Menú

Aguirre: "¿Quién dio el chivatazo a ETA, Rubalcaba o Zapatero?"

Aguirre ha hecho un balance demoledor del 2010, y ha repasado todos los palos de la actualidad, incluido el escándalo del chivatazo a ETA. "¿Quién lo dio, Rubalcaba o Zapatero?", se preguntó, no sin recordar la "obsesión" del presidente por la tregua-trampa. Reclamó "pico y pala" para ganar las elecciones.

0

Una a una, Esperanza Aguirre ha recordado las erróneas políticas del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero en este 2010 que ahora termina para llegar a la conclusión de que es necesario un "urgentísimo cambio político radical". "En España decir socialismo es decir desempleo", sentenció la presidenta de la Comunidad, que no excluyó de su discurso los otros muchos problemas que azotan al país además del económico.

Especialmente contundente fue al exigir explicaciones sobre el escándalo del chivatazo a ETA. "¿Quién lo dio, Rubalcaba o Zapatero?", se preguntó, para a renglón seguido añadir que "no es noticia que Rubalcaba no decía la verdad" pero lo que ha que descubrir es si "mentía él sólo o de acuerdo con Zapatero".

Y es que, insistió Aguirre, el presidente "estaba obsesionado" con la tregua-trampa declarada por la banda de pistoleros. "La realidad es tozuda", afirmó, en forma de amenaza.

Zapatero y Rubalcaba fueron, en tiempo y en efusividad, los grandes protagonistas de su discurso. "Sus errores han sido tan graves que ya ni tan siquiera les pueden apoyar sus potentísimos medios de propaganda", aseveró, recibiendo la ovación de decenas de militantes y simpatizantes reunidos en la tradicional cena de Navidad del PP de Madrid, celebrada en Alcorcón, a la que también asistió Mariano Rajoy y Alberto Ruiz Gallardón.

"Nunca han sido de fiar" aseguró, sobre el presidente y su número dos, en otro momento de su intervención. Sin embargo, la jefa del Ejecutivo autonómico también denunció las "amenazas" de Marruecos a territorio patrio o "el apoyo" del Ejecutivo al régimen deCastro.

"Hemos bajado a la segunda división mundial", se lamentó, a la par que defendió que España sea aliada de Estados Unidos, "el país que más ha hecho por la libertad".

Una forma de actuar, constató, que ha provocado una brusca bajada del PSOE en intención de voto. Ahora bien, Aguirre exigió a los suyos "no ganar por los fallos de otros sino por méritos propios"; una crítica -por cierto- muy extendida en relación a su jefe de filas.

"Nadie ha ganado nunca unas elecciones sin bajarse del autobús. Hay que trabajar hasta el último minuto. ¡Pico y pala!", concluyó.

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 9 comentarios guardados

    Servicios