Menú

Pérez Reverte llama "imbécil" a Carod y arremete contra la "laboriosa" Cataluña

En su último artículo, titulado Casas cuartel y remordimientos, el autor recuerda el atentado que dejó diez muertos en la casa cuartel de Vic

LIBERTAD DIGITAL
0

El escritor y periodista Arturo Pérez-Reverte ha recordado en su último artículo el aniversario de la matanza de ETA en la casa cuartel de la Guardia Civil en la localidad catalana de Vic.

El artículo se titula Casas cuartel y remordimientos, y está estructurado en tres partes: en la primera, el autor reflexiona sobre los remordimientos, que son "el arrastrar la culpa con el tormento del recuerdo". En la segunda, Pérez-Reverte recuerda a Mladic y la Guerra de los Balcanes y, en la tercera, el autor critica el escaso reconocimiento público que tuvo lugar en Vic, en el vigésimo aniversario de la matanza de la casa cuartel por parte de ETA. El artículo concluye con una reflexión sobre los remordimientos en los dos casos comentados.

Tras introducir el texto con una reflexión sobre los remordimientos, Pérez-Reverte comenta casos puntuales. El escritor se acuerda de la guerra de los Balcanes y del general Mladic: "los canallas de ese calibre no tienen remordimientos", escribe. Además, Pérez-Reverte llama "cómplices por defecto" a "toda aquella diplomacia europea y de Naciones Unidas". El autor, sin dar ningún nombre ni ningún apellido, dice sin embargo que "tengo uno, español, en la punta de la lengua".

El segundo caso histórico que Pérez-Reverte critica es el vigésimo aniversario del atentado terrorista de ETA en la casa cuartel de la Guardia Civil de Vic. El escritor lamenta las ausencias del consejero de Interior, del presidente de la Generalidad, y de la población de Vic, que "tampoco estuvo presente ni se esperaba que estuviera, porque un asunto de guardias civiles, obviamente, no iba con la honrada y laboriosa Cataluña".

Pérez-Reverte no deja títere con cabeza, empezando por "los siempre heroicos gudaris de ETA, analfabetos hasta para deletrear la palabra", y terminando con "un imbécil apellidado Carod Rovira", que "escribía a ETA una carta memorable y por supuesto ya olvidada: ‘Cuando queráis atentar contra España, situaos previamente en el mapa’".

El autor de El pintor de batallas dice que tienen suerte todos ésos quienes "lo mismo bostezan sobre una fosa bosnia que sobre los escombros de una casa cuartel donde fueron asesinadas diez personas". Pérez-Reverte finaliza escribiendo que "los más afortunados, escriben novelas con eso" mientras que, los que tienen "menos recursos o menos suerte", se limitan a pagar "el sucio peaje de la vida" aunque eso sea lo raro. "Son pocos los que juegan al ajedrez con sus fantasmas", concluye el artículo.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 19 comentarios guardados

    Servicios