Menú

El PP paga a sus asesinos

Pobre PP, tan lejos de sus bases y tan cerca de la Rodríguez-Salmones (o añada aquí al cristobita de la cultura que prefiera). Lamento lo de su valentía, señor portavoz de cultura del PP andaluz. No le llevará a nada bueno en el PP.

0

Un valiente de entre la borregada (cuando no ratuscada de gris pelaje) que compone mayoritariamente los staffs periféricos del PP, por fin un hombre honrado, que hubiese dicho el difunto Chumy Chúmez, un tal Antonio Garrido, portavoz de cultura del PP andaluz, ha dicho, en relación a la celebración de los premios Goya de cine y los Max de teatro, que se esperaba las críticas de estos cristobitas de la cultura. "Veo muy bien y muy coherente que critiquen al PP porque son estómagos agradecidos que viven de las subvenciones, aunque el problema está en que estas subvenciones se pagan con el dinero de todos los ciudadanos, voten al PP o al PSOE", según Garrido, portavoz de cultura del PP andaluz. Pues felicito al señor Garrido, portavoz de cultura del PP andaluz, por su arrojo, del todo inusual en el PP, y aquí se acaban las felicitaciones.

Porque no señor, señor Garrido. El problema no es, en absoluto, que los cristobitas de la cultura que critican al PP porque quieren que desaparezca de la vida política al igual que piden disolver a los obispos sean estómagos agradecidos que viven de las subvenciones pagadas con dinero de todos los ciudadanos, voten al PP o al PSOE. El problema es, señor Garrido, portavoz de cultura del PP andaluz, que fue el PP quien les pagó más que nunca lo había hecho el PSOE a esos señores cuando ganó las elecciones. Lo siguió haciendo una vez las hubo perdido pero siguió gobernando en provincias. Y sigue ahora que aspira a volver a ganar y continuará haciéndolo después que efectivamente lo haga, si es que para entonces los cristobitas no han disuelto su partido, el suyo, el PP.

Ese es el problema que ha sido, es y no le quepa a usted la menor (añada aquí el adminículo que prefiera, señor Garrido) que será. El problema, el problemón, el enervante armagedón para el PP es que no sólo han pagado y además munificientemente las innecesariedades de los estómagos que tanto tendrían que agradecerles, sino que no tienen la más mínima intención de no continuar sufragándolos. La realidad, la vergonzante realidad, la espeluznante realidad es que los gobiernos autonómicos o locales del PP, desde que Rajoy perdió las elecciones hace cuatro años, no sólo no retiraron las subvenciones a los estómagos escasamente agradecidos, sino que las redoblaron con renovada furia desde todos los departamentos, no sólo los que dependen de Cultura, a ver si así se lo agradecían, que tampoco. Esa es la verdad, que diría Luis María Anson. Esa y no otra, señor Garrido, como usted estará perfectamente informado dada la responsabilidad que ocupa.

El problema es, y no pretendo afearle nada ya que tal y como está el turumaje en el PP es para ponerle a usted sobre un pedestal, que en su partido hay demasiado socialista convicto aunque no confeso y fuera de él demasiado aparato digestivo imposible de rellenar. El problema (que no se va a solucionar precisamente porque el PP está encantado con él, o sea, que no es problema) es que hay televisiones autonómicas creadas y mantenidas por gobiernos del PP y que confiscan auténticos perús y platares a todos los ciudadanos, pero sólo para pagar a los enemigos del PP, cuyos estómagos no terminan de agradecer ni los buenos días, los tíos. Otro día daré datos muy concretos. Pobre PP, tan lejos de sus bases y tan cerca de la Rodríguez-Salmones (o añada aquí al cristobita de la cultura que prefiera). Lamento lo de su valentía, señor portavoz de cultura del PP andaluz. No le llevará a nada bueno en el PP. Abandónela ahora que aún está a tiempo y prepare nuestras perras para todos esos estómagos que le esperan a su puerta.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios