Menú

Perejil y las Chafarinas, ¿nuevo camino para la inmigración ilegal?

En lo que llevamos de mayo cuatro pateras con más de 50 inmigrantes ilegales han llegado a las Chafarinas y otras lo han intentando en Perejil.

0

Desde el año 2002 todos los españoles tienen una idea bastante aproximada de donde se encuentra el islote Perejil. Las Islas Chafarinas, por su parte, son un pequeño archipiélago español formado por tres islotes que en conjunto suman poco más de 50 hectáreas de terreno. Aunque pertenecen al reino de España desde el 5 de enero de 1848, día en que fueron ocupadas por una expedición al mando del General Serrano (antes eran tierra de nadie), las  están mucho más cerca de la costa marroquí que de la española.

De hecho, mientras que Perejil está realmente cerca de Ceuta, las Chafarinas se encuentran incluso relativamente lejos de Melilla: a unos 50 kilómetros. Una distancia que se agranda más aún si la comparamos con su cercanía a Marruecos: sólo 4.000 metros las separan de la costa marroquí.

Actualmente, mientras Perejil es una especie de "tierra de nadie" las Chafarinas son territorio español con todas las consecuencias y son responsabilidad del ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ya que están clasificadas como Refugio Nacional de Caza. La única población residente en ellas es una pequeña guarnición militar y un grupo de técnicos del ministerio.

Cuatro pateras en este mes

En las últimas semanas tanto el islote como el pequeño archipiélago podría estar convirtiéndose en una nueva y relativamente segura ruta para la inmigración ilegal en patera: según ha podido confirmar Libertad Digital de la Delegación del Gobierno en Melilla, en lo que llevamos de mes de mayo cuatro pateras han llegado a las Chafarinas llevando una cincuentena de inmigrantes ilegales.

Los inmigrantes han sido "rescatados" desde allí por Salvamento Marítimo en al menos dos ocasiones y en todos los casos han sido llevados a Melilla, donde se les ha internado en el Centro de Estancia Temporal (CETI) de la ciudad autónoma.

La primera de las pateras llegó el día tres, con sólo seis inmigrantes a bordo; a ésta la siguió una llegada el seis, en la que ya viajaban 14 personas; el 10 llegó una tercera, la mayor hasta el momento, en la que viajaban 18 inmigrantes ilegales; por último, esta misma semana ha llegado una cuarta patera, el pasado martes, con 14 personas a bordo, tres de las cuales eran niños y otras cinco mujeres.

Además, tal y como informaba la edición digital de El pueblo de Ceuta, Perejil también ha sido objetivo de las pateras, tras la llegada accidental al islote de un grupo de cuatro inmigrantes a los que se les había pinchado la balsa, las mafias marroquíes habrían realizado al menos dos intentos de llegar a la pequeña isla.

Vigilancia "más intensa"

La situación es nueva: aunque desde la Delegación del Gobierno no se confirma ni se desmiente que sea la primera ocasión en la que la ocurre algo parecido un periodista con tres décadas de experiencia profesional en Melilla nos asegura que "es la primera vez" en la que tiene constancia de un hecho similar.

En la Delegación del Gobierno sí se nos confirma que tras los sucesos de este mes la vigilancia del archipiélago está siendo "más intensa", aunque se rehúsa aclarar que es lo que implica ese término.

Por otro lado, fuentes cercanas a la policía y los responsables de inmigración aseguran a Libertad Digital que la cuestión está causando una gran preocupación, ya que "el método es muy eficaz": aunque los inmigrantes sean internados en Melilla allí se convierten en un problema para España, ya que Marruecos, más que probable origen de las pateras, no se hace cargo de los inmigrantes puesto que niega que partiesen de su territorio.

El problema es que este método no está previsto, por lo tanto ni Chafarinas ni otros islotes cercanos a la costa que, al menos hasta el momento, están dentro del sistema de vigilancia y protección de la costa o de las propias ciudades autónomas.

Así, el temor es que el método pueda llegar a extenderse tanto por lo referente al número de pateras como respecto de los islotes a los que llegarían. La avalancha veraniega de inmigrantes ilegales que suele traer el buen tiempo podría, en definitiva, tener nuevos destinos.

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 7 comentarios guardados

    Servicios