Menú

Los sediciosos, la roja de los rojos y el "arquitecto" del chiringuito chabolario

Se dispersan este viernes algo más las portadas: tras días de monotema hay por fin malas noticias entre las que elegir. E incluso alguna buena.

0

En un día en el que la prensa no se acaba decidir entre el desastre político, el económico y lo esperanzador (sí, claro, nos referimos a Aguirre), El País nos asusta con un editorial de los que lleva a portada, con un titular de esos que te hacen ver que la situación es desesperada.

La prima de riesgo ha llegado a "un nivel que una economía no puede aguantar a medio plazo", nos dice para alertarnos después de que "existe el riesgo" de que "el presidente del Gobierno español se vea obligado a convocar elecciones debido a un empeoramiento sin precedentes" de la prima más famosa. También alerta de que los Presupuestos "deberán contraer más el gasto, en cifras que pueden ir más allá de la línea de lo soportable".

En resumen, que ya hasta en el periódico de PRISA nos avisan de que viene el lobo, cuán numerosa debe ser la manada.

Lo mejor de las páginas prisaicas está en la sección de Madrid, con una entrevista con el último "arquitecto estrella": el chico que ha diseñado el chiringuito chabolario que han plantado los indignasunos en Sol, que es para El País "la construcción más emblemática de la ciudad". Sí, han leído bien: donde esté el armadillo de palés que se quiten el Palacio Real, el Prado o hasta Ambiciones. Disgusto tremendo para Gallardón.

El chico, por cierto, dice cosas interesantes como que "la estética del campamento no estaba a la altura de las ideas" (nosotros diríamos que estaban hechos el uno para las otras) y confiesa que presentó un proyecto a la universidad con un presupuesto "algo hinchado". No me dirán que no es la más hermosa metáfora de lo nuestro...

El Mundo presta gran atención a la denuncia contra los Botín, a la que dedica su principal titular en portada y un durísimo editorial en el que se pregunta "¿dónde queda el principio de seguridad jurídica?" y concluye que "al ejecutivo le viene muy bien un chivo expiatorio para distraer la atención de su desastrosa gestión de la crisis".

Lo mejor este viernes en el periódico de Pedro J. Ramírez es, sin embargo, el genial artículo de Sánchez Dragó sobre "El Circo de Sol", en el que sacude a los indignados una de las peores palizas dialécticas que he visto en los últimos meses.

No deja títere con cabeza: "Se quejan de los políticos y piden más política, se quejan del Estado y piden más Estado, se quejan de los poderes públicos y piden más intervención de éstos en la esfera de lo privado". Los ha calado.

"Lo peor de todo es la sarta de dislates que los quejicas nos proponen para arreglar las cosas", dice yendo a la raíz del tema antes de repasar los nefastos resultados de prácticamente todas las revoluciones que en el mundo han sido: "¿Revolución? No, gracias. Ya hemos tenido bastantes y de sobra sabemos en qué acaban".

Conclusión: "No sirven a la sociedad, sépanlo o no, sino al Leviatán del Estado. Eso tiene nombre: se llama totalitarismo".

En el ABC le dedican la gran foto de portada a la emocionada Aguirre, pero titulan por la avalancha de indignados que se promete para este domingo en la capital.

En la sección de opinión encontramos varios de los imprescindibles del día. El primero, el chiste de Puebla: en un escenario que se sugiere la Basílica del Valle de los Caídos, Rubalcaba responde a un obrero – desenterrador: "¿Qué quiere que desentierre? Todos los votos que encuentre". Genial.

También escribe sobre el tema Carlos Herrera, que nos recuerda que "Españoles. Franco ha muerto". Nos habla el periodista de la "indisimulada tendencia necrófila" del Gobierno, pero también nos dice que ni aunque "intenten remover el cadáver del Cid Campeador de la Catedral de Burgos lograrán que los españoles dejen de pensar en ellos como un problema infinitamente mayor que un puñado de huesos". Además, "conseguirán que se les aparezca". Eso sí que sería un justo castigo.

En el polo opuesto está, como no, Público, que en portada saca "tarjeta roja a la violencia" (mira que son cursis) pero luego, en páginas interiores y artículos de opinión, vemos que la tarjeta es como mucho amarilla, con ribetes verdes.

Y es que el periódico de Roures prodiga hoy "aunques" y "peros", es decir, la típica condena firme y sin dudas de la violencia, a la que sigue la inevitable conjunción que deja la puerta abierta al mamporrero. Buen ejemplo el artículo de varios autores, miembros del (ojo al engendro) Observatorio de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Barcelona, que nos avisan por ejemplo de que la violencia de los indignados "es a todas luces menor a la ejercida por la Policía en plaza Catalunya – con ny, por supuesto – o a la que suponen los despidos y desalojos masivos". En fin, la misma monserga de siempre: "violencia no... a menos que la ejerzamos nosotros". La izquierda, tan apegada a la tradición.

En La Gaceta no se cortan y llaman "sediciosos" a los posibles manifestantes del domingo. Según la RAE la sedición es un "Alzamiento colectivo y violento contra la autoridad, el orden público o la disciplina militar, sin llegar a la gravedad de la rebelión". Pues no se puede decir que no esté bien visto.

En páginas interiores otro titular acertado y divertido: "El ministro Rubalcaba anuncia firmeza con el 15M, pero el candidato Alfredo autoriza nuevas marchas". También bien visto.

El editorial, titulado "Botín, demasiadas casualidades", da un contundente repaso a la decisión de la fiscalía y todo el panorama de sorprendentes hechos colaterales que rodean a esta, como mínimo, polémica decisión.

Por último, La Razón lleva también a su portada una imagen de la presidenta de la Comunidad de Madrid, con el titular "Más Aguirre que nunca". La noticia principal otro despropósito gubernamental: "El Gobierno destina 600.000 euros al ‘catering’ de los aviones vip".

En el interior, el editorial sigue inmisericorde con Rubalcaba y su "repliegue consentido del Estado de Derecho" que tiene "efectos desestabilizadores para la vida pública".

Y para terminar, no se pierdan el chiste de Montoro, dedicado "a los infelices que se ilusionaron imaginando que el 15M era una especie de reedición carpetovetónica del Tea Party". El dibujo: un perroflauta eufórico ante el helicóptero de Más que grita: "¡Bieen! Hemos conseguido que dejen de utilizar el kotxe oficial...!".

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios