Menú

Anson, Trini y el ridículo del Rey y Suso de Toro despide al "intelectual" Zapatero

Sigue la prensa embarrada en el caos griego, el ladrillo tóxico y otras noticias nefandas, pero El País lanza la última loa a ZP, ya casi post mortem.

0

Lo hace Suso de Toro, adorador oficial de "ese chico de León", en un artículo que, digámoslo directamente, no roza el ridículo sino que se da de bruces con él. Ya en el primer párrafo llama al presidente saliente "regeneracionista español puro" y le confiere unos valores que, de un momento a otro, nos lo vamos a encontrar en la casa frailuna, como decía Pedro J., de Bono: "Individualismo, ascetismo, reserva, buenas maneras...".

Luego, el apologeta del todavía Secretario General del PSOE, sufre una pérdida de memoria tan grave que yo en su caso me pondría en manos de un especialista: "Desde Suárez, ningún presidente de Gobierno fue tan atacado". Oye Suso, pues yo me acuerdo de uno al que llamaban asesino por la calle, Aznar, no sé si te suena.

Pero lo mejor está por llegar, no se lo creerán, pero el del Toro (vaquilla roma todo lo más) se atreve a llamar a Zapatero intelectual. Que sí que sí, lean lean: "Él mismo es un intelectual, pero un político intelectual". Dicho esto, y superado el ataque de risa, el amiguete Suso glosa los logros del presidente y habla de cosas como "su visión entusiástica y militante de España" (ignota hasta el momento, yo me quedé en lo de "concepto discutido y discutible") que, por desgracia, "le impidió reconocer los signos que aparecían". Vamos, que no haberse enterado de la crisis también es un mérito.

Como colofón final, este párrafo que yo ya no tengo fuerzas para comentar, así que ustedes mismos:

"Se nos va un tipo decente y valiente pero, para que podamos comprender su viraje en los últimos tiempos, el presidente nos debe una explicación: qué vio la noche del día 9 al 10 de mayo de 2010. Parece que se asomó a un abismo, debemos conocer qué monstruos lo habitan. Y si vio los límites de nuestra realidad necesitamos conocerlos, ahora que las paredes del mundo en que vivíamos se están desplomando. Lo necesita la izquierda para imaginar un futuro más justo pero sin infantilismo y lo necesitamos el conjunto de la ciudadanía."

Toma ya.

En El Mundo lo que más nos llama la atención es el durísimo artículo que Anson le dedica a Trinidad Jiménez después de que esta cometa el nefando pecado de haber puesto en ridículo al Rey por la desastrosa Cumbre Iberoamericana. "No le había sucedido una cosa así a Don Juan Carlos (...) en los cerca de 40 años que lleva en el trono", dice el que fuera director histórico de ABC, y es que "no todo vale, no todo el mundo sirve para todo". Y algunos para nada don Luis María.

Precisamente en ABC encontramos este jueves, además de una portada muy bien traída y con bastante mala leche contra Rubalcaba, un divertido artículo sobre Gallardón en el que comparan al popular con... Tintín. Sí, ya sé que el protagonista de los maravillosos cómics de Hergé es más joven (y otras cosas) pero resulta que según nos cuenta Mayte Alcaraz el alcalde de Madrid es "fan de Tintín hasta las cachas" y no para de repetirse "Tintín siempre acaba ganando".

Pues qué quieren que les diga, yo le veo más similitudes con el capitán Haddock, sobre todo cuando pienso en la noche del 22M...

Precisamente de Gallardón hablan en La Razón, de la forma imparcial y mesurada con la que el diario de Planeta se ocupa de todo lo relacionado con el PP en los últimos tiempos, ejem. Sin embargo, cuando el jabón es ya tan abundante uno corre el peligro de resbalar, así en el pequeño comentario editorial que dedican a felicitarse porque sea el alcalde de Madrid el portavoz popular en el debate televisivo a cinco lo llaman "orador brillante", pase, pero también "gestor de reconocida solvencia". 7.000 millones de deuda municipal contemplan con los ojos como platos esa solvencia. Cómo les va a gustar esa frase a los impagados proveedores municipales.

En La Gaceta hay un interesantísimo artículo de Ramón Pi sobre la propaganda maltusiana que se está montando sobre lo de los 7.000 millones de humanos, "una campaña propagandística y emocional de las que acostumbra a lanzar la ONU cuando quiere transmitir un mensaje alarmante".

¿La verdad? Que los miles de millones de humanos cabríamos en un cuadrado de 84 kilómetros de lado "sin tocarse, a metro cuadrado por persona" y que si hay hambre y penuria es por "los sistemas políticos despóticos a los que la mayoría de la población mundial está sometida". Pues sí, impecable e imperdible.

Por último, incluso en un Público que está hoy especialmente anodino (no me extraña, es que lo suyo debe cansar bastante) podemos encontrar cosas tan sorprendentes como descubrir que la culpa de lo de Grecia está muy repartida: "Son tan responsables las autoridades griegas que permitieron el endeudamiento astronómico del país como los bancos que le prestaron con avidez especulativa". Hay que ver que maldad la de los banqueros: les pides dinero y van y te lo dejan, ¡serán capitalistas! 

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 5 comentarios guardados

    Servicios