Menú

Al menos un muerto y once heridos en un terremoto de siete grados localizado en la selva de Perú

Al menos una persona ha muerto, y no diez como se había anunciado anteriormente, y otras once han resultado heridas como consecuencia del terremoto de siete grados en la escala abierta de Richter registrado el domingo en el noroeste de Perú y que puso en alerta a todo el país, incluida la capital. El epicentro fue localizado a 85 kilómetros de la localidad selvática de Moyabamba a cien kilómetros de profundidad. El seísmo se dejó sentir en las sedes del Mundial de Fútbol Sub-17 que se está celebrandoe en la zona.

0
L D (Agencias) El terremoto ocurrió a las 20:55 hora local (03:55 hora de España) y su epicentro fue localizado a 85 kilómetros de la ciudad selvática de Moyabamba, al noroeste de Perú y cerca de la frontera de Brasil, a cien kilómetros de profundidad, según el Instituto de Geofísica de Perú.

La víctima murió en la localidad de Lamas, cercana a la ciudad selvática de Tarapoto, donde también se registraron los heridos, confirmó Efe. La fuente aclaró la situación en la que se encuentra Lamas, ya que anteriormente el propio alcalde de la localidad, Rafael Saldías, había informado a través de la cadena CPN Radio de que al menos diez personas habían perdido la vida.

El primer edil peruano también señaló que un 60 por ciento de las viviendas, en su mayoría construidas con material endeble como madera y caña, están afectadas. Los habitantes de Lamas, al igual que en numerosas ciudades y localidades de la costa y noroeste de Perú, salieron a las calles tras el fuerte seísmo, al tiempo que se interrumpieron las comunicaciones y se produjeron apagones.
 
Susto en el Mundial de Fútbol Sub-17

El temblor se sintió con fuerza en las ciudades de Lima, Piura, Chiclayo, Trujillo e Iquitos, todas ellas en el norte y noroeste de Perú y sedes del Campeonato Mundial de Fútbol Sub-17, así como en Ecuador, Colombia y Brasil. En Piura (norte) e Iquitos (noroeste), el terremoto tuvo lugar justo cuando miles de personas abandonaban los estadios de estas ciudades tras asistir a los partidos de fútbol de cuartos de final que se disputaban a esa hora.

Aunque saltó la alarma entre la población, prevaleció la tranquilidad, sobre todo en el estadio de Max Augustin dado que cuando se produjo el seísmo unas 25.000 personas, que habían presenciado el triunfo de Turquía sobre China en el partido de cuartos de final del Mundial, se retiraban del recinto deportivo. Por los altavoces del estadio se pidió calma al público, que respondió con tranquilidad, y se completó la evacuación sin lesiones o escenas de pánico.

En cuanto a la ciudad de Piura, donde también se acababa de disputar de cuartos de final entre Costa Rica y México, los habitantes salieron de sus casas y los seguidores de ambas selecciones de fútbol se congregaron en las calles con sorpresa. En Trujillo (unos 350 kilómetros al norte de la capital) y en Lima, el temblor llevó a muchos residentes a abandonar sus viviendas al tiempo que las comunicaciones telefónicas se vieron interrumpidas, especialmente por vía celular.

Por otro lado, el fuerte terremoto echó abajo un muro de la prisión de Moyobamba, localidad del noroeste del país y la más cercana al epicentro del seísmo. Según el Canal 2 de la televisión peruana, la policía se encuentra en estado de alerta para evitar la fuga de los reclusos del penal, que en total alberga a 475 internos.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios