Menú

El feroz contraataque de 'El País' tras la bronca del CGPJ

Las páginas interiores de la prensa de este domingo esconden ataques muy poco disimulados.

MERCEDES R. MARTÍN
0

Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón, con sus estrellas invitadas, se reparten las portadas de este domingo tras su nueva guerra de actos de este sábado. Y los apoyos o recelos que suscitan en la prensa quedan bien claras desde la primera página. "Felipe se pringa conmigo", dice El Mundo eligiendo una frase poco afortunada del candidato junto a una foto de ambos con un dedo señalando al expresidente del Gobierno. David Gistau remata la noticia en su columna, donde se refiere a esa "juventud" a la que aluden con insistencia los dos veteranos socialistas, y revela que en ese afán de rejuvenecerse, Felipe lleva "a todos los mítines a María González", su hija, como "coartada intergeneracional".

En La Gaceta, mientras, se decantan por la invitada de Chacón, María Teresa Fernández de la Vega. Sobre el titular, "Guerra de sexos en el PSOE", colocan una foto de ambas en la que una sonriente exvicepresidenta sonríe y saluda al fotógrafo luciendo look.

Pero más allá de los actos de campaña de cada día, la información más jugosa es la que incluye El País en su suplemento Domingo, con Chacón y, sobre todo, su marido, como protagonistas. Dicen que representan al PSOE S.A. en un titular similar al escogido por uno de los aludidos en el reportaje, Público. En portada, el diario de Roures señala al actual Ejecutivo como el "Gobierno S.A.", lleno, dicen, de "tecnócratas" y "ministros con vinculación estrecha al sector privado".

El suplemento dominical del diario de Prisa esconde otro ataque, continuación del de la semana pasada, contra Coro Cillán. Es la respuesta del diario a la defensa que hizo el CGPJ de la juez que instruye la causa contra Sánchez Manzano. En tres páginas, hacen un repaso de los jueces que han sido investigados por distintos motivos para acusar al organismo de haber optado por una "política de opacidad que impide conocer sus resoluciones disciplinarias" y de no actuar con contundencia contra los magistrados sospechosos. "Es un secreto a voces que hay compañeros con anomalías psíquicas graves y que sus casos no se abordan con rapidez", dice una fuente al diario, que pone a Cillán como ejemplo de persona "sancionada reiteradamente que continúa impartiendo justicia". Por si la respuesta no hubiera quedado clara, un artículo firmado por Jan Martínez Ahrens carga contra el órgano de gobierno de los jueces por sus críticas de El País, se queja de que quieran a los periodistas callados y apunta que como Cillán "dirige la reapertura de facto del caso del 11-M", el asunto "requiere por parte del instructor el más alto grado de competencia".

Spanair es el otro asunto destacado en la prensa. Los editoriales comienzan a pedir este domingo responsabilidades a esos políticos que subvencionaron generosamente a la compañía. "Parece obvio que correspondía a los gestores diseñar un plan operativo para atender a los usuarios, pero la Generalitat tenía la obligación ineludible de supervisar la actuación de los directivos", afirma El Mundo. Para ABC, "es una prueba del fracaso de una concepción del modelo autonómico al servicio del interés particular de la clase política y no del conjunto de los ciudadanos". Y La Razón habla de "ruina identitaria" después de que la izquierda catalanista se embarcara "en un proyecto imposible sin reparar en gastos".

La reforma judicial de Alberto Ruiz-Gallardón también es noticia: el ministro es entrevistado en ABC, donde se compromete a no estorbar el trabajo de los fiscales, y es materia de análisis por parte de Pedro J. Ramírez, que evoca el año 1985 para recordarnos el "destrozo institucional" que hizo el PSOE de Alfonso Guerra con la Justicia. "Es tan importante" para el director de El Mundo el plan anunciado por Gallardón "que estoy dispuesto a perdonarle a este Gobierno la subida temporal del tramo Arenas del IRPF", sostiene. 

 

Terminamos con el llamativo titular que lleva El Mundo sobre el reportaje de su suplemento Mercados, sobre los jugosos sueldos que se llevan los políticos por ocupar cargos en las cajas. Califican como "El comunista del medio millón de euros" a José Antonio Moral Santín, dirigente de IU que cobró 526000 el año pasado por su puesto en Bankia. 

Temas

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 3 comentarios guardados

    Servicios