Menú

El beso de Gallardón a María Antonia Iglesias

Los candidatos asaltan portadas este martes, a sólo tres días del (bendito) final de la campaña. Compartiendo cartel con la prima de riesgo, claro.

0

Desde la primera plana de El Mundo nos saluda un Rajoy sonriente al pie del AVE y con un titular a cinco columnas que resume una larguísima (casi todo con el líder popular se me hace un poco largo) entrevista en la que no hay muchas sorpresas, aunque sí algunas perlas de interés.

Por ejemplo, cuando explica que tomará medidas antes de las elecciones andaluzas y lo hace con una frase contundente: "Algunos se creen que la gente es tonta". Pues no sé yo si lo creen o lo saben, les dejo con la duda. Dentro de su línea un tanto sobrada (normal, por otra parte) le suelta un buen mandoble a su adversario: "Los que asesoran a Rubalcaba no se han esforzado mucho". Nos parece injusto: igual sí se han esforzado, pero puede que no den para más.

En las últimas páginas del diario de Unidad Editorial encontramos un maravilloso ejemplo de lo que es la izquierda moderna y donde, quizá, menos cabría esperarlo: en un amplio reportaje sobre el final del excelente grupo R.E.M. En el párrafo final su guitarrista, Peter Buck, resume el pensamiento de buena parte del ideario de esta "izquierda divina" que, como vemos, es igual en Georgia que en La Moraleja: "Yo odiaba a los ricos cuando era joven, y todavía lo sigo haciendo, más o menos. El que yo mismo lo sea es un tanto contradictorio, pero bueno, puedo vivir con eso". Puedes vivir y seguro que sin sufrir mucho, al fin y al cabo todos somos pecadores y mejor pecar confortablemente.

En El País se nota el lío en el que encuentra la plantilla, que venía para jalear a Rubalcaba y se encuentra con que cada día se llevan mejor con Rajoy. Constatamos la confusión en titulares como el que abre a todo trapo la página 21: "Marruecos teme al Partido Popular". Gran apoyo para el PP, sin duda.

Pero lo mejor, más escalofriante, conmovedor y aterrador al mismo tiempo, es la imagen que nos asalta en la página nueve de las páginas de Madrid, con Ruiz Gallardón haciéndole un besamanos a la mismísima María Antonia Iglesias.

Además de la inoportunidad de la cosa, ahora que La Noria está de capa caída, la fotografía resulta cercana a lo grotesco: dada la escasa estatura de la periodista y la no muy notable longitud de sus extremidades el alcalde se haya casi genuflexo ante esta insigne representante de la izquierda más moderada, elegante y razonable. ¿Toda una metáfora? Juzguen ustedes mismos pero antes de mirar les advierto que la foto, gentileza de El País, no es apta para estómagos y espíritus sensibles:

La excusa, por cierto, era un homenaje a Antonio Iglesias, compositor, pianista, crítico musical y a la sazón padre de la interfecta, que falleció el pasado ocho de octubre. Por cierto, nuestras condolencias para la familia, que nosotros sí somos gente educada.

En ABC también hay que destacar las imágenes, para empezar las de las páginas 24 y 25 en las que se narra en media docenita de fotografías la deprimente jornada de los minimítines del candidato socialista, que logran lo que nunca imaginamos que llegaríamos a ver: que la campaña del PSOE parezca la de uno de esos partidos raros que antes veíamos en los bloques de publicidad gratuita de las televisiones públicas. De ahí a aparecer detrás de una mesa camilla con una sábana a modo de pancarta queda poco.

Abundando en esa sensación de soledad y tristeza sólo con pasar la página tenemos otra foto que podría ilustrar la portada del DVD de Más dura será la caída: Blanco, en un bar de pueblo, con tres paisanos esperando que empiece un mitin al que el público, ay, no llega. Lo tendría que haber convocado en una gasolinera, así al menos aprovechaba el tiempo. ¡Ay, con lo que hemos sido!

En La Razón entrevistan a Rubalcaba pero dan la portada ya no a Rajoy sino a sus manos, una maldad que no esperábamos de Marhuenda... o sí. Por cierto, que el popular empieza a "salvar España" antes de ganar las elecciones, recemos porque sea premonición cierta.

En cuanto al candidato socialista, además del ladrido del dóberman más fuerte que nunca, "Rajoy tiene un programa que amenaza los derechos y las libertades", destaca el ojo clínico que Rubalcaba demuestra en otra respuesta: "Es bastante evidente para todo el mundo que la influencia de Aznar sobre Rajoy es muy grande". Pues que Dios le conserve el oído, porque lo que es la vista política...

En Público vemos claro a lo que nos llevan ciertas pendientes descendientes, ya nos avisaba Thomas De Quincey de que uno empieza en el asesinato y acaba por no ir a misa. En el sentido opuesto uno empieza por ser laico radical (a un paso del ‘comecurismo’) y se acaba diciendo que la legalidad es el "concepto-somnífero más potente" defendiendo que los anticapitalistas hagan mítines o lo que sea donde les venga en gana, que para algo son de los nuestros, es decir, de los suyos. Lo dice, que conste, el señor Antonio Baños.

Y claro, una vez que "lo legal" es somnífero para adormecer a la masa obrera llegan titulares como este: "Las FARC persisten en su lucha y buscan sucesor a Alfonso Cano". Colegas de Público: ¿en qué parte de la "lucha" pensáis que hay que persistir más? ¿Los asesinatos indiscriminados? ¿Los secuestros? ¿El narcotráfico? En fin.

Por último, en La Gaceta profundizan en la desesperanza del PSOE por partida doble: para empezar nos sacan la entrevista de Rubalcaba en aquel glorioso, para él, día 13 de marzo: "Los españoles se merecen un Gobierno que no les mienta".

Y para terminar, la frase más lapidaria que adjudican además al propio candidato: "Todo me ha salido mal desde agosto". Lo dicho Alfredo, ¡con lo que hemos sido!

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 24 comentarios guardados

    Servicios