Menú

Los profesores suspenden al sistema escolar con una una nota de 2,5

España suspende en enseñanza (2,5), según una encuesta al profesorado de secundaria de Madrid de la Fundación Instituto de Empresa. El nivel en Matemáticas y Lengua es mediocre (3 y 3,2) y bajo en Inglés (2,4). El 40% cree que muchos de sus alumnos no deberían pasar de curso.

0

LD (M. Llamas) La Fundación Instituto de Empresa presentó el miércoles el estudio La experiencia de los docentes vista por ellos mismos: una encuesta a profesores de enseñanza secundaria de la Comunidad de Madrid, elaborado por Víctor Pérez-Díaz (catedrático de Sociología de la Universidad Complutense) y Juan Carlos Rodríguez (profesor asociado de la misma universidad), y financiado por la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid.

El estudio refleja la experiencia docente de los profesores de secundaria de Madrid tal como ellos la perciben y juzgan, en una variedad de aspectos: Trayectoria profesional, recursos culturales, prácticas educativas y compromiso docente, experiencia en el centro, los estudiantes, los resultados escolares y el reparto de responsabilidades educativas.

En términos globales, la encuesta refleja que los docentes suspenden al sistema de enseñanza español, cuya nota no supera el 2,5. En concreto, consideran que el nivel de la enseñanza y el aprendizaje de las Matemáticas y la Lengua española es mediocre (3 y 3,2 en la escala de 1 a 5), y bajo el de Inglés (2,4).

Como consecuencia, su estimación media del fracaso escolar futuro de sus alumnos se sitúa en el 18%, y no son pocos (36%) los que creen que muchos o bastantes alumnos obtienen el título de Graduado sin estar preparados para ello. De hecho, un 40% cree que muchos o bastantes alumnos pasan de curso indebidamente.
 


En este sentido, uno de cada siete alumnos tiene una letra ilegible, sólo cuatro de cada diez tienen claridad y orden en sus exposiciones, casi cuatro de cada diez tienen poca motivación para estudiar, tres de cada diez no se esfuerzan y casi cuatro de cada diez tienen dificultades de concentración, según la citada encuesta.

Un tercio de los alumnos no encaja


Las relaciones con los alumnos son buenas, y los profesores elogian la eficacia del centro a la hora de formar buenos hábitos. Sin embargo, un tercio de los alumnos no acaba de encajar, y una minoría plantea problemas serios. Así, uno de cada siete alumnos de ESO mantendría una actitud de rechazo o desafío a las normas escolares. De hecho, casi la mitad de los profesores se enfrentó el curso pasado a algún intento de boicot de la clase por parte de algún alumno, y casi la mitad tuvo noticia de algún caso de acoso entre sus alumnos de ESO el curso pasado.
 


Ante este panorama, una gran mayoría (75%) cree que la motivación de los profesores va a menos en España, el 79% considera que la preparación con la que llegan los alumnos a secundaria va a menos, y también son muchos (70%) los que piensan que decrece el nivel de disciplina en los centros.

Pese a ello, la percepción de los profesores cambia a la hora de calificar el trabajo que desempeñan en cada centro en concreto. En general, la vida en su centro parece bastante agradable y satisfactoria para los profesores. Se muestran bastante satisfechos de sus relaciones con los demás profesores (4,4 en la escala de 1 a 5), con el director (4,3), y con los alumnos (4,2), así como con el funcionamiento del consejo escolar (3,6) o con la inspección (3,6).

Buena convivencia en el centro


También mantienen buenas relaciones con los padres de sus alumnos (3,9 en la misma escala), a pesar de que crean que suelen estar poco implicados en la educación de sus hijos (el porcentaje medio estimado de padres implicados es del 53%).

Casi todos (un 82%) ven a su centro como una comunidad en la que se comparten los problemas, en la que se les tiene en cuenta (lo cree un 79%) y en la que se sienten apreciados (un 86%); y no como un espacio social vacío dominado por la lógica del "sálvese el que pueda". Por ello, ven al centro como relativamente eficaz: Otorgan puntuaciones relativamente altas a aspectos como el nivel de exigencia académica (3,8 en la escala de 1 a 5), el nivel de disciplina (4,1), la gestión y la organización (3,9).

Como resultado, se sienten orgullosos de trabajar en su centro y poco dispuestos a cambiar de colegio. En cuanto a las prácticas educativas, los docentes siguen haciendo más uso de los materiales didácticos "tradicionales", como el libro de texto (92% lo usa con mucha o bastante frecuencia), que de los más "modernos", como el ordenador (37%). También confían más en los modos tradicionales de dar clase, como la explicación del profesor con preguntas de los alumnos (98%), que de herramientas educativas más modernas como las presentaciones orales de los alumnos (34%).

Dos tercios usan internet para preparar clases

Sin embargo, no son ajenos al empleo de las nuevas tecnologías. Más de dos tercios usan Internet para preparar las clases, utilizando preferentemente las páginas que alguna editorial, la Comunidad y el Ministerio de Educación ponen a su disposición.

Por otra parte, casi todos los profesores mandan deberes a sus alumnos para casa, que les llevan, por término medio, unas 6 horas semanales. Su compromiso docente también se pone de manifiesto en la educación de sus propios hijos: Muestran una mayor implicación en sus estudios y optan más por la enseñanza privada que el conjunto de la población de Madrid.

El papel de los padres en la educación de los hijos

En este sentido, el estudio destaca que casi todos los profesores encuestados (90%) creen que la responsabilidad principal de la educación de los hijos recae en las familias, algo en lo que coinciden con la opinión de los padres de alumnos (96%). Sin embargo, un 27% cree que, en realidad, quien más influencia acaba ejerciendo es el grupo de amigos o compañeros.

Por último, tienden a preferir un sistema educativo público y privado, con los pesos e ambos sectores equilibrados. Un tercio es favorable a una medida como el cheque escolar; más de la mitad está en contra.

El infome concluye recordando la posición central de los profesores en cualquier debate sobre mejora de la enseñanza, así como la necesidad de entender su situación antes de lanzarse a cualquier reforma. Dicha situación es, en parte, de desconcierto, debido a un conjunto de factores incluidos los de una filosofía educativa ambiente indecisa, un alumnado menos predispuesto académicamente, y problemas en el marco regulador.

El trabajo aporta evidencia reciente y sustantiva de la situación del profesorado de Secundaria en la Comunidad de Madrid a partir de sus respuestas a una encuesta llevada a cabo en octubre y noviembre de 2008 a una muestra de 502 tutores de ESO en centros públicos y privados de la Comunidad de Madrid, estudio que ha sido patrocinado por la Fundación Instituto de Empresa de Madrid y financiado por la Comunidad de Madrid.

El acto de presentación del estudio contó con la presencia de Lucía Figar, Consejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Rafael Puyol, Vicepresidente de la Fundación Instituto de Empresa, y de Víctor Pérez-Díaz, uno de los autores del estudio.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    1. La salud obliga a Sara Carbonero e Iker Casillas a volver a Portugal
    2. Iker Jiménez confiesa qué le hace bajar la audiencia en 'Cuarto Milenio'
    3. Tensión entre garicanistas y riveristas en la Ejecutiva de Ciudadanos: "Insultas mi inteligencia"
    4. Los Lobos consiguen el bote de '¡Boom!', el más grande de la historia de la televisión
    5. Su nieta okupa su casa mientras visitaba a su mujer con alzhéimer: "Me ha dejado en la calle"
    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco