Menú

Gallardón Jr. indignado con la gramática y Gala llama "cateto resentido" a Zoido

La prensa de este miércoles anda entre indignados, su ataque a Gallardón, con estelar estreno de su hijo, y los coletazos de las dimisiones en el TC.

0

Tras darse de bruces con la indignación pseudogay a la puerta de su casa, Gallardón junior, por nombre Rodrigo, escribe este miércoles un articulillo que es su estreno en prensa. Por supuesto, para publicarlo qué mejor casa que el diario que es portavoz de su ilustre padre, El País.

Allí en un breve texto de siete párrafos con un estilo pomposo y farragoso que le viene de familia, Rodrigo Ruiz-Gallardón hace alarde de su indignación... con la gramática, a la que da un tratamiento bastante peor que el de los indignados dieron a su padre.

Empieza por hablarnos de la "vulgaridad mental" (¿?) que es "vivir convencido de que son inamovibles los primeros principios" (¿?) para luego, en evidente contradicción, preocuparse por ver "en el horizonte la descomposición de valores que estamos sufriendo". Será por la vulgaridad mental, digo yo.

Luego califica el movimiento 15M como "una protesta noble, justificada, de espíritu pacífico y – atención – colaborador", pero que se está convirtiendo en "una fuente de radicalismo y violencia". En este punto la prosa del Gallardón joven alcanza unas cotas de incomprensibilidad verdaderamente notables: "Lanzan piedras contra quien la ¡democracia! ha elegido".

En el siguiente párrafo, y a pesar de tener ya 24 años, el bueno de Rodrigo nos demuestra que la educación de hoy en día (ni siquiera en los buenos colegios de hoy en día) no enseña a redactar: en una frase repite tres veces la palabra "cambios", consiguiendo una farragosidad y una cacofonía dignas de mejor empeño.

Ya cerca del final, el lirismo y el drama personal: "Ayer tuve miedo de salir de mi casa ¿Acaso no es eso violencia?". Sí, Rodrigo, lo es, y lleva pasando justo un mes sin que tu padre haga nada por evitarlo.

En El Mundo, Jiménez Losantos vuelve a referirse a los indignasunos y la "mula de Troya" que han plantado en Sol. Equino que, tras pasar por casa del alcalde, no se revolverá contra el ministro de Interior: "Tras Gallardón, ¿será Rubalcaba blanco de sus coces? No. Las mulas no tienen complejo de Edipo".

Hablando de muladares (al menos intelectuales) en la página siguiente Antonio Gala hace alarde de su finura política criticando a los alcaldes, es de suponer que a los nuevos, de ciudades como Sevilla o Jerez de la Frontera. Ojo a la finura: "Un cateto resentido no puede gobernar ciudades prestigiosas".

Por si les parece poco el articulillo, acaba con un canto a la democracia: "En la Alameda de Hércules o el río Guadalete han sucedido demasiadas hermosuras como para que llegue un más votado y decida presente y porvenir"... pues que lo pongan de alcalde a él por su excelsa pluma.

En ABC hay que empezar, como tantos otros días, por ver el genial chiste de Mingote: un Zapatero crucificado con traje y corbata suplica con rostro apenado: "¿Pueden clavarme en algo más laico?".

Para redondear un día de clásicos de la casa no se pierdan la genial columna de Antonio Burgos, contando su experiencia con los rojos en el día de la constitución del Ayuntamiento de Sevilla. "Nunca había corrido delante de los rojos", nos dice, aclarándonos que sufrió "los insultos y gritos, cuando no los escupitajos, de la horda. De la horda de toda la vida", y mientras tanto "los guardias municipales no movían un músculo".

Para terminar, y como no podía ser de otra forma tratándose de él, Burgos nos llama la atención sobre la ausencia de indignados en el ayuntamiento más indignante: "Esos cojones, en San Sebastián, hijos míos".

En La Gaceta abren hoy una encuesta "aristocrática" a "70 personajes de la sociedad civil" para que nos digan lo que ya sabemos: que esto no hay quién lo aguante. Entre los nombres Luis Alberto de Cuenca, Joaquín Leguina, Luis Mª Anson o Inocencio Arias.

Más llamativo es el titular sobre el "explosivo y regenerador discurso de la ‘candidata’ Aguirre", que a nosotros nos pareció más lo segundo que lo primero. Pero para explosivo el historial de artículos de Martín Garitano en los que declaraba, por ejemplo, su amor por los asesinos de la T4: "Sí les queremos, les queremos. Y punto pelota".

La Razón nos regala una escalofriante imagen en la página 7: dos vegetarianas alemanas le hincan el diente, literalmente, a sendos pepinos en un acto de protesta que no excluía ni la piel. Jamás pudimos pensar que el ejemplo de la consejera de Agricultura andaluza pudiera llegar tan lejos, pero les aseguro que verlo a pares estremece.

Para relajar nuestro estremecido ánimo nada mejor que un precioso artículo de Ussía sobre cómo ven la Guerra Civil los que verdaderamente la sufrieron, sin rencor y casi con nostalgia, tan lejos del cainismo de los que nos desgobiernan hoy en día.

Por último, en un Público más militante (todavía) de lo normal hay una imagen que seguro habrá causado honda emoción en la redacción: los típicos y folclóricos soldados griegos de la faldita y las medias blancas desfilando bajo un cartel que, en castellano, nos dice "no pasarán". Otros que tampoco se han enterado de cómo acabó la cosa.

Y hablando de rojerío, que este miércoles hasta la luna será roja, Serrat ha recibido un Doctorado Honoris Causa hablando de la "bocanada de aire fresco" de los indignados. Patada de aire fresco, diríamos a la luz de los últimos acontecimientos de los que parece que el cantautor no se ha enterado, claro que estaba muy preocupado porque "nos han situado en un mercado en el que todo tiene un precio, donde todo se compra y todo se vende". ¿Y cómo son los mercados de tu barrio, Joan Manuel?, ¿todo gratis?

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 8 comentarios guardados

    Servicios