Menú

Científicos logran comunicarse con pacientes en estado vegetativo

Investigadores ingleses y belgas han conseguido que éstas respondan mentalmente a sus preguntas a través de un escáner cerebral. El estudio supone un gran avance para los pacientes y sus familiares, y despierta numerosas cuestiones éticas. (Volver)

kenauros dijo el día 5 de Febrero de 2010 a las 09:38:29:

Creo que cierto padre italiano se estará preguntando si fue coautor del asesinato de su hija, paralizada, (que no muerta cerebralmente).

Vendeano dijo el día 5 de Febrero de 2010 a las 08:00:45:

*** «Gritaba y nadie me oía»
RAMIRO VILLAPADIERNA, BERLÍN
ABC, Martes, 24-11-09

“No me oían, así que sólo podía soñar. Me dediqué a revivir mi vida entera”, ha explicado ahora por primera vez Rom Houben, el accidentado de 46 años al que los equipos médicos pensaron que ya sólo era un vegetal. Ahora dice que desesperó durante 23 años por gritarles que “estaba consciente”, que apenas sólo no podía hablar ni moverse.
Hoy Houben recuerda como “mi segundo nacimiento a la vida” el momento en que vio, a los médicos que operaban a su alrededor, descubrir que había una consciencia en movimiento tras su máscara paralizada: “No olvidaré jamás ese momento, cuando sentí que descubrían qué algo no había ido del todo bien en el diagnóstico".

En tanto, imposibilitado e impotente, se devanaba los sesos buscando modos de ayudar a los médicos a descubrir que, en realidad, les estaba oyendo y comprendía sus equivocaciones. Que incluso los podía ver, aunque sus ojos rehusaran moverse. “Durante todo este tiempo he sido testigo de mi propio calvario, viendo a los médicos y enfermeras intentar hablarme y terminar poco a poco renunciando, pensando que no tenía ningún sentido”.

* Su familia siempre creyó que estaba allí

La madre de este estudiante belga, que en plena juventud resultó víctima de un severo accidente de tráfico, en 1983, asegura que su hijo nunca estuvo sumergido en el estado vegetativo diagnosticado y tan sólo no podía responder al hallarse paralizado: “Siempre creí que nuestro hijo estaba allí con nosotros”, dice Fina Houben, y así lo creyó la familia, que perseveró en la búsqueda de otros diagnósticos y parece haber dado con un médico que tendría la clave.

En la clínica de Zolder, donde Houben permanece estacionariamente, la doctora Audrey Vanhaudenhuyse reconoce que fue la perseverancia de la madre de Houben la que le hizo dar con un experto neurólogo belga. El investigador del centro belga FNRS, Steven Laureys, dirige el Coma Science Group en el Cyclotron Research Center y fue el primero en reconocer el apresuramiento del diagnóstico hace tres años, tras someterlo a un escaner con un PET. Reconocida la constante actividad cerebral, el gran paso se produjo cuando fue capaz de presionar con un pie un botón situado allí por Laureys, para indicar “Sí”. «Cada paciente debería ser evaluado por lo menos diez veces ante de ser catalogado definitivamente como vegetativo», aseguran desde BMC Neurology

* Cuatro de cada diez son erróneamente diagnosticados como vegetativos

La historia de Houben la daba a conocer el Spiegel, depsués de que Laureys haya publicado el caso en una revista de investigación médica. En BMC Neurology asegura que hasta cuatro de cada 10 pacientes son erróneamente diagnosticados como vegetativos: “Cada paciente debería ser evaluado por lo menos diez veces ante de ser catalogado definitivamente como vegetativo”. El médico hace autocrítica sobre el método de diagnóstico y confiesa que “el problema es que… una vez que el coma ha sido diagnosticado es muy difícil volver sobre el caso”.
Experto en trastornos de consciencia y jefe del Departmento de Neurología de del Hospital Sart Tilman de la Universidad de Lieja, Laureys observó la característica actividad cerebral y logró enseñar a su madre un método por el que comunicarse con su hijo, al través de un teclado especial.

Así ha podido contar ahora cómo uno de los peores momentos fue cuando su madre y su hermana acudieron al lado de su cama a contarle que su padre había fallecido. Dice que necesitaba romper a llorar pero su cuerpo permanecía inmóvil, sin obedecer a sus neuronas, y “esa tensión fue un infierno, inimaginable para nosotros”, ha dicho su madre a la agencia Ap.

* Estudiante de ingeniería y amante del kárate

Este estudiante de ingeniería, que practicaba kárate para mantener su cuerpo y su mente bajo control, ha pasado la última mitad de su vida reflexionando. “Es lo único que podía hacer y me dediqué a meditar y soñar”, recorrió todos y cada uno de los pasajes de su anterior vida activa: “Nunca dejé de soñar en una vida mejor. Decir que era frustrante es demasiado poco para la sensación que padecía”.

Al día de hoy, en que se ha conocido su historia, Houben sigue sin poder moverse, pero como todos sus sentidos funcionan puede sin embargo leer. Lo hace gracias a un dispositivo que mantiene el libro ante sus ojos, siempre abiertos. Y también puede comunicarse al través de un teclado interpuesto y planea escribir sobre su experiencia “Deseo leer y también poder hablar a mis amigos al través del ordenador. Y, por fin, disfrutar de la vida ahora que la gente no me da por muerto”.

punt dijo el día 4 de Febrero de 2010 a las 21:48:20:

[jesse] Me temo que precisamente para eso no servirá. Una persona en estado vegetativo está viva, de modo que todo lo que se sepa de ella se sabrá sobre la vida, no sobre la muerte.

Recuerdo que había una película que se llamaba "Proyecto Brainstorm" (1983) en la que unos científicos lograban grabar en cinta el pensamiento, sentimientos y sensaciones de las personas, y luego reproducirlo experimentándolo cada uno como si fuesen vivencias propias. En aquella película, uno de los personajes sufría un ataque cardiaco y se ponía a grabarlo, grabando así su propia muerte desde su punto de vista subjetivo. Luego los otros, al reproducirlo, empezaban a "ver" el cielo y el infierno, ángeles y demonios...

Pero eso era sólo una película... en la realidad, lo más que puede llegar a saberse sobre la vivencia de la muerte es, a lo sumo, cómo evoluciona la percepción que tiene el cerebro de la realidad según va perdiendo facultades. De la otra vida, me temo que nada.

Un saludo.

jesse dijo el día 4 de Febrero de 2010 a las 19:07:17:

Este descubrimiento puede ser un paso importante para descubrir si hay vida después de la muerte...

loboe dijo el día 4 de Febrero de 2010 a las 18:43:30:

No seamos hipócritas. Los no nacidos son incluso capaces de chuparse el dedo y de dar pataditas -hasta que algún investigador descubra que también de muchas más cosas cosas- lo que no es óbice para que puedan ser descuartizados en beneficio de los "derechos" de las mujeres.

ochs dijo el día 4 de Febrero de 2010 a las 17:42:50:

Creo que es una de las mejores noticias del año, no sólo de hoy

punt dijo el día 4 de Febrero de 2010 a las 17:23:13:

Esto, a los progres, les dará exactamente igual, ya que son capaces de asesinar tranquilamente a cualquiera que pase por sus manos, quiera morir o no.

Fíjense, por ejemplo, en lo que sucedió en el servicio de URGENCIAS (que no de cuidados paliativos) del Hospital Severo Ochoa de Leganés. Allí, José Luís Montes (idolatrado y ovacionado por la izquierda y su rebaño) se dedicó a asesinar a decenas de personas (si no centenares) por causas tan peregrinas como una bajada de glucosa, lo que le valió el sobrenombre de "Dr. Monster" a él (en Internet), y de "Sendero Luminoso" a su equipo (en el propio Hospital, aunque se refería más al carácter mafioso del grupo que al "tunel con una luz al fondo" por el que hacían desfilar a sus víctimas).

Naturalmente, si la patulea genocida de esta izmierda que padecemos apoya sin fisuras a este asesino en serie, ¿Qué carajo va a importarles que las personas en coma no sólo sigan vivas sino conscientes, bien que incomunicados? A ellos les va la muerte, como han demostrado millones de veces.

Un saludo.

« 1 »