Menú

La pregunta envenenada de 'El Mundo' a Casillas y el "viacrucis" de 'El País'

Hoy de lo que más se habla en la prensa es de los galácticos del fútbol, que cuelgan las botas. Debe de haber nervios en algún periódico, aunque lo disimulan.

MERCEDES R. MARTÍN
0

La prensa generalista viene cargadita de fútbol este viernes con el anuncio, desastroso para muchos españoles, de que el inicio de la Liga puede retrasarse por la huelga de los futbolistas. El que más se indigna, con diferencia, es El Mundo. En portada, bajo una foto de los huelguistas Casillas, Puyol y Xabi, les lanza una maléfica pregunta: "¿Aceptarían las estrellas un tope salarial?". Es precisamente lo que les sugiere en el editorial, que deja clara la radical oposición del diario de Pedro J. a la huelga. Dice que es una "afrenta para los cinco millones de españoles en paro" y para los "muchos más que trabajan en condiciones precarias", pone en duda sus peticiones y apunta que tiene "tintes de chantaje", advierte a los jugadores que "la presencia de estrellas" en la convocatoria "lastra su credibilidad"... "Sólo con una derrama del sueldo de algunos de estos deportistas multimillonarios se podría solucionar el asunto", advierte en un mensaje que no les va a gustar nada. Hay más críticas en la prensa: en ABC la situación tampoco gusta a Javier Lillo, que abronca a los jugadores porque deberían "ser conscientes de que han contribuido a llenar de aire una burbuja que ya ha reventado", y a Manuel Martín Ferrand, que ironiza con la "vocación obrerista" de las estrellas. Intuimos que debe de haber nervios en algún grupo empresarial más, aunque, de momento, en el papel se lo callan.

La calma momentánea en los mercados hace que los diarios dejen por un día de mirar al BCE y se centren en la reacción, o mejor dicho, la no-reacción de los políticos españoles en estas crisis. Rajoy ordenó ayer a Soraya pedir una comparecencia urgente de Zapatero y en El País están que trinan. Sostienen que mientras que el líder del PP sigue en San Xenxo, el presidente tuvo "un comienzo de vacaciones agitado" y después hizo "gestiones telefónicas" sin descanso. En el editorial, terminan de darle la puntilla al líder del PP aunque sea a costa de quitarle toda responsabilidad a Zapatero. Esta crisis, avisan, "tiene carácter global".

El hiperactivo candidato socialista logra su cota de protagonismo gracias a sus peticiones al Gobierno. "Rubalcaba adopta el papel de portavoz de las medidas positivas del Gobierno", dice con orgullo el diario de Prisa. El presidente, mientras, no tiene pensado acatar la petición del PP y La Gaceta suspira con alivio. Carlos Dávila se recrimina a sí mismo haberse quejado en algún momento de su ausencia: "Realmente somos unos estúpidos". "Cuanto más tiempo esté de vacaciones menos daño hará al país", reflexiona el periodista, que concluye con una petición: "Que España le regale unas vacaciones prolongadas en Doñana hasta diciembre con tal de que abra las urnas inmediatamente".

Si echaban de menos los mensajes antipapa, este viernes hay de nuevo unos cuantos. Antonio Gala sigue erre que erre. En esta ocasión dice que él quiere ser Papa porque es "dios en el mundo" y por él se "tira la casa por la ventana". Justino Sinova le contesta en las mismas páginas de El Mundo, desolado porque, en su opinión, la situación demuestra que "la España de Zapatero es el envés de aquella España tolerante" de la transición. "Una determinada izquierda quiere imponer un orden de prioridades que concluye en la exclusión de quienes piensan de otro modo", lamenta. Todo lo contrario opinan en El País, que le da la vuelta a la tortilla y sentencia que los que están sufriendo un viacrucis son los laicos. Habla de los mensajes en las redes sociales, que hasta la aclaración del diario de Prisa, veíamos mayoritariamente antipapa, y alertan de que la JMJ "es parte del plan de nueva evangelización de Europa". Lanzan otra advertencia: "Benedicto dará ocho discursos en los que se esperan", atención, "críticas al Gobierno".

Terminamos con ETA y el artículo que dedica a las víctimas Herman Tertsch en ABC por el plantón que le dieron al alcalde de San Sebastián, de Bildu. Dice el periodista que la situación es "repulsiva" y la "obscenidad es excesiva": "Los verdugos invitan al cóctel a sus víctimas". Compara a los de Bildu con los nazis: "Mengele no habría tenido el arrojo de invitar a los supervivientes judíos a rezar un kadish". También hablan de nazis en Público, pero para compararlos con los malvados especuladores. Juan José Téllez alerta de ese "nuevo Führer de los mercados que avanza sobre la UE".

Temas

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios