Menú

El ictus es la primera causa de muerte masculina en España

Los expertos en neurorradiología reunidos el sábado han establecido que el ictus es la primera causa de muerte en hombres y la segunda en mujeres. Cada año se presentan hasta 200 nuevos casos por cada 100.000 habitantes, representando entre el 3 y el 4 por ciento de los gastos sanitarios del país.

EFE
0

El ictus cerebral es la primera causa de mortalidad entre los hombres en España y la segunda para las mujeres, según han advertido los expertos participantes en la XXXVIII Reunión de la Sociedad Española de Neurorradiología (SENR).

El presidente del Comité organizador del encuentro, Antonio Cano, ha explicado a los periodistas que cada año se producen entre 150 y 200 nuevos casos de ictus cerebral por cada 100.000 habitantes en España, una cifra a la que se deben sumar los enfermos de los años anteriores y que con frecuencia sufren secuelas de la patología cerebral.

Cano ha añadido que además de la mortalidad que causa el ictus cerebral también es la primera causa de incapacidad severa en España y supone entre el 3 y el 4 por ciento del gasto sanitario de todo el Estado.

Ha lamentado que la sociedad está muy concienciada con los problemas que pueden derivar en un infarto de miocardio y que, por este motivo, "ante el dolor que caracteriza el infarto, acuden al hospital", una actitud que ha asegurado que no se produce cuando se da un ictus cerebral.

Los síntomas que alertan de padecer un ictus son mareos, pérdida de fuerza o movilidad en un brazo o en una de las mitades del cuerpo, inestabilidad o inmovilidad en un lado de la boca, mientras que los factores de riesgo para sufrir un infarto cerebral son hipertensión, obesidad, diabetes o tabaquismo.

El médico del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba Rafael Oteros ha incidido en la importancia de acudir a un centro hospitalario ante la aparición de los primeros síntomas, pues un tratamiento temprano puede evitar que la enfermedad deje graves secuelas.

Así, ha explicado que hasta las tres o cuatro horas posteriores de padecer el ictus, los médicos pueden tratar la enfermedad con una técnica intravenosa, que posibilita una mejor recuperación del paciente, mientras que si se espera hasta las ocho horas, los médicos pueden practicar un cateterismo para eliminar los trombos que se han formado en el vaso sanguíneo que ha provocado el infarto cerebral.

Esta práctica del cateterismo se puede aplicar hasta pasadas 24 horas de sufrir el infarto, si bien el médico ha insistido en que cuanto antes se intervenga menores pueden ser las consecuencias para el paciente.

En la reunión también se han abordado técnicas nuevas que están en fase de experimentación para tratar el ictus cerebral, como un tratamiento que está desarrollando un hospital de Sevilla, en el que aplican células madre, pero que aún está en una fase muy inicial.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 5 comentarios guardados

    Servicios