Menú

Mato y Wert responden al PSOE con "la deuda recibida" en sus ministerios

Educación y Sanidad aprueban su primer paquete de medidas contra la crisis. En el caso de Mato, prevé ahorrar más de 7.000 millones de euros.

0

El Gobierno dio luz verde a las primeras reformas en Sanidad y Educación, con las que se pretenden ahorrar los 10.000 millones de euros necesarios para cuadrar las cuentas. Un esfuerzo, insistieron los ministros del ramo una y otra vez, que saben va a costa del bolsillo de los ciudadanos, y que en algunos casos no les hubiera gustado ejecutar.

Pero, aseguraron, no había otra opción. "No hay dinero", admitió en la víspera, por dos veces, Mariano Rajoy. Medidas "difíciles, que exigen sacrificios, pero que son equitativas", se encargó de remachar Ana Mato, que anunció que conseguirán recortar más de 7.000 millones de euros sin atravesar la línea roja, que no es otra que la gratuidad de los servicios sanitarios.

El caso del ajuste en Educación es más complicado, ya que una comisión de expertos tiene hasta seis meses para analizar las salidas que tiene el modelo universitario. De hecho, insistió José Ignacio Wert, las medidas de racionalización del gasto avanzadas "no son la reforma educativa del Gobierno, pero sí condición previa y necesaria para llevarla acabo". La modificación de las ratios de la LOE, aumentar las horas lectivas del personal docente o el aumento de las matrículas fueron algunos de los puntos del real decreto ley aprobado por el Ejecutivo.

Unas medidas difíciles, que el Gobierno admite impopulares, pero por las que, ya advierte, no aceptará crítica alguna del PSOE. Así lo dejaron claro tanto Wert como, principalmente, Mato, una vez tuvieron que escuchar, al término del Consejo de Ministros, la acusación socialista de que "las cuentas son el mayor ataque al Estado del Bienestar".

"El mayor atentado a esas políticas, sin ninguna duda, son los más de cinco millones de parados que dejó el PSOE", arrancó la titular de Sanidad, para quien el PP está ayudando a arreglar "lo destrozado por el anterior Gobierno, cuando llegó al poder Zapatero". Mato puso como ejemplo "cómo encontraron" las arcas y "cómo las dejaron". Incluso mentó a José María Aznar para recordar su herencia y contraponerla a la socialista.

Frente al "endeudamiento permanente del PSOE", Mato recetó "reformas y decir la verdad". "Eso es lo que crea empleo", sentenció, no sin quejarse de que el presupuesto de su Ministerio esté supeditado a pagar "la deuda recibida".

El ministro Wert recogió el testigo consciente -como llegó a remachar- del listón que le había dejado su compañera de gabinete. No obstante, no dudó en atizar al anterior Ejecutivo a golpe de cifras: "El mayor ataque es minar las bases económicas", como ocurrió en los últimos tres años en Educación, cuando gastaron "por encima de lo que se ingresó". Ése es "el verdadero ataque al Estado del Bienestar", insistió el titular de Educación, que defendió su proyecto como el único "razonable" para "sostener" el sistema.

Sea como fuere, Mato pidió a fuerzas políticas, en especial al PSOE, y también a los sindicatos, que ya han anunciado movilizaciones, que arrimen el hombro. Si algo teme el presidente del Gobierno es que prenda la mecha social, con imágenes que recuerden a Grecia. Una fotografía, admiten en el Ejecutivo, que podría traer "incertidumbre" y que "no son beneficiosas". Pese a todo, en Moncloa creen que tal petición cae en saco roto, si bien –anunció Soraya Sáenz de Santamaría- las reformas seguirán adelante.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 3 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation