Menú

El enano que fue Felipe González y Bob Esponja como metáfora

Más variedad en las portadas de este domingo en las que el ganador es el beato Juan Pablo II. Además de él parados, hijísimos y sindicatos.

0

Empezamos nuestro repaso por la prensa en El Mundo, que nos trae el último logro de Iván Chaves, ese humilde trabajador que a base de sudor y esfuerzo consiguió un contrato a dedo para una empresa que le acababa de fichar. Su padre, que en la mañana de este domingo sigue siendo vicepresidente tercero, no sabía nada: sólo presentó al hijo y al empresario en una fiesta poco antes. ¡Que intachable limpieza democrática!.

Por otro lado, es muy interesante leer los análisis de García Abadillo y Victoria Prego. El primero apuesta abiertamente por unas elecciones en otoño después de que Zapatero no logre aprobar los presupuestos de 2012. La segunda nos advierte de que "los tres poderes del Estado saldrán seriamente dañados de este decisivo trance en el que el terrorismo ha enredado al Estado de Derecho".

Cree la Prego que si "pasa" Bildu el Gobierno no sufrirá daño político alguno, ya que la culpa será de "los jueces". No estamos tan seguros de eso, pero tampoco de lo contrario.

Lo más curioso es, sin embargo, la doble página sobre el enano que "interpretó" a Felipe González en un conocidísimo y recordadísimo programa de Javier Gurruchaga allá por los ochentas. El pequeño hombre, de sólo 116 centímetros, era increíblemente parecido al por entonces presidente y la broma fue un éxito en toda España, pero ya tenía toda una carrera como actor que incluso incluía aparecer en todo un James Bond: El hombre de la pistola de oro. La historia tiene un final triste: se suicidó en 1993.

En El País, además de rebajar las euforias rubalcabianas más todavía, si cabe, con una encuesta que sitúa al PSOE post Zapatero a casi 13 puntos del PP, dedican un reportaje a "las caras del paro" y, sobre todo, nos anuncian su nueva promoción: nos van a regalar el set de desayuno de Bob Esponja, el divertido habitante de Fondo de Bikini. ¿Una inteligente metáfora sobre la postración de una España en el fondo de la crisis? ¿Sobre el PSOE rubalcábido que no conoce el fondo de la mentira? ¿O quizá sobre la propia Prisa y el pozo sin fondo de su deuda? Ustedes elijen que cualquiera de las tres cosas puede ser.

En ABC lo papal sustituye al bodorrio inglés, con un retrato del nuevo beato a toda portada. En el interior y como marca la tradición lo en el periódico de Vocento es una brillante sección de opinión con excelentes artículos de Juaristi, Burgos y Camacho. El primero sobre ETA, con uno de esos argumentos que todos sabemos pero que cuesta ver por escrito: "Si ETA desapareciera, lo harían también, y por completo, la inhibición aún persistente de las fuerzas no nacionalistas y la sobrerrepresentación todavía notable del nacionalismo. Por eso, desde Urkullu al Ararteko Íñigo Lamarca, los nacionalistas teóricamente moderados se desgañitan defendiendo la legalización de Bildu".

Antonio Burgos, por su parte, habla de los "progresistas" y su traslado a la judicatura: "Admitimos que haya jueces progresistas y jueces conservadores como si fueran merengues o culés, partidarios del jamón o de la caña de lomo, hermanos de la Esperanza de Triana o de la Esperanza de la Macarena".

Y por último Ignacio Camacho nos da las "cinco falacias sobre el paro", todo un manual para defenderse de la intoxicación informativa del Gobierno y adláteres que no es muy optimista pero sí imprescindible.

Y si en El País hablábamos de "las caras del paro" en Público nos encontramos con lo que podríamos denominar los caras del paro: Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo que "celebran" a doble página el día del trabajo tras contribuir tanto a los cinco millones de parados. No sabemos si es crueldad, sinvergonzonería o simplemente que de donde no hay más que cara dura ninguna otra cosa se puede sacar. Aviados estamos los trabajadores si estos son los que nos defienden.

Hablando de gente de izquierdas, nos trae el periódico de Roures una entrevista a doble página con uno de los políticos más destacados de esta tendencia política: Alberto Ruiz Gallardón. Más bien sosón está nuestro alcalde, al que no se ve tan a gusto como en las zahúrdas de Prisa y se limita a defender a Ana Botella y a su pirámide de Cibeles. ¿Y la deuda? Atentos a la explicación: "Yo tomé la decisión de que el Ayuntamiento de Madrid no fuese un espectador sino un protagonista". Pues la película debe llamarse Quiebra total 5 o algo así.

En La Gaceta la portada es para Juan Pablo II con un acertado titular: "El Papa al que odia la izquierda"; y para izquierda nuestros sindicatos y sus subvenciones: más de 200 millones que se han levantado los "trabajadores". Casi .

Además, tiene mucho interés la doble página de Carlos Dávila sobre "El complejo de la Derecha" en la que nos habla de los miedos de la "derechorra", como él la llama, de ser encerrados en "la jaula de la ultraderecha, un gueto que se constituye, como todos, desde fuera, para así mejor apedrear a los internados".

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios