas para ganar otras. Yo creo que sería bueno diferenciar ya a los doce años a los chavales que van a ir a la FP y a los chavales que van a ir a la Universidad, sin perjuicio de que posteriormente un chaval de dieciséis o dieciocho decida que quiere ir a la Universidad. También creo que la separación por sexos y por aptitudes puede ser buena en muchos casos. También creo que hay que mejorar el estatus profesional y laboral de los profesores de primaria y secundaria: habría que despedir a los que no valen, a los que se han pasado de vueltas o son irrecuperables, y mejorar el salario y aumentar el poder y la capacidad de acción de los profesores que sí conocen su oficio.

En mi opinión, el problema de la FP en España es que se considera como un castigo, como la segunda división, como algo peor ¿y quién quiere algo malo para sus hijos? ¿qué adolescente quiere algo malo, pudiendo ir a la Universidad con sus amigos, a jucgar a la pocha, a no estudiar, a perder el tiempo y el dinero de sus padres, etcétera? La universidad supone, para mucha gente, una ampliación de la infancia o de la primera adolescencia. Y esto podría corregirse, creo yo, explicando cómo funciona el mundo, cómo funcionan las empresas, el Gobierno, el dinero, el trabajo, etcétera, a los doce años, cuando las personas aún no están echadas a perder del todo.

Ya hay dos generaciones perdidas. Dos generaciones de las que difícilmente saldrán buenos escritores, o buenos periodistas, o buenos médicos o profesores. La generación anterior deberá permanecer más años trabajando para asegurarse de que dejan en buenas manos el negocio. Y con esta perspectiva tan aciaga, todavía estamos perdiendo el tiempo con manipulaciones de la Moral que ya deberían estar resueltas.

Esto es trágico, Victoria. Como dice García Domínguez, dan ganas de exiliarse a Suiza.

Salud y adiós.

« 1 »