Menú

Paz de los muertos vivientes en 'Público' e independencia "en uno o dos años" según FJL

Encuestas, análisis y más y más opinión sobre la mascarada con txapela de ETA y los grandes partidos llenan los periódicos de este lunes.

0

Empezamos nuestro repaso por El Mundo, que lleva a su portada el divorcio aparente entre la opinión pública y sus representantes: "El 69% cree que ETA no ha renunciado al terrorismo", un porcentaje que se eleva al 90% en el caso de los votantes del PP, que parece ser que no se creyeron el mensaje de Rajoy el propio jueves.

El líder popular sabrá por qué razón da la espalda a la opinión más que mayoritaria de sus votantes. Mientras, Federico Jiménez Losantos critica que "ni el Gobierno hizo de Gobierno (...) ni la oposición hizo de oposición (...). Sólo ETA hizo de ETA".

Así las cosas, y visto un panorama que Federico cree que sólo puede compararse en vileza con las abdicaciones de Bayona, y ya han pasado más de dos siglos, las perspectivas no se pueden calificar de buenas: "Si ETA no comete muchos errores, en un año o dos proclamará la independencia del País Vasco junto al PNV y varios partidos de izquierda".

En el mismo periódico Santiago González y Sánchez Dragó hablan de las lágrimas, "de cocodrilo" según el segundo, que han vertido los socialistas a cuenta del presunto final de ETA. Al primero le viene de perlas para la promoción de su último libro, el interesante Lágrimas socialdemócratas, y para pedir que, como es lógico, los políticos "vayan ya llorados" por lo menos "al poder, al ámbito de lo público".

En El País sobre el asunto etarra nos sacuden con un más que plúmbeo artículo de Luis R. Aizpeolea, que nos cuenta como la "principal preocupación" de Zapatero, Rajoy y Rubalcaba es "despejar la desconfianza de muchos ciudadanos". Vamos, que ahora les vemos de conseguidores de ETA mientras que en el lado contrario están los de siempre: "medios de comunicación de Madrid, portavoces de asociaciones policiales y víctimas del terrorismo" que "abonan" la desconfianza.

Pasaremos por el señalamiento a los medios y la "derecha radical", ya estamos acostumbrados, pero hay que ver las víctimas, que manía la suya de andar siempre molestando... y existiendo.

Todo se arreglará con, entre otras cosas, "el relato democrático de 43 años de terrorismo" que no sabemos muy bien que es, pero que nos lo empezamos a imaginar en la siguiente frase: "Así como la aplicación de medidas de reinserción a los presos de ETA". Ah, que es eso, pues vale, no cuenten conmigo, debo ser "derecha radical" o algo peor.

Por cierto, en el mismo periódico y en un amplio reportaje a doble página se nos advierte de que uno de los problemas que "amenaza" la eficacia de la Ley de Violencia de Género es "el perdón de las víctimas al maltratador". Ya vemos que el perdón a los delincuentes, como tantas otras, va por barrios.

ABC celebra su edición número 35.000, lo que significa casi cien años de vida en un caso que es extraordinario en la historia de la prensa española, así que empecemos por felicitar a nuestros compañeros en esa vieja y respetable casa y recomendarles el suplementazo de casi 100 páginas que regala este lunes el diario de Vocento.

Bajando a la actualidad dura, no hay que perderse la columna de Gabriel Albiac en la que cuenta un discurso de Gadafi al que asistió un día en el que el dictador libio "hablaba con la convicción blindada de los psicóticos. O de los santos. En política, ambas cosas son lo mismo". Por lo visto el tema fue para salir corriendo que fue, literalmente, lo que hizo el bueno de Albiac: "Precipitadamente, tomé el avión de vuelta".

Muy recomendable también el artículo de Ignacio Camacho, titulado 35.000 y que aprovecha la feliz efeméride del periódico para hablar de la no tan feliz historia de nuestro país durante 100 años y de cómo tras la Transición hemos "perdido aquella visionaria energía con que solucionaron endémicos problemas de siglos y se ha dejado [la sociedad española] arrastrar por un acomodaticio espíritu de relajación relativista". En resumen: "Ahora llamamos paz a la ausencia de padecimiento". Ahora no, don Ignacio, ya la dictadura lo entendía así y celebró en consecuencia los 25 años de paz... bajo la férrea mano del Caudillo.

Por cierto, no se pierdan en la página 16 la carta del hermano de una viuda de ETA, es un buen recordatorio de lo que queremos decir cuando hablamos del inmenso dolor que ha provocado el terrorismo asesino de la banda etarra; sí, esos que ahora van camino de ser santos.

En La Gaceta nos hablan hoy de cómo se colocan algunos de cara al post-20N: una decenita de altos cargos del PSOE ya están colocaditos en mamandurrias de esas bien remuneradas. No hay nada como tener un buen carné para no tenerle miedo al paro.

Lo más divertido del diario de Intereconomía, no obstante, está en la sección de economía y en uno de esos titulares de economista que no se da cuenta de que hay un mundo más allá de los índices: "Siempre lejos de los rojos". Ahí es nada, sin quererlo le ha salido toda una declaración programática.

Por último, en Público nos encontramos detalles de lo más llamativos. Los primeros en una encuesta a la que se saca lo que se puede: por ejemplo, afirmar que el PSOE consigue "recortar 1,8 puntos en doce meses". Pues por ese camino...

Peor todavía lo de UPyD, que "pierde la mitad de sus expectativas en un año" y resulta que la mitad es pasar 4,3 a 2,9%. Ay, las matemáticas.

Eso sí, para cosa grotesca el artículo de Aníbal Malvar, que nos cuenta como los muertos, sí los muertos, "paseaban por Euskadi con extrañeza de regreso". Si les parece poco esta paz de los muertos vivientes no se pierdan la escena en la que se encuentran "ambos grupos de muertos" (es de entender que los de los asesinos y los de los asesinatos) y todos "se retan con mirada pistolera".

¿Todos con mirada pistolera? Eso sí que es no dejar en paz ni a los muertos.

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 4 comentarios guardados

    Servicios