Menú

Los periódicos, en Blanco, y la "limosna de amor" de Rubalcaba

La campaña, Grecia, el paro... pero lo más llamativo de las portadas de este viernes es que, por exceso o por defecto, se han quedado en Blanco.

0

El desembarco del caso ‘Campeón’ en el Supremo o bien ocupa portadas o bien deja grandes espacios en Blanco, sí, con mayúsculas para que ustedes me entiendan. Así ocurre en La Razón, es lo que tiene que el 80% de tu portada deba ser ocupado día sí y día también por Mariano Rajoy: que no queda hueco para nada más.

Y es lo que ocurre en El País, que un poco más y regalan una lupa para que encontremos en un titularcillo por los sótanos de la portada la noticia. Dentro, ya a página completa, titulan a calzón quitado: "La juez de Lugo envía al Supremo la acusación contra Blanco de un imputado". Oiga, que no es sólo la acusación del señor ese, que son una serie de indicios porque la juez puede que sea de Lugo, pero tiene pinta de que no es tonta.

Otra cosa llamativa en el diario de Prisa, que este viernes viene más bien plúmbeo: el artículo sobre la campaña en el País Vasco que habla de una "ETA fuera de juego", en el titular, y de que "la subida de Amaiur compromete el liderazgo del PNV". No sé, pero para estar fuera de juego eso parece un gol por toda la escuadra.

En El Mundo, por el contrario, lo toman como el gran asunto del día: honores de cinco columnas en portada, un editorial que recuerda que Rubalcaba defiende a Blanco como defendía a los implicados en el GAL, y un artículo de García Abadillo en el que nos cuenta que la jueza "se ha cuidado mucho de que los indicios delictivos contra el ministro estén bien sustentados" y avisa de que "las grabaciones de conversaciones entre Dorribo y el primo del vicesecretario general del PSOE Manuel Bran son una base más que sólida para pedir su procesamiento".

La mayor sorpresa es encontrarnos en la página 14 a una Elena Valenciano de veinte años, pelito corto y aspecto conciertero en lo que fue un cartel de las Juventudes Socialistas de la campaña del 82. Cuánto ha cambiado doña Elena en lo físico (está, literalmente, irreconocible) y qué poco ha mejorado en lo intelectual.

Más divertido, si cabe, el artículo de Jiménez Losantos en el que argumenta que los "arriolos y bacterios socialistas" han llegado a la conclusión de que "tienen que dar pena al electorado". Una táctica usada en el amor pero con éxito "poco frecuente" y que a Federico le recuerda los versos de una copla: "Limosna de amor / que no te pedí...". ¡Ya sólo nos falta ver a Rubalcaba de folclórica!

Prueba de lo revueltos que están los días: Jiménez Losantos coincide en su análisis con el columnista de Público Isaac Rosa, que pide que el equipo de Rubalcaba empiece a "usar su imagen de derrotado para ganar algunos votos", en un momento dado "directamente dando pena, como último recurso".

Un último recurso triste, pero es que ya ni en el periódico de Roures, fíjense como acaba Rosa su artículo: "Sólo hay una forma de empezar la campaña, haciendo aquello que el Gobierno no ha hecho: reconocer que se equivocaron".

Por cierto, para que luego hablemos de clasismos, saca Público una página completa sobre "el origen social" de los candidatos. Así, Rubalcaba es "el hijo de izquierdas de un aviador de derechas" y Rajoy "el nieto centralista de un abuelo autonomista". Menos mal que nos lo dicen porque yo no sabía bien a quién votar, ejem.

En ABC nos sacan a un meditabundo Blanco en portada, es lo que tiene pasar de "azote de corrutos", como dijo Francisco González, a presunto ‘corruto’. Difícil tránsito, sin duda.

En el interior les recomiendo la surrealista viñeta de Máximo que es algo así como la metáfora del votante desencantado. A la izquierda arriba la Luna le pregunta a un astro mucho mayor, es de suponer que el Sol pero quizá la Tierra: "¿Y tú por quién vas a votar?". A lo que el segundo responde, diríase que lacónico: "Por Disraeli".

Otra viñeta genial la encontramos en La Razón, la de Montoro con un Rubalcaba que frente a una provecta banda del ‘Ojalá’ hace una llamada y pide que la noticia "se emita en blanco y negro, para que la gente los reconozca...". Qué maldad.

En la página de enfrente Ussía le da un palo al lidereso del sarao, Federico Mayor Zaragoza: "Ministro de UCD, director general de la Unesco, presidente de la Alianza de Civilizaciones y, ahora, guitarrista de ‘Ojalá’. No me atrevería a asegurar que su carrera es ascendente".

El dato más revelador de lo fracasado del proyecto nos lo da el propio escritor en su demoledora última frase: "Ni Carmen Machi se ha sumado al proyecto. Horrible".

Y ya para terminar, también tienen estopa para Mayor Zaragoza en La Gaceta, donde con más crueldad si cabe lo comparan con un indignado: "Lo único que distingue a Mayor Zaragoza de un indignado no es que el indignado medio lleve pañuelos a la moda palestina y Mayor Zaragoza crepitantes corbatas de Hermès", sino que el segundo "parece, por comparación con el prócer, una mezcla de Catón, Bosuet y Tocqueville".

Pero no todo es malo en ese currículo descendente del político, en La Gaceta encuentran algo positivo, eso sí, lo único: "No tiene antecedentes penales". Si es que hasta de los peores se puede decir algo bueno.

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios