Menú

Los "indignasunos" de Losantos y Garzón, un portero que casi fichó por el ‘Atleti’

La prensa de este lunes, ya un tanto veraniega, nos lleva del posible adelanto electoral al hasta luego del movimiento 15M y sus "indignasunos".

0

El posible adelanto de las elecciones generales es lo más destacado que encontramos este lunes en las portadas de una prensa que empieza a mostrarse un poco veraniega y que nos deja ayunos de grandes temas más allá del adiós, o mejor hasta luego, de los acampantes callejeros.

Acampadas e indignación que en los últimos días y especialmente en el fin de semana han mostrado, si es que no lo habían hecho ya, su verdadera cara: la de los que llevan a toda España los modos y los métodos que durante años han desarrollado en el País Vasco las diferentes franquicias de ETA, es decir, la intimidación y el insulto como prácticas políticas habituales.

Así lo consigna Federico Jiménez Losantos en El Mundo en una columna que titula significativamente Indignasunos, en la que califica al movimiento 15M como una "movida de periodistas hiperexcitables y activistas hiperexcitados" que ha desembocado "en un aquelarre que se parece horrores a la kale borroka proetarra o a la violencia de ATTAC".

A su lado, Carlos Cuesta habla de los que tienen motivos de verdad para la indignación: las víctimas del terrorismo, los parados, los autónomos y empresarios, los trabajadores, las familias y, en suma, "los españoles que creen en este país". Pues a todos esos yo no los he visto por Sol.

En portada el periódico de Pedro J. Ramírez nos habla del posible adelanto electoral a noviembre y en su editorial se señala la "bicefalia insostenible", aunque el que mejor lo retrata es el humorista Ricardo en su viñeta: Rubalcaba sentado en el despacho sobre un sillón que es... un dolorido Zapatero que reflexiona: "Hasta a mí me empieza a parecerme bien lo de adelantar las elecciones".

En ABC se habla de los planes de hibernación de una ETA que no querría aguarle a Bildu su fiesta, ahora que son la autoridad en más de 100 ayuntamientos. La imagen, sin embargo, es para la Puerta del Sol y sus acampados.

En su editorial se habla de estas previsiones de la banda criminal, recordando que "nunca una tregua ha sido tan rentable para ETA" y, sobre todo, advirtiendo que "es posible, aunque dramático, que ETA piense que una victoria electoral del PSOE debería formar parte de su tregua estratégica", dice. "Ojalá se equivoque", remacha, aunque la historia reciente nos dice lo contrario, ¿o es que ya no nos acordamos del vil asesinato de Isaías Carrasco en vísperas de las generales en 2008?

El País coincide con El Mundo en dar prioridad al posible adelanto electoral, y también coincide en proponer – augurar que serán en noviembre. Sin embargo, no editorializa sobre ese tema sino sobre las cuentas públicas en ayuntamientos y autonomías, un tema en el que exhibe una curiosa teoría: la culpa no es de quién ha vaciado las arcas públicas sino de los que osen denunciarlo.

¿Qué no se lo creen? Lean, lean: "Ceder a la tentación de imputar la responsabilidad a los anteriores Consistorios es el peor camino para gestionar una realidad en la que ya no caben los juegos tácticos y de imagen, sino que exige responsabilidad en la alternancia y determinación en las impostergables políticas de ahorro". Vamos que del dinero que se ha gastado el PSOE tiene la culpa... el PP, lógico.

Lo más divertido del periódico de PRISA está, no obstante, en la sección de deportes en la que se habla de un portero de fútbol de fama mundial: Baltasar Garzón. Sí no nos hemos equivocado, dedican un artículo a la infancia como guardameta del magistrado, se ve que ya no saben de dónde sacar las jaculatorias para el tres veces imputado juez estrella.

El texto, sonrojante en algunos párrafos, nos habla de una auténtica estrella del balompié, que fue víctima, otra vez, de una siniestra conspiración para acabar con lo que iba a ser sin duda una exitosa carrera, aunque en esta ocasión no fue la derecha extrema o los tribunales franquistas: "Mi padre y el rector se confabularon para que lo dejara".

¡Es que este hombre no gana para conjuras!

Y es que nuestro juez estrella iba para figura, o al menos así lo creen él y El País: "Me quisieron fichar el Jaén, el Elche y el Atlético de Madrid", dice el cuasi antecesor de De Gea. ¿Y no pensaron ese padre y ese rector el juez tan pésimo que nos podríamos haber ahorrado?

En Público siguen muy preocupados con que la gente gane dinero, en este caso los malvados tiburones de las agencias de ratings que se están aprovechando de la crisis española como quién se aprovecha de una púber inocente comprando cajas cuyo ratings han rebajado ellos mismos antes. ¿No serían estos malvados los que gestionaban Caja Castilla-La Mancha? Ah no, que esos eran políticos... socialistas, sobre todo.

El interior del periódico es un canto la los "indignasunos" en el que, por supuesto, no encontramos más que el lado pancartero y festivo de una protesta... además de sus exigencias de extrema izquierda que tan bien le deben parecer al multimillonario Roures.

En La Gaceta nos recuerdan que ellos adelantaron el sábado pasado las batallas en el PSOE para que las elecciones se adelanten. El editorial está dedicado a un pueblo y una bandera que fueron un símbolo de algo y ahora lo son de lo contrario: Lizarza, donde ya no ondea la enseña nacional.

En La Razón se nos habla también de los planes del entramado terrorista y del comunicado que llegará este verano, con un nuevo concepto: la predisolución de ETA. Y lo peor es que nos lo creeremos.

En el interior lo mejor la columna de César Vidal sobre los que "juegan a la revolución", el movimiento indignado y de "una de las grandes desgracias de la Historia de España", que ha sido "la dificultad para que los españoles comprendieran lo que es el imperio de la ley". Además, recuerda que "historia de las revoluciones (...) muestra que los que las inician siempre acaban devorados por el proceso que pusieron en marcha". Aviso para navegantes o, mejor dicho, para acampantes.

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios