Menú

La mentira socialdemócrata muere y pilla a Bono con Pedro J. y a Salgado en bañador

En mitad del gran puente de agosto la prensa se esfuerza porque, en playa o en montaña, sus lectores tengan temas de interés, haya o no noticias.

0

Empezamos nuestro repaso con El Mundo, en el que Pedro J. se ha ido al pueblo con Bono y dedica su carta semanal a presentarnos en sociedad al político manchego, en lo que parece una presentación en toda regla para liderar lo que sea (bueno, concretamente el PSOE) en cualquier momento (apurando: cuando Rubalcaba se la pegue).

De todos es sabida la buena relación entre el manchego y el de Unidad Editorial, pero es probable que el tono amistoso y laudatorio de la carta sorprenderá a algunos lectores. Una apuesta en toda regla y, si me apuran, el primer movimiento dentro del PSOE para ir "haciéndole la cama" al flamante candidato, que a este paso puede ser flameante.

Uno de nuestros favoritos de El Mundo, el polémico Sostres, dedica una durísima columna a los sucesos de Londres, con un análisis duro pero no desacertado: "En Londres ha pasado lo mismo que en Barcelona y en Madrid; y es que las falsas promesas de la izquierda se han desmoronado. La mentira socialdemócrata ha muerto devorada por ella misma".

"No es un problema de inmigrantes. Es un problema de los que se creyeron las promesas laboristas", dice el catalán. "El problema son las almas blandengues que la socialdemocracia ha creado". Pues se puede decir más alto... bueno, quizá no mucho más alto que Sostres.

El País nos llama la atención desde su portada con una hermosa imagen de una mujer somalí y el titular "Somalia se muere". La fotografía tiene una inequívoca resonancia a la iconografía católica: es toda una piedad de ébano, si nos permiten la cursilería.

Mucho menos hermosa y con menos relaciones con el catolicismo, sorpresa en la página 23 del periódico de Prisa y Liberty: con la excusa de una foto de Elena Salgado nos recomiendan que compremos deuda pública, "la alternativa más rentable para el ahorro". Ahora nos explicamos la situación financiera de la que fue la empresa periodística más rentable de España.

Otro tema que llama la atención: otro concejal de PxC que abandona el partido, también en Salt y también por temas de pareja. Se trata de un hombre que está unido sentimentalmente a un ciudadano de origen dominicano. Que nadie interprete esto como que estamos de acuerdo con PxC pero, ¿en qué pensaba este señor cuando se afilió al partido de Anglada? Hay gente cuyos actos cuesta entender, la verdad.

Hablando de Elena Salgado, no se pierdan hoy La Razón, que nos la muestra en la playa y en bañador, en una imagen que sólo por lo de vicepresidenta nos recuerda al famoso bikini de De la Vega. Eso sí, doña Elena no pierde su elegancia ni en estas playeras circunstancias y la foto dará mucho menos que hablar.

Otra imagen nos llama la atención en este periódico: la de Ricky Rubio hablando de la juventud y su futuro... en calzoncillos y dentro de un cubo de basura. El baloncestista da un mensaje optimista, "somos los jóvenes los que tenemos que sacar esto adelante", pero la imagen resulta, al menos desde el punto de vista simbólico, un poco contradictoria.

En ABC el tema de portada es la visita papal, como no, con declaraciones de un Rouco que se nos pone moderno: "Será una movida excepcional". En el interior el titular afina algo más: "La JMJ mostrará una juventud distinta".

Aunque para distinta la tercera de De Prada sobre "la fragancia del nardo" que alcanza cotas de cursilería por encima del ochomil para comparar a los indignados con los endemoniados del Evangelio de San Marcos. Pues sí que han caído bajo los demonios.

Público sigue esforzándose, por su parte, en ser el periódico que más habla del Papa: portada y seis primeras páginas a una visita que no les gusta nada a los de Roures y que, pese a su esfuerzo, parece que va a reunir a un poquito más de gente que las manifestaciones indignadas. Esta juventud es que no se entera de a qué debe ir.

En el titular de uno de los artículos, ‘error’ de bulto: "España, un Estado ‘laico’ que exhibe fervor por la Iglesia Católica". Por supuesto que el periodista sabe que España no es un estado laico sino aconfesional, de ahí las comillas, pero lo vamos diciendo y la bola va rodando.

El subdirector Manuel Rico escribe, como no, sobre el tema y resulta que está muy enfadado con que se corte el tráfico por la visita del Papa, debe ser que para cortar la calle hay que hacerlo a las bravas y sin pedir permiso, como la horda indignada, que de eso en Público no han dicho ni mu.

En La Gaceta nos advierten de la alta siniestralidad de los tractores, un peligro sobre el que nunca habíamos reflexionado y que no sabemos si es herencia de la famosa canción veraniega de Zapato veloz.

Además de eso, puñalada (periodística, por supuesto) a un El País que ayer sacaba una exclusiva... publicada por el diario de Intereconomía hace casi un año. Para que luego digan que el tiempo no es relativo.

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 3 comentarios guardados

    Servicios