Menú
Zoé Valdés

La actriz española mejor vestida opina

Penélope Cruz será la actriz española mejor vestida, pero no es ni remotamente la más inteligente.

Zoé Valdés
0

La oscarizada Penélope Cruz, una de las actrices españolas mejor vestidas, ha opinado que lo que está haciendo el actual gobierno español es tremendo. "Las decisiones de este gobierno son escalofriantes", ha declarado.

Estoy de acuerdo. Con lo que no estoy de acuerdo, sin embargo, es con que opine ahora y se quedara tan calladita cuando el gobierno del socialista Zapatero estaba tomando decisiones peores, y hundiendo a España en el atolladero en que la encontró el gobierno de centroderecha de Rajoy.

Penélope Cruz es una excelente muchacha, que ha trabajado desde muy joven, y su esfuerzo para llegar a donde ha llegado es innegable. Estuvimos a punto de trabajar juntas en un proyecto de Bigas Luna, incluso hablé con ella un par de veces por teléfono, y es una mujer exquisita y de buenos sentimientos, creo yo.

Es una mujer tan exquisita, que su sofisticación es lo que le ha valido lucir en la lista de las mejor vestidas del mundo. Ha lucido trajes de diseñadores lujosos, y ella ha sabido rendirles homenaje vistiéndolos a su vez con su presencia.

Su exquisitez rozó la hipocresía cuando decidió parir a su hijo en el hospital Cedars Sinai de Los Ángeles, uno de los más caros de Estados Unidos. Pero cada cual es libre de parir donde le dé la real gana, sobre todo cuando uno gana los millones que gana Penélope Cruz –así como el padre de la criatura, Javier Bardem– por las películas y publicidades que hace. Sea como fuere, lo cierto es que su hijo es americano de nacimiento, y me imagino que español por vínculo sanguíneo materno y paterno; pero en España no nació, eso sí que no.

Hará unos días, en la Feria del Libro de Lawrence, Massachusetts, una señora del público me preguntó, durante la conferencia de clausura, si mi compromiso social y político no echaba a perder mi literatura. Pregunta que seguramente no le haría a Mario Benedetti o a José Saramago, si estuviesen vivos, o a Eduardo Galeano y a Luis Sepúlveda, entre otros. Para este tipo de gente de la izquierda, el único compromiso que engalana con honores la literatura, y que para nada la pervierte, es el compromiso con la izquierda y con los comunistas, lo que para nada significa comprometerse con la justicia, la libertad y la democracia.

Hasta ahora hemos visto todo lo contrario: si eres de izquierda tienes mayor acceso a Hollywood, a las editoriales privilegiadas, a los medios más importantes. Ni siquiera puedes atreverte a decir lo que Václav Havel; él decía que no era de izquierdas ni de derechas, que él se debía a la libertad, a la justicia, a la democracia. Y yo digo lo mismo, y añado: al arte, a la vida. Porque si te atreves a afirmarlo te podrían colgar viva, o quemarte en la hoguera, que es lo mismo que desaparecerte.

Resulta curioso que Cruz ni siquiera mencione, en medio de su crítica, que buena culpa de lo que está sucediendo hoy en España la tienen Zapatero y su gobierno, que fueron los que destruyeron el país económica y políticamente. Del mismo modo que algunos se arrogan el derecho de escribir y afirmar que la culpa de que Fidel Castro llegara al poder la tuvo Batista. Es lo más fácil, sin duda alguna.

Es una pena que las opiniones de actrices como Penélope Cruz sean más oídas que las opiniones de los analistas políticos, de los economistas y de los escritores españoles. Sobre todo porque Cruz será la mejor vestida, pero no es ni remotamente la más inteligente.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot