Menú

De Prada enfrenta al Papa y Aguirre, y la sucesión del PSOE, una película de chinos

Si algo domina las portadas de este lunes en la prensa es la versión moderna del clásico "¿susto o muerte?", es decir, la foto de Rubalcaba y Chacón.

0

Casi todos los periódicos sacan a la pareja de candidatos sentados juntos (pero no revueltos, como otrora) en el Comité Federal del PSOE, algunos cortando la imagen para hacerla extremadamente apaisada y que sólo aparezcan el cántabro y la catalana, otros eligiendo un formato más habitual para dar entrada a Zapatero... ¡qué tres patas para un banco!

Entre los segundos está El Mundo, que sin embargo da honores de titular principal al escalofriante informe policial sobre Iván Chaves, ese joven emprendedor, ejem. En su interior, y volviendo a la sucesión socialista, no podemos dejar de reseñar la estupenda viñeta de Idígoras y Pachi, que de nuevo une a Rubalcaba y Chacón, ahora en la proa de un hundido Titanic, imitando la famosa escena de la película. Por cierto, no sabemos quién se parece menos, si él a Di Caprio o ella a Winslet.

También en el periódico de Unidad Editorial, Federico Jiménez Losantos nos habla en su columna de las facultades del presidente del Gobierno como médico (para sanar la nación, se entiende), que no parecen muy allá: "Lo que no puede hacer Rajoy es cambiar el tratamiento del enfermo porque está peor de lo que parecía. ¿Que el déficit es del 8% y no del 6%? Habrá que aumentar la dosis, no tirar el fármaco. Y la medicina que compramos al boticario Don Mariano era menos gasto público y menos impuestos.

En El País se deciden también por la imagen recortada (¿tratando de olvidar el pasado?) y su titular principal también es para la batalla sucesoria que "divide al PSOE en todas las regiones".

En el interior hay análisis sobre los perfiles de los candidatos y sus equipos, el primero a cargo del ínclito Aizpeolea que destaca, entre las bazas de Rubalcaba, "éxitos sonados en materia educativa". ¡Virgen del Perpetuo Socorro! Si eso (y lo de ETA) son sus éxitos sus fracasos deben ser... todo lo demás. Oiga, eso sí es un tipo solvente.

En el análisis de los equipos destacan varios puntos: el primero el titular y la imagen del de Rubalcaba, que habla de "caras nuevas" y nos saca a Elena Valenciano. Aceptamos lo de cara, pero lo de nueva...

Por otro lado, lo mejor es confrontar los nombres que se enfrentan en una y otra alineación: a la derecha y con calzón rojo la propia Valenciano, Antonio Hernando, Enrique Guerrero, los "jóvenos" González Veracruz y Moscoso, Trinidad Jiménez, Lissavetzky... A la izquierda, y a calzón quitado, López Aguilar, Leire Pajín, Moratinos, Manuel Marín, Narbona y Borrell, Caamaño... Vamos, que desde el Concilio de Trento como mínimo, no se veía un enfrentamiento intelectual de esta altura.

ABC, por su parte, se decide en portada por el alto cargo de la Junta que dedicó el dinero de los ERE a cocaína y fiestas, que probablemente no se celebraban en salones parroquiales. Casi tan abracadabrante como la historia del sociata andaluz, el artículo de Juan Manuel de Prada, que en su cruzada contra el liberalismo y la libertad enfrenta este lunes a Esperanza Aguirre contra el Eclesiastés y hasta el mismísimo Papa. Y todo, aunque no se lo crean, por los horarios de los comercios. Y todo porque el bueno de De Prada se ha creído que la liberalización en el comercio significará que el pobre tendero tendrá que estar 24 horas al pie del mostrador, sin tiempo ni para ir al baño. Pero santo varón, ¿tan mayor y todavía no ha oído hablar de los turnos?

En La Gaceta llevan a portada el anuncio de una excelente noticia, que sólo podemos esperar ansiosos y alborozados que se cumpla: "El Gobierno aprobará por decreto la reforma laboral ante la falta de acuerdo". Lo dicho, aplaudiremos en pie. También en portada el comentario del director, Carlos Dávila, da con una frase genial para describir la sucesión socialista. Él se refiere sólo al tratamiento periodístico del asunto, pero al leerla no hay quién pueda resistirse a extenderla a todo el proceso: "El espectáculo tiene más trampas que una película de chinos".

Público, que es periódico que suele darnos mucho juego, se ve hoy como un tanto mortecino, debe ser el disgusto que se han llevado al darse cuenta de que eran una empresa y que su futuro está sujeto a las malvadas reglas del mercado. El caso es que tras mucho rascar no encontramos casi nada que de verdad valga la pena reseñar, solo un ‘moderado’ articulista, Juan José Téllez, que nos advierte de lo mal que está todo con el PP y del estallido social que se avecina: "La calle huele a gasolina y resultará fácil aproximar una cerilla para que se quemen los quemados". La frase es críptica y uno no alcanza bien a saber si es advertencia o amenaza.

Por cierto, prueba de la baja forma del diario de Roures, al mismo articulista se le escapa que "en los comedores parroquiales se multiplican los culpables de ser pobres", dice con pretendida ironía. ¿¿¿Parroquiales??? Hombre, y yo que pensaba que los comedores de pobres los gestionaban sindicatos, partidos de izquierda y empresarios filantrópicos como el propio Roures y resulta que son de la Santa Madre Iglesia. 

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 6 comentarios guardados

    Servicios