Menú

Wert instaurará los valores del esfuerzo, el mérito y el respeto al profesor

Libertad en la elección de centro, bilingüismo y primar el esfuerzo. Los maestros serán autoridad pública. Sustituye EpC por Educación Cívica.

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha desgranado en el Congreso de los Diputados las reformas educativas que el Gobierno de Rajoy pretende llevar a cabo. "No vamos a aprobar una nueva ley educativa", ha asegurado, "pero no podemos cerrar los ojos a que estamos en una situación de estancamiento y retroceso que se ha acentuado estos dos últimos años".

Es por ello que el ministro ha reconocido que es necesario "un cambio de mentalidad", es decir, "hay que abandonar la cultura del acomodo y la mediocridad". Para ello, ha explicado que reinstaurará los valores del "esfuerzo, el mérito, la satisfacción por el trabajo bien hecho y el respeto a la figura del profesor"

Por otra parte, Wert ha adelantado que se "aprobará por fin un Estatuto del docente". Y es que "la calidad del profesorado es un factor clave", ha recalcado. "Ningún sistema educativo puede ser mejor que su profesorado". Es imprescindible, ha venido a decir el ministro, garantizar el acceso a la docencia a los "mejores". Añadió que en dicho Estatuto se recogerá el reconocimiento de los docentes como autoridad pública".

Además, los rumores que circulaban desde por la mañana se han confirmado. Desaparece "Educación para la Ciudadanía", pero no se elimina ya que se sustituye por otra con distinto nombre: "Educación Cívica y Constitucional". "Educación para la Ciudadanía ha estado acompañada desde su nacimiento por la polémica y ha creado una seria división en la sociedad y el mundo educativo", ha afirmado el ministro.

Para Wert, el planteamiento de la materia aprobada por el Gobierno socialista iba "más allá de lo que debería corresponder a una verdadera formación cívica conforme a las directrices formuladas por el Consejo de Europa".

Cambios en el bachillerato

"Vamos a emprender una profunda reforma de la Secundaria. Habrá una escolarización obligatoria hasta los 16 años. Tres cursos de secundaria común, y tres de grado medio. El objetivo es elevar la preparación para los que opten al Bachillerato y a la formación profesional", ha señalado.

De esta manera, el ministro ha confirmado que se instaurará un bachillerato de tres años, de los cuales el primer curso de Bachillerato será obligatorio para todos los estudiantes, al igual que el cuarto curso de ESO al que sustituye. Wert explicó que el primero de los tres cursos del futuro Bachillerato se dedicará a orientar a los estudiantes, bien a Formación Profesional, o bien a completar la formación previa al acceso a la Universidad.

Por otro lado, se fomentará la educación bilingüe, es decir, se pasará de aprender inglés a "aprender en inglés". El Ministerio presentará un plan a las comunidades autónomas con el fin de que el nuevo sistema se instaure en el curso 2013-2014.

Otra de las reformas anunciadas es la de una FP que incluya un primer empleo y, según el compromiso del PP, un "ambicioso programa" de becas-salario.

Libertad en la elección de centro

Wert también ha anunciado el retorno de la "cultura de la evaluación". Tras recordar que el informe PISA "nos hizo enfrentarnos a la dura realidad" del estado de la Educación en España, ha dicho que entre sus consejos estaba fomentar la autonomía de los centros. Y eso es lo que abordará el Gobierno. "Queremos impulsar la autonomía organizativa, curricular y de gestión económica de los centros", con un "incremento en la rendición de cuentas" de los mismos y el fomento de "las competencias y profesionalización de los directivos".

Se fijarán "estándares" y "conocimientos mínimos que deben alcanzar todos los alumnos" y se implantarán "pruebas externas parecidas a las de PISA pero extendidas a todo el alumnado", ha explicado.

"Hay que conocer las debilidades y fortalezas de la Educación española, qué es lo que hay que cambiar y qué es lo que funciona". Las pruebas, ha dicho, "servirán para premiar a los centros que más se hayan esforzado" y se derivarán "incentivos positivos para los centros, nunca negativos". Los resultados, ha apuntado, servirán para la información de las familias, porque sin datos "es muy difícil que puedan ejercer la libertad de elección de centro que les reconoce la Constitución".

La "gratuidad" de la Universidad

Ya en contestación a los grupos, Wert se ha referido a aspectos concretos de las reformas que ha esbozado en la comparecencia. Ha aludido, hablando de la gratuidad de la enseñanza, que "aquí la gratuidad de verdad es la enseñanza universitaria". Wert ha recordado que "el estudiante paga el 15% de lo que cuesta su puesto de enseñanza, en el peor de los casos".

"Es una cosa que se merece una reflexión de todos nosotros, lo menos prejuiciosa y precondicionada posible", ha apuntado.

Temas

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 26 comentarios guardados

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador