Menú

La cooperativa de Málaga defiende sus pepinos: se contaminaron en Hamburgo

Sigue la polémica con la bacteria mortífera que recorre Alemania. Los agricultores españoles contradicen a las autoridades alemanes.

0

La cooperativa malagueña Frunet, acusada por el Gobierno alemán de ser una de las fuentes de origen de los pepinos orgánicos contaminados con la bacteria intestinal Escherichia coli, ha asegurado que la mercancía que envió se cayó al suelo en el mercado de Hamburgo, en el que fue manipulada.

El gerente de Frunet, Antonio Lavao, ha manifestado a Efe que los pepinos sospechosos provienen de un agricultor almeriense y que ellos enviaron un palé con 180 cajas de esta mercancía el pasado 12 de mayo.

"El día 16 nos informaron de que el palé se había volcado en el mercado de Hamburgo en el momento de bajar la carga, y que ésta fue manipulada para reestructurarla y volver a meterla en cajas, aunque ya no sabemos cómo quedaron esos pepinos", ha precisado.

Según Lavao, la cooperativa malagueña no tiene nada que ocultar, ya que las pruebas que han realizado no han detectado la bacteria E. coli en sus instalaciones.

El gerente considera que lo ocurrido no es responsabilidad de su empresa "desde el momento en que la carga se ha volcado y ha sido manipulada", por lo que entiende que el foco de la bacteria debe estar en Alemania, donde ya han muerto tres personas. "Si el problema fuese de nuestro pepino, habría mercancía contaminada en otros mercados alemanes y eso no es así", ha añadido.

Lavao, que ha confirmado que la cooperativa tiene inmovilizada por voluntad propia una partida de 5.000 kilos de pepinos, ha insistido en que el miércoles un funcionario alemán les comunicó que su producto estaba correcto y al día siguiente "nos encontramos con esto, lo que nos desconcierta y vemos muy extraño".

"Creemos -ha declarado- que pueden estar utilizando nuestro pepino para resolver un problema sanitario en Alemania y nos están haciendo mucho daño y destruyendo quince años de trabajo en el sector de la agricultura ecológica, en el que somos referente".

Por su parte, fuentes de la Delegación de la Consejería de Salud en Málaga han informado a Efe de que los inspectores han tomado este viernes muestras de la hortaliza existente en la cooperativa de Algarrobo para su posterior análisis, y han inmovilizado toda la mercancía de pepino existente en sus almacenes.

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) exige al Ministerio de Sanidad que se aclare en las próximas horas en qué fase de la cadena agroalimentaria se ha producido la contaminación bacteriana, ya que considera "vital" que se depuren responsabilidades con la mayor celeridad posible para evitar pérdidas irreparables "en un sector que supone el 38,3% de la producción final agraria en 2010, con un valor de 14.924,2 millones de euros".

Además, desde COAG han exigido a las autoridades españolas que eleven una queja formal a la Unión Europea por el "inaceptable comportamiento de Alemania a la hora de abordar esta alerta sanitaria".

"Las acusaciones de las autoridades alemanas han sido irresponsables, precipitadas y carentes de cualquier tipo de rigor científico y sanitario. No se puede apuntar de manera infundada a todo un sector del que viven miles de familias en nuestro país y que cumple escrupulosamente con todos los controles de calidad y seguridad alimentaria exigidos en la UE", ha afirmado Andrés Góngora, responsable del sector de frutas y hortalizas de COAG.

"Si las investigaciones confirmaran que la infección se ha producido en territorio alemán estudiaremos pedir daños y perjuicios", ha añadido Góngora.

En Tecnociencia

    0
    comentarios
    Acceda a los 6 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD