Menú

El negro negro de Arzallus, los insultos de Sostres y la madre de Falete

Se la jugó S&P a la prensa en papel: la noticia llegó de madrugada y este sábado es uno de esos días en los que a primera hora el diario ya caducó.

0

Pues eso, que sin el disgusto de Obama vienen los periódicos de este domingo como esos pobres niños que sufren una enfermedad y poco después de nacer ya tienen aspecto de ancianos.

No obstante, seguimos encontrando temas que tirarnos al gaznate, sobre todo en El Mundo que hoy lo borda en el aspecto gráfico. La primera campanada en la página seis con una fotografía en la que encontramos al mismísimo negro negro de Arzallus en mitad de una marcha por los presos de ETA.

Para los más jóvenes o los que tengan menos memoria recordaremos el asunto: acusado de que su partido siempre ha tenido tintes racistas el por entonces mandamás del PNV, Xavier Arzallus, dijo que de racismo nada, que el prefería "a un negro negro que hable euskera que a un sueco que no lo hable". Si ninguno de los dos dominase la lengua vascuence no especificaba sus preferencias, aunque a todos nos pareció que lo dejaba bastante claro.

Pues bien, ahí está, en plena página 8 del mundo y con un aire más propio de la Jamaica danzarina que del austero País Vasco, con un imposible fondo de gente disfraza de campesinos de toda la vida y reivindicando a los Euskal preso eta iheslariak (?). La verdad, entre nosotros, sospecho este chico anda un poco confundido.

Por el contrario, Sostres no está nada confundido, más bien al contrario lo tiene claro y escribe hoy contra (sí, contra) los que le acusan de usar palabrotas en sus artículos, que "no contienen ni un 10% de los insultos que me han dedicado por haberlos escrito. Y yo no he pedido en mi vida que echen a nadie de ninguna parte".

Eso sí, también tiene claro que "si escribiera exactamente con las mismas palabra y expresiones a favor de la propaganda izquierdista, a favor del ecologismo, del feminismo o de los palestinos sería el tío más popular de España, el columnista más querido", dice. "Mi estilo sería considerado valiente y comprometido", remata. Pues tiene razón, y si no que se lo pregunten a Manolo Saco y demás.

Para terminar con el periódico de Unidad Editorial, otro escalofriante documento gráfico: Falete y su madre en un sofá y en una foto que hay que mirar dos (o tres) veces para saber quién es la madre y quién el folclórica. Tremendo.

En El País a falta de Falete y este tipo de cosas excéntricas y un poco antiguas tenemos un artículo de Rodríguez Ibarra... sobre educación. Que sí, que no es broma, al fin y al cabo también le dio por escribir de internet, otro tema que dominaba a la perfección.

¿Y cuál es la receta del insigne extremeño para arreglar esto? Pues que todo sea más fácil, por ejemplo eliminar asignaturas universitarias "que sólo representan una pesada carga para quienes tienen que cursarlas, sin que llegue a entender qué utilidad específica tienen para los estudios que el estudiante realiza".

¡Pobre universitario! Con tanto trabajo ni le quedará tiempo para acampar en la vía pública ni nada. Una vergüenza...

En ABC nos sorprenden este sábado con una portada no muy afortunada: gran fotografía de la canciller alemana con su marido así como por el campo y un titular que podría firmar Elena Valenciano: "Europa se hunde... y Merkel de paseo". Olvidan los colegas del periódico de Vocento que si la germana puede pasear tranquilamente es porque ya ha hecho los deberes y su deuda es cada día más barata. Que cada político, en definitiva, aguante su vela y su deuda y vamos a ver si repartimos bien las culpas.

En La Gaceta dedican su principal titular al "católico Jáuregui" y su manía de decirle al Papa lo que puede decir y lo que no. Se nos revela el ministro (que es que les dan un carterilla y ya se creen que le pueden dar consejos a los jefes de estado) como el típico socialista que está a favor de la libertad de expresión peeeeero... siempre que sea para expresarse a su favor.

Y es que como bien dice nuestro colega el Trasgo, que se encarga allí con particular acierto de similares menesteres a estos: "Ser de izquierdas significa no tener que decir nunca lo siento".

Para terminar, no dejen de pasarse por La Razón, con un tema de portada un tanto estrambótico ("La infanta Leonor la preferida de los españoles", peso que nos quitan de encima) y, sobre todo con una impresionante doble página dedicada a Sara Montiel en la que nos dice la actriz, ya toda una institución, cuando ve sus películas se dice "Antonia, qué buena estabas".

Ay, el tiempo que cruel puede llegar a ser.

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios