Menú

El ‘full monty’ de Rajoy

Como no podía ser de otra forma, este jueves es uno de esos días (y van...) en los que la prensa generalista se viste de salmón y todo es economía.

0

La única competencia que tienen las medidas de Rajoy en las primeras planas son las salvajadas de los mineros, que dan mucho de sí desde el punto de vista gráfico. Es el caso, por ejemplo, de El Mundo, en la que vemos a un tíolavara sin ninguna gracia, eso sí, metiéndole un porrazo a los policías.

El titular, eso sí, para el discurso de Rajoy y la que fue, probablemente, su frase más demoledora: "No podemos elegir". En un tipo más reducido y a la derecha, en lo que se llama columna de salida, un tema que tiene su miga: "Duras críticas en el PSOE a Rubalcaba por su conformismo con los recortes".

Pero lo del PSOE será tema para otro día y hoy el asunto es lo de Rajoy, al que muchos analizan este jueves, como David Gistau que asegura que el presidente "no es el hombre para este momento", si bien admite que en parte "porque no existe un hombre capaz de este momento". ¡Ay!

El editorial del diario de Pedro J. señala un argumento que hemos visto en bastantes sitios: "El de ayer era el plan de gobierno que necesitaba España hace siete meses", pero "entonces Rajoy prefirió anteponer el interés del partido, que se enfrentaba a las elecciones andaluzas". Tiene el editorial otros dos argumentos que se repiten en varios artículos: que Rajoy "se queda corto" en "el tema del modelo de Estado"; y que con las medidas ya anunciadas no llegamos. Lo dicho: ¡ay!

En El País sí que le dedican la imagen de portada al presidente, y el titular a todo el ancho de página y editorial que, como en las grandes ocasiones, se lleva a portada. "Rajoy trata de evitar el derrumbe con el mayor recorte de la democracia", es el titular.

En el interior es muy interesante el artículo de Carlos E. Cué, que se inicia con una de esas frases contundentes de las que los periodistas nos quedamos satisfechos: "Todo se ha deshecho como un azucarillo". El corresponsal político del periódico de Prisa es uno de los que nos ilustra con una metáfora que compone dantescas imágenes en nuestra mente: "Fue una especie de desnudo final del personaje", dice Cué asegurando que "ya no es el hombre que hace lo que quiere, que presiona en Europa, que vende como un éxito el rescate bancario: es el presidente de un país tutelado que hace lo que tiene que hacer para que le presten más dinero". En pelota picada, vamos.

El editorial de los de Prisa, por su parte, es largo como un día sin pan aunque apunta varias líneas interesantes: la primera, que hacen falta "consensos" para sacar adelante esto, muy en la línea del discurso fofo de Rubalcaba este miércoles en el Congreso. La segunda, que consenso, sí, pero mordiendo: aunque lo digan de forma suave hablan de hacer "una evaluación crítica del desempeño del titular del Ministerio de Hacienda". Vamos, que le firmarían encantados el finiquito a Montoro. No son los únicos.

En ABC son los únicos que parecen darle más importancia a las salvajadas mineras que a los ajustes: imagen de los policías agredidos en portada y titular que dice que "los antisistema revienta la marcha minera". Como si los mineros hubieran demostrado ser muy ‘prosistema’.

Más abajo, aunque eso sí a todo el ancho de la más estrecha portada del diario de Vocento, "Ajuste ‘imprescindible’ de Rajoy para una situación ‘extrema’". Más contundente es, todavía, el título del editorial: "Estado de excepción económico", que da una idea bastante aproximado de cómo está la cosa. Apoyan las medidas en ABC, como era previsible, pero no se cortan en pedir más: "Sigue pendiente la eliminación de empresas públicas autonómicas, verdadero agujero sin control presupuestario ni político".

Y para no perderse hoy, bajo ningún concepto, la columna de Ignacio Camacho, desde su contundente inicio: "Cada tarde, cuando el Estado apaga la luz de sus oficinas, ha gastado 1.250 millones de euros y ha recaudado sólo 1.033"; hasta su demoledor final: "Con el país a dieta de ricino la Administración tiene que administrarse a sí misma cápsulas de cianuro".

"Sacrificio" titula La Razón hoy con imagen de un cariacontecido y pensativo Rajoy, "frente a irresponsabilidad sindical", una pequeña imagen de un salvaje tirando pedradas. Por cierto, que después de "irresponsabilidad sindical" bien podrían haber puesto, "valga la redundancia".

El editorial del periódico de Planeta es de los más convencidos con el plan de Rajoy, cuyos efectos "serán dolorosos y tendrán indeseables efectos secundarios, pero son la condición primera para salir de la crisis". Cuidado con las metáforas médicas, compañeros, que las carga el Dr. Montes.

Por último, en La Gaceta lo tienen bien claro y bajo la imagen a cinco columnas de un Rajoy que parece en un extraño escorzo, un titular de esos que dice mucho con pocas palabras: "Europa ya manda". El editorial de los de Intereconomía está a favor de algunas cosas, pero no se corta en criticar con dureza otras, por ejemplo, que "en materia de impuestos este Gobierno se está equivocando por entero desde el primer día". Advierte el editorialista, además, de que lo anunciado ayer "no es un punto final al ajuste, sino un buen primer paso". Y la carrera tiene un rumbo claro: "No existe alternativa a la austeridad y es esa inexorable certeza la que terminará imponiendo una racionalización del sobredimensionado sector público español".

Pues esperemos que sí, y que cuando llegue no sea demasiado tarde.

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios