Menú

El Congreso llama a la desobediencia al TSJC gracias al pacto PSOE-CiU

En el texto se pide que el "catalán sea el centro de gravedad" de la escuela catalana y que el alumnado "no sea segregado en centros ni grupos"

0

Finalmente el texto recibía la luz verde de la Cámara Baja. Con 192 votos a favor de PSOE, CIU, PNV, ERC, IU, ICV y el BNG, los firmantes de la polémica enmienda suscrita entre el PSOE y los nacionalistas catalanes de CIU, ERC, IU e ICV, el Congreso de los Diputados "insta al Gobierno a "defender el modelo lingüístico vigente en el sistema educativo catalán, en el marco de la legislación vigente".

El texto consensuado se votaba en lugar del inicialmente propuesto por el grupo de ERC-IU-ICV y ha recibido 142 votos en contra de PP, UpyD y UPN. Un escrito, al que ha tenido acceso Libertad Digital, que consta de cinco puntos, en los que se manifiesta:

  • a) "El apoyo al modelo lingüístico vigente en el sistema educativo catalán (...)"

  • b) "El derecho a recibir educación en catalán, de acuerdo a lo dispuesto en el Estatut de Catalunya y las leyes y a que se utilice normalmente el catalán como lengua vehicular y de aprendizaje (...)".

  • c) "El derecho del alumnado catalán a no ser segregado en centros ni en grupos distintos por razón de su lengua habitual (...)"

  • d) "Que el derecho a la educación en Catalunya se ejerce en el marco en el que los poderes públicos determinan la currícula de los distintos niveles, ciclos o grados, las enseñanzas mínimas y las áreas o materias de aprendizaje, organizando asimismo su desarrollo en los distintos centros docentes".

  • e) "Que, de acuerdo con lo dicho reiteradamente por el Tribunal Constitucional, es plenamente legítimo que el catalán sea el "centro de gravedad" en la escuela catalana, sin exclusión del castellano, de forma que se garantice su conocimiento y uso en Catalunya".

"Por todo lo expuesto", concluye la enmienda, "el Congreso de los Diputados insta al Gobierno a defender el de modelo lingüístico vigente en el sistema educativo catalán, en el marco de la legislación vigente".

En definitiva, se trata de un pacto en el que el Partido Socialista Obrero Español presta su apoyo a los nacionalistas catalanes para manifestar su voluntad de desacato de la resolución del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) para hacer del castellano lengua vehicular también en Cataluña. Así, los nacionalistas obtienen un respaldo tácito de la sede de la soberanía nacional ante el incumplimiento flagrante de una sentencia judicial.

Alonso: "para nada" hay desacato

El acuerdo se conocía a media mañana de este martes con gran sorpresa de los informadores. Preguntado por el particular, el portavoz del PSOE, José Antonio Alonso, negaba a Libertad Digital que esto suponga un llamamiento a desoír la citada resolución. Respondía a la pregunta de cómo se compagina la firma de su grupo en el texto con el acatamiento de las sentencias judiciales. "Es un apoyo a un sistema de inmersión que funciona y que produce la igualdad entre el castellano y el catalán, ambas dos lenguas cooficiales, y por lo tanto da cumplimiento a la Constitución Española, Y punto dos, que las sentencias judiciales deben cumplirse . Yo ahí ni entro ni salgo".

"Pero entonces, ¿esta enmienda no llama a desoír la sentencia del TSJC?", le repreguntaba este diario. "No, no. Para nada. Para nada. En absoluto", negaba tres veces el portavoz parlamentario del PSOE.

En España

    0
    comentarios
    Acceda a los 42 comentarios guardados

    Servicios