Menú

Adidas patrocina la transición que viene

Siempre ha mantenido su barba, esa que prometió afeitarse sólo cuando el pueblo cubano fuera feliz, única promesa que ha cumplido tras 47 años con el poder absoluto.

0

¡Ya empezó la transición en Cuba! ¿Alguien lo duda? Pues miren al Comandante en Jefe con un chándal marca Adidas, una de las marcas más boicoteadas por la izquierda más radical, la que más admira al gobernante cubano. Así, con ella puesta, ha reaparecido el dictador cubano ante los medios oficiales cubanos; las fotografías se han divulgado profusamente por todo el mundo a través de los medios internacionales. Aparte de una operación gastrointestinal, ¿fue acaso sometido a la extirpación de la "conciencia social", término muy utilizado por buena parte de la izquierda, esa que se autodenomina anti-consumista, anti-globalizadora, anti-capitalista y que ataca y llama a boicots contra las principales multinacionales y marcas norteamericanas y europeas?

Castro es uno de los tiranos que más valor le ha dado a lo simbólico. En muy contadas ocasiones ha aparecido en público con algo diferente a su habitual uniforme verde olivo, y siempre ha mantenido su barba, esa que prometió afeitarse sólo cuando el pueblo cubano fuera feliz, única promesa que ha cumplido tras 47 años con el poder absoluto.

¿Qué mensaje quiere dar con esa propaganda? Una publicidad por la que pagan a futbolistas como Beckham unos cuantos millones de euros y que él, al parecer, hace gratis. ¿O fue un error? Si quería aparentar fortaleza y deportividad por qué no utilizar algún uniforme de algún equipo deportista cubano, uno que fuera "revolucionario", no uno del "enemigo" capitalista.

Creativo para el embuste, y consumista acérrimo de productos capitalistas que no permite al cubano; ese es Castro. Fidel hasta ahora disfrutaba de las marcas y los productos de las multinacionales norteamericanas y europeas con mucha discreción. Adidas parece ser una de sus marcas preferidas. Quizás porque una de las características de la marca deportiva europea Adidas es poseer un espíritu innovador que la ha llevado al éxito, algo muy diferente a lo que ha logrado el dictador en 47 años para su pueblo, si es que alguna vez lo ha pretendido. Una de las recientes creaciones de la multinacional fue la de su primer calzado computarizado llamado "Adidas 1": una zapatilla de tan sólo 40 gramos que tiene un microchip bajo el arco del pie, capaz de realizar cinco millones de cálculos por segundo para asegurarse de que no está demasiado suelta o apretada. Cada segundo, el sensor que se encuentra en el talón realiza una lectura del terreno y del ritmo que sigue el deportista, mientras que el chip lleva a cabo los consiguientes cálculos para ajustarlo al peso. Es, cómo señalan los responsables de la firma, el "primer zapato que puede pensar por sí mismo y hacer algo al respecto", algo que no le representa a Castro un problema mientras siga siendo un zapato y siempre esté "a sus pies".

Realmente, no sería un mal consejo para los seguidores y responsables junto a los hermanos Castro de la desdicha cubana, siguieran el mismo ejemplo que su Jefe. Se provean de la mejor zapatilla y de la mejor ropa deportiva para correr con confianza. Si la esperanza se transforma en hecho y si es la justicia y no el olvido, la libertad y no el engaño, lo que se prevé ocurra tras la muerte del dictador y, sobre todo, tras comprobarse la incapacidad de su hermano menor de asumir el poder, es mejor ya vayan pidiéndole visa a Chávez, Zapatero, y demás amigos para no afrontar las consecuencias de una Cuba que regresará a la democracia pronto.

Castro, vistiéndose con la marca Adidas, muere ideológicamente, por lo menos para los que aún pensaban tenía alguna y para los que defienden los boicots contra las grandes multinacionales. La mentira y el cinismo al descubierto por un error de sus asesores de imagen (si tiene alguno) y de él mismo, lo hacen morir a ojos de muchos de sus antiguos y extremistas seguidores. Una primera muerte que anuncia la definitiva y esperanzadora.

Mientras, ahí está, en una habitación acondicionada, y con todas las comodidades que le ha negado a su pueblo, el ejemplo para cientos de miles de luchadores anticapitalistas, el ejemplo de terroristas con ideología de izquierdas, el héroe que mejor los representa, el que mueve a algunos intelectuales a firmar y pedir con lágrimas por su salud. Lágrimas que sólo pueden correr por cloacas apestosas de podredumbre moral. Una lágrima por un tirano es eso, una defecación. Las lágrimas puras y limpias que siempre sobrarán para las víctimas nunca saldrán por un asesino.

P.D.: Falta un buen consejo para los máximos responsables de tanta injusticia que ha soportado y soportan los cubanos: tengan baterías de litio de repuesto, pues las que llevan las zapatillas Adidas se agotan a las 100 horas de uso.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco