Menú

El agosto negro de 2006: 88.000 hectáreas quemadas y 4 muertos

Poco ha tardado la izquierda en intentar sacar tajada del incendio pero olvidan el agosto negro de 2006, cuando gobernaban Touriño y Quintana.

0

Un PSOE descabezado y un BNG en desintegración han visto en el incendio de Fragas del Eume una oportunidad de sacar tajada ante las más que negras perspectivas que tienen en las ya cercanas elecciones gallegas. Cuando todavía no se han contabilizado los daños y los medios de extinción siguen trabajando contra el fuego, ya han culpado directamente a la Xunta y a su presidente Alberto Núñez Feijóo.

A pesar de que Galicia sufre la peor sequía en décadas y de que el fuego fue provocado, tanto los dirigentes del PSOE gallego, como los nacionalistas e, incluso, la número dos del PSOE Elena Valenciano apuntan a los “recortes” de Feijóo como causa de la catástrofe. En Ferraz, la mano derecha de Rubalcaba no ha dudado en culpar a la Xunta de Galicia. “Hay recortes que se pagan muy caros”, ha dicho Valenciano. En Galicia, los dirigentes del PSOE local declararon que Feijóo “ya tiene su Prestige” y acusaron al gobierno gallego de falta de "previsión, planificación e inversión".

El líder del PSOE gallego, Pachi Vázquez, fue uno de los primeros en apuntar en esta dirección. Vázquez era el consejero de Medio Ambiente en el gobierno bipartito PSOE-BNG cuando se produjo la peor ola de incendios que se recuerda en Galicia. Fue el agosto negro del año 2006, en el que las llamas destruyeron 88.000 hectáreas, hubo 4 muertos y se detuvieron a 62 pirómanos.

Entonces el fuego arrasó Galicia ante la impotencia del propio Vázquez, muy criticado en aquellos días, y de todo el gobierno que encabezaban el socialista Pérez Touriño y el nacionalista Anxo Quintana. Pero aquella Xunta no sólo no asumió las responsabilidades que ahora le piden a Feijóo, sino que se llegó a acusar al PP, en la oposición, de participar en una conspiración para dañar al gobierno bipartito provocando los incendios.

La entonces ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, acusaba el 8 de agosto de ese año a los trabajadores, próximos al PP, que no habían sido contratados en los retenes de extinción tras el cambio de Gobierno de provocar los incendios en Galicia. Desde la Xunta se alimentaba una teoría de la conspiración sobre la existencia de una trama organizada, que se encargaban de propagar desde sectores afines al PSOE y al BNG. En la prensa, articulistas como Manuel Rivas, Suso de Toro y otros de los cabecillas del 'Nunca Máis' apuntaban directamente al PP como urdidor de "la trama". 

El ex presidente Touriño declaraba el 12 de agosto: "Es una hipótesis a contrastar, como hay otras. No debemos dar ningún paso en el sentido de atribuir o dejar de atribuir la existencia de esa supuesta estructura organizativa". Ese mismo día el coordinador ejecutivo del BNG, Francisco Jorquera, acusaba a los alcaldes del PP de "sembrar los vientos" que trajeron "la tempestad" de la oleada de incendios en Galicia. El nacionalista Anxo Quintana, vicepresidente de aquel gobierno, también pedía a la Policía que investigase la existencia de la supuesta "trama".

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 20 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD