Menú

Fórmula Uno

0
Como sucede todos los años, los aficionados de la Fórmula Uno empiezan el mes de marzo con la expectativa de una nueva temporada. Y como ha sucedido en los últimos años, lo hacen esperando que esta vez sí haya más competencia, cosa que no ha ocurrido en los últimos años por la enorme superioridad de la combinación entre Schumacher y Ferrari. La temporada llega con novedades, de pilotos, de tecnología y de calendario.
 
Fernando Alonso es uno de los pilotos que están llamados a dar mayor guerra al alemán gracias a una buena evolución del nuevo Renault R25. Aunque también hay otros, como su propio compañero en la escudería francesa, el italiano Giancarlo Fisichella. McLaren y Bar-Honda son las otras escuderías que gracias a unos buenos tests invernales –y al enorme talento de sus pilotos– estarán en lo más alto. Williams es una incógnita mientras Toyota podría demostrar los grandes avances que ha experimentado en los últimos meses.
 
 

   NOVEDADES DE LA TEMPORADA

La FIA ha introducido para este año un nuevo reglamento para intentar dos cosas: mejorar la competición igualando el rendimiento de los coches (traducido en la pérdida de dos o tres segundos por vuelta) y bajar los presupuestos de las escuderías para evitar la desaparición de algunas de las más "pobres". Para esto, entre otras cosas, se ha implementado la obligación de que el motor dure dos GP y un juego de neumáticos lo haga durante toda una carrera. Sin embargo, como siempre suele suceder, los técnicos de los equipos han trabajado a destajo y no han sentido estos cambios gracias a nuevas tecnologías.

 
Este año tendremos aún más carreras. Después de haber incluido a Malasia, China o Bahrein en los últimos años, con la entrada del GP de Turquía (19 de agosto), Bernie Ecclestone intenta internacionalizar aún más la F1 y atraer –obviamente– mayores ingresos. Por esa misma razón tendremos a pilotos como el indio Narain Karthikeyan, llegado de la World Series. Este, acompañado por otros "nuevos" como el portugués Tiago Monteiro, el holandés Christijan Albers y el austriaco Patrick Friesacher a bordo de los muy débiles Jordan y Minardi, serán más un obstáculo que un aporte a la competición. Una verdadera pena considerando que como pilotos de prueba hay gente mucho más capacitada como Marc Gené (Ferrari) o Pedro Martínez de la Rosa (McLaren-Mercedes).
 
"Veterano" o no, Michael Schumacher es el gran favorito para repetir triunfos. Pero este podría ser también el año de Alonso. Su Renault con el nuevo chasis R25 y el motor RS25 V10 aporta la potencia necesaria para estar en lo más arriba, superando los 900 caballos. Ha demostrado fiabilidad durante las pruebas invernales y los neumáticos Michelin se han adaptado (al igual que los Bridgestone) de buena manera al nuevo reglamento. Pero no sólo tendrá a su lado a Schumacher. Este año, esperemos, el Mundial será cuestión de más pilotos. No hay que descartar a Barrichello aunque la imagen de Schumi es siempre muy fuerte. Los que lucharán con el español son los talentosos Juan Pablo Montoya, Kimi Raikkonen, Jenson Button e incluso el agresivo Takuma Sato. Webber tendrá que superar sus problemas con el nuevo Williams para luchar por los primeros puestos, pero será cuestión de tiempo a juzgar por la capacidad para sobreponerse a los problemas de los ingenieros Patrick Head y Mario Theissen.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios