Menú

La réplica de Rodríguez Braun a Rubalcaba y el gran entusiasmo de ‘El País’

Sí, Rubalcaba se ganó todas las portadas. Rajoy le roba protagonismo en alguna. Twitter gana enteros en la prensa.

0

El discurso de Rubalcaba de ayer llena páginas y páginas en los periódicos de papel de este domingo. Hay interpretaciones para todos los gustos. Desde El Mundo que piensa que Rubalcaba no se presenta para ganar las elecciones hasta El País que muestra sin disimulo su entusiasmo con el partido y el candidato.

En el diario de Pedro J. estiman que "Rubalcaba no intenta ganar a Rajoy" sino que quiere "suceder a ZP" al frente del partido. También así lo estima Casimiro quien señala que el candidato socialista "no piensa ganar, sino en obtener un resultado digno".

Por cierto que en todos los periódicos destacan la información y seguidores que obtuvo el candidato en las redes sociales, uno de los asuntos más comentados ayer en Twitter.

En El Mundo la carta de Pedro J. habla de Rubalcaba aunque para buscar una explicación al proceso de la SGAE. Cree el director de este periódico que el aún vicepresidente ha descubierto que "hay un estamento aún más odiado que los banqueros: la SGAE", motivo por el cual desata el escándalo que coincide con "el ocaso de ZP".

Donde no esconden su entusiasmo, ni lo disimulan, es en El País, tradicional cabecera favorita de Rubalcaba, donde algunas fuentes aseguran que llamaba de vez en cuando para sugerir cambios en los titulares de portada. Según esas fuentes, estas llamadas se sucedían cuando era portavoz del Gobierno de González.

Bien, El País dice en su portada que "Rubalcaba asume el liderazgo socialista con un amplio programa de reformas". Sorprende que lleva su editorial a la portada con el titular "hay partido". "El partido cuenta con un candidato potente", dice. También señala que lo que quería Rubalcaba con su discurso era "sentar plaza, contar en qué iban a consistir sus propuestas y además insuflar ánimos a su militancia, pero también a un electorado de izquierdas que hace bien poco, el 22 de mayo, dio la espalda a su partido". Sólo hace un reproche: "deberá explicar por qué no dio –un giro suave a la izquierda- en el Gobierno".

Ya en páginas interiores, otro titular en positivo: "Rubalcaba supera la prueba de liderazgo". Y otro más: "@Conrubalcaba es un modelo y un estilo", es un análisis de Javier Casqueiro que también adivina cómo será la campaña de Rubalcaba: "desgranó sus ideas. Bien estructuradas y ordenadas. Largo y denso, pero bien explicado. Ese será el tono y estilo también de la campaña". Y más titulares: "Por fin alguien con seny"; "#conR triunfa en Twitter". En cambio, la comparecencia de Rajoy, junto a Aznar, en FAES queda para una página par.

ABC es uno de los diarios en los que Rajoy roba protagonismo a Rubalcaba y titula en su portada: "Rajoy ofrece regeneración frente al giro radical de Rubalcaba". Titular que leemos sobre una gran fotografía de Mariano Rajoy y José María Aznar ayer en la jornada de clausura del Campus FAES.

Sobre Rubalcaba, dice en su editorial, que "el pasado" se enfrenta "contra el futuro" y Manuel Martín Ferrand quita hierro al asunto, habla de "discursito" con el que intentará liderar a un partido para que no se pegue un batacazo en las próximas elecciones.

En cuanto al otro asunto de relevancia la pasada semana, la SGAE, encontramos en "LOS DOMINGOS" de ABC, un reportaje sobre Teddy Bautista, "el boxeador noqueado" en el que podemos encontrar fotos de la infancia y juventud del madamás de la SGAE.

Otro reportaje que hoy merece la pena en este diario es un repaso a los ex ministros de los diferentes gobiernos de la democracia, desde Antoni Asunción a Manuel Pimentel, pasando, entre otros por Celia Villalobos, que dice que no quería ser ministra y María Antonia Trujillo que da consejos y señala que "a la política hay que llegar cotizado. Demasiada gente vive de ella". ¡Las cosas que hay que leer!

En La Razón la portada va a medias, la mitad para la "R" de Rubalcaba: "recesión y recortes" y la otra mitad para la "R" de Rajoy: "recuperación y reformas". También publica una encuesta que señala que "el 54,8% de los españoles desconfía de Rubalcaba y el 53,3% cree que es corresponsable de la mala gestión de la crisis".

Para el editorialista de La Razón lo de ayer de Rubalcaba fue "populismo". Al menos eso es lo que se pregunta: "No aclaró Rubalcaba si este desempolvado populismo constituye su única estrategia para reducir un nivel de paro que su Gobierno ha sido incapaz de atajar". Pero es en La Razón donde encontramos uno de los mayores rapapolvos al vicepresidente: "¿Alguien creía que Alfred l’Écoutant tenía la solución al paro? Era obviamente mentira". Carlos Rodríguez Braun firma este artículo en el que desmonta una a una las principales líneas argumentales que el vicepresidente anunció en su discurso de ayer.

La otra información llamativa es la que se refiere a Leire Pajín y a su veraneo en Lazareto. Vuelve a emplear la fotografía que tantos comentarios se llevó la pasada semana. La ministra bostezaba con su atuendo vacacional y la instantánea ocupó la portada de La Razón. Hoy se queda en una información en página par con el titular: "Lazareto: el secreto de Pajín" y dice que dicha residencia "es un búnker para muy pocos".

En La Gaceta, leemos en su principal titular que "Rubalcaba se presenta como el adalid de una política limpia y democrática". Ya en la portada recuerda que el candidato se mostró orgulloso de su pasado en los gobiernos de González. La Gaceta entonces cuenta algunos hitos de estos gobiernos: "GAL, Filesa, Roldán, Ibercorp y fondos reservados".

Y si El País está entusiasmado, Público no lo está tanto. Colocan hoy una portada muy ‘twittera’: "#fórmula Rubalcaba" es el gran titular y está compuesta por las diferentes mensajes que lanzó el todavía vicepresidente en diferentes cuerpos y estilos tipográficos. En resumen: "El discurso del candidato sienta las bases del nuevo programa socialista". Ekaizer es el encargado de hacer el análisis y dice que la propuesta de Rubalcaba "no supone realmente un giro a la izquierda" pero "la prestidigitación que supone abandonar un Gobierno que se comporta como un rehénde los mercados y al día siguente cambiar, aunque más no sea, el lenguaje parece evidente".

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios