Menú

El "turismo de transplantes" en China queda al descubierto

Pese a que en 2007 China frenó el tráfico de órganos que hacía posible a un extranjero viajar al país asiático con visado de turista y pagar miles de euros por un transplante, todavía  son muchos los que consiguen superar esa odisea y esquivar la ley.

EFE
0

El español Óscar Garay logró esquivarla. No reunía el perfil para acceder a un trasplante en el sistema español y pagó 130.000 euros para conseguir una salida a su crítica situación. La noticia ha provocado una fuerte polémica en España, y desde los medios de comunicación se preguntan si el español es imputable, por alentar de alguna manera esa  práctica ilegal.

Desde el hospital en la localidad de Tianjin, al norte del país, dónde se practicó el trasplante de hígado al español Óscar Garay, aseguran que han dejado de hacerlo por los cambios legales.

Solamente los pacientes chinos pueden ahora someterse a un transplante y los precios para conseguir un órgano oscilan entre los 43.000 y 53.000 euros. Más de la mitad de ellos proceden de presos ejecutados.

Desde el 1 de mayo de 2007 los cambios legales estiman que sólo podrán someterse a un transplante los pacientes de nacionalidad china, sin embargo y pese a las reformas, algunos hospitales chinos han llevado a cabo trasplantes a extranjeros, y algunos han sido penalizados por ello.

El país asiático modificó su legislación de trasplantes para frenar el mercado negro de tráfico de órganos y hacer frente a los recelos que despertaba entre la comunidad internacional el presunto empleo generalizado de órganos de presos ejecutados para futuros transplantes.

La prensa oficial china reveló el pasado año que el 65 por ciento de los órganos utilizados en trasplantes procedían de presos ejecutados y el Gobierno, aunque no lo confirmó, sí argumentó que en ese caso, los presos dan antes de morir su consentimiento.

Según el Ministerio de Sanidad chino, cerca de 1,5 millones de personas al año necesitan trasplantes en China, pero sólo hay disponibles unos 10.000 órganos cada año.

Los estudios afirman que el 80 por ciento de los chinos que necesitan un trasplante mueren sin ser operados, de ahí, las  reformas legales para dar preferencia a los nacionales a la hora de recibir un órgano.

 




Temas

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios