Menú

Las "barricadas" que están por llegar y el punto común de 'La Gaceta' y el 15-M

Empieza oficialmente el curso político y las noticias vuelven a ser malas para el PSOE. Si hoy andan regular, después del 20-N todo puede ser mucho peor.

MERCEDES R. MARTÍN
0

El candidato llegará al maratón de reuniones previstas para hoy con los resultados de una nueva encuesta de fondo: si las anteriores eran desoladoras para el PSOE, la que publica este lunes La Razón augura que el partido quedará prácticamente fulminado el 20-N, con unos resultados sólo equiparables a los de los años setenta. Con este panorama, poco extraña lo revuelto que está el ambiente en el partido, entre la reforma constitucional, la desbandada de dirigentes políticos y las luchas por hacerse un hueco en las listas en vista de que muchos van a quedarse fuera. Según El Mundo, las mayores tensiones se viven en Madrid, donde han surgido críticas a que Elena Valenciano vaya de número dos. A ello se suma una nueva baja, la de Miguel Sebastián, y el despecho que Carmen Calvo muestra en una entrevista sobre el por qué de su negativa a concurrir a los comicios con Rosa Aguilar. Dice la exministra que no es "amiga de hipocresías, de hacer cualquier cosa por un cargo público, por el escaño". Los desvelos de los socialistas han llegado hasta la playa: cuenta Pilar Cernuda en ABC cómo un diputado se quejó a un periodista en un chiringuito de que "José Luis hable más con Rajoy que con Alfredo" después de su pacto para cambiar la Constitución.

Ese cambio es lo que más concentra los problemas del PSOE y de ella se sigue hablando la prensa, en especial en los editoriales. El Mundo reclama no ceder "al chantaje" de los nacionalistas tras anunciar que CiU quiere que la Carta Magna "limite la solidaridad" entre comunidades. ABC pide revisar "globalmente la organización y el funcionamiento del Estado". Y en Público también reclaman más cambios: "Convirtamos este sapo que hay que tragar en unas ricas ancas de rana", dice Marta Nebot al tiempo que aboga por cambiar "lo que es de cajón", que para ella es la sucesión al trono y convertir a España en un "Estado laico".

Cosas similares exigieron los indignados este domingo de nuevo en la calle, y varios diarios recuerdan que lo hicieron sin pedir permisos y sin que actuara la Policía. En La Gaceta les echan un cable a los agentes que quieran identificarles con una foto en portada y el rostro de varios de los participantes. Pero lo que más destaca el diario es "hasta los indignados desprecian al candidato Rubalcaba" pues lo más coreado ayer fueron lemas sobre el socialista. "No para aclamarle, sino para censurar su actuación", dicen con indisimulado asombro.

José María Carrascal mira con desazón estas protestas, según explica en su columna en ABC. Recuerda el periodista los disturbios y protestas que se están viviendo en Chile tras la victoria de la derecha y augura que es lo que puede ocurrir en España. Tras lamentar que en el país andino sindicatos y estudiantes se hayan echado "a las barricadas" con unas "ansias renovadoras" que habían estado dormidas mientras gobernaban los socialistas, se pregunta si eso es lo que "veremos aquí si el PP llega al poder". "¿Son los indignados la avanzadilla de los nuevos comandos Rubalcaba, ensayos más o menos mansurrones de lo que nos espera después del 20-N?" La actitud del futuro destinatario de tales protestas, Mariano Rajoy, y su foto en pantalón corto publicada este domingo es el tema de análisis para otros columnistas: Raúl del Pozo destaca esa "derecha vencedora en zapatillas" de la que le ve representante y habla de la "intervención discreta" y el "ruido de una nueva recesión" que se ha encontrado a la vuelta de las vacaciones. También habla de la crisis, desde las mismas páginas, Casimiro García Abadillo para dar nuevas claves de la famosa carta de Trichet: dice el periodista que la clave de la reforma constitucional hay que buscarla ahí y no porque fuera algo que nos reclamaran desde el BCE. Lo que nos pedían en la misiva eran "medidas de tipo laboral y salarial", pero "si el Gobierno hubiera seguido al pie de la letra" las indicaciones, "hubiera tenido enfrente a los sindicatos". "La reforma de la Constitución, en cambio, le garantizaba el apoyo del PP y una respuesta matizada de UGT y CCOO", cuenta.

Dejamos a ETA y su futuro, radicalmente opuesto según el periódico que leamos, para el final. El País sigue hablando de su inminente final y afirma que "cientos" de presos de la banda están pidiendo el "desmarque total", aunque añade dentro que también reclaman "una negociación política con importantes concesiones del Estado". No aclaran qué pasará si no lo consiguen, pero sí lo cuentan ABC y La Razón: según ambos diarios, la banda atentará de nuevo si no se obtienen "réditos" de la "estrategia de Batasuna" y añaden que los zulos siguen "en mantenimiento" para "tener las armas preparadas".

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios