Menú

Bronca en 'Público' a los votantes "incompetentes" y el oculto rescate a España

Los recortes italianos planean por toda la prensa. En La Razón nos advierten de que aquí, aunque Zapatero se esconda, están al caer. Ya estamos rescatados...

MERCEDES R. MARTÍN
0

En El Mundo celebran con entusiasmo esas 36 provincias que van a desaparecer del mapa de la administración italiana y encomiendan al Gobierno español, ilusos, que haga reformas parecidas. Censura el diario que estén eludiendo unas "medidas drásticas" que son inevitables. "Sin embargo, el calendario impide que el todavía Gobierno esté a la altura de las circunstancias, como otros gobernantes europeos".

El mensaje se repite en otros diarios, pero con especial fuerza en el artículo que firman en La Razón Jaime García Legaz y Fernando Navarrete, de FAES. Ambos nos dan un baño de realismo que no sabemos si llegará a Doñana. Advierten de algo que intuimos todos, aunque ningún político lo diga abiertamente: España está rescatada de facto y su economía está intervenida, tras decisiones como la compra de bonos del BCE, y eso significa que pende sobre nosotros "una espada de Damocles" que nos debería forzar a medidas como las italianas. La sutil diferencia está, claro, en nuestro Gobierno. Dicen los dos autores que aquí un Ejecutivo "agónico e irresponsable intenta hacer como que el rescate no va con España", pero alertan: "La opinión pública tiene derecho a saber que un probable Gobierno del PP heredará una economía" intervenida a la que "se le exigen desde ya sacrificios que son consecuencia de un rescate al que nos ha llevado una pésima gestión económica desde 2004".

De un modo radicalmente opuesto interpretan los recortes que se extienden por Europa en El País, y, sobre todo, en Público. El diario de Prisa encomienda la solución de la crisis a Europa pero sin hablar de las consecuencias: "Es necesario que Merkel y Sarkozy establezcan una estrategia de estímulo (...) necesaria ante un episodio de extrema volatilidad e histeria". En Público, la solución para Marco Schwartz está, como era previsible, en "subir de manera contundente los impuestos de la renta a los más ricos".

¿Y Zapatero, mientras, dónde está? Eso se preguntan en ABC, que publica este sábado que el presidente no piensa volver de vacaciones hasta el jueves. "Sin novedad en Doñana: sigue decidido a agotar unas vacaciones que el resto de líderes han sacrificado", lamenta. Quizás esté preparando esa comparecencia urgente que le pidieron en el PP, aunque El País parezca haberlo olvidado. Dice el diario que el presidente "se plantea ir al Congreso" antes de que se lo pidan los grupos.

Ernesto Ekaizer admite en Público que Zapatero debería haber "mostrado reflejos". Mientras, a otro columnista del diario de Roures, lo que le molesta es el sentido del voto de esos que apoyan a los que empiezan con los recortes y piden devolver competencias al Estado, en clara referencia a Cospedal y otros nuevos "barones" populares. Lamenta Joan Gari que no podamos despedir a los políticos "incompetentes, sin competencias, puesto que los han votado ciudadanos que quizás también tienen sus lógicas limitaciones competenciales". Y tras criticar que esos políticos gobiernen cuando no creen en la Sanidad o la Educación Pública, termina diciendo: "Ahora, amigos, seguid votando a esos amados líderes".

La visita del Papa ya aparece en dos portadas, en La Razón y ABC, que cuentan la llegada de los primeros jóvenes católicos. Mientras, los indignados siguen preparando su contramarcha con el apoyo entusiasta de Antonio Gala. "Es muy feo declarar la guerra a muerte de los indignados cuando son los únicos que gritan la verdad". En la misma página, un pelín más arriba, El Mundo nos cuenta que dos de esas indignadas mintieron al ser detenidas para acusar a la Policía de haberlas violado.

Atención también despierta el percance de Esperanza Aguirre, signo para La Gaceta y ABC de que la presidenta tiene más vidas que un gato. "Le sonríe la suerte", dice el diario que dirige Carlos Dávila. También les ha sonreído de momento a esos futbolistas millonarios que se lanzan a la huelga y que son criticadísimos por Alfonso Ussía en La Razón. Les acusa de cinismo y de hacer "demagogia barata" y afirma que "lo solidario sería destinar el diez por ciento de los muchos millones que perciben al año para mitigar la situación agobiante de sus compañeros".

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios