Menú

Landa, a Federico: "Si el 2% de este país se asemejara a ti otro pelo nos luciría"

El actor Alfredo Landa visitó este jueves La Hora de Federico de LDTVdonde repasó su dilatada trayectoria profesional. Landa no ocultó su simpatía hacia Federico Jiménez Losantos: "Te oigo todos los días, eres un tío maravilloso".

0
"

(Libertad Digital) Alfredo Landa acaba de publicar sus memorias Alfredo el Grande. Vida de un cómico, editada por Aguilar y escrita por Marcos Ordóñez. En La Hora de Federico ha recordado con Federico Jiménez Losantos algunos de los momentos que han marcado su vida personal y profesional.

Todo lo que se dice en el libro es "verdad" dejó claro Landa, aunque matizó que "es una parte de la verdad" ya que siempre ha tenido "respeto a todo y a todos". Nacido en Pamplona el 3-3-1933 a las 3, recuerda su infancia la recuerda como la de un "niño enteramente feliz" pese a crecer en unos años difíciles como los de las posguerra: "Vivía en un pueblecito navarro y tengo el recuerdo de que fui absolutamente feliz".

Su vocación artística la tenía desde muy joven, aunque recuerda que "me costó muchísimo conseguir el permiso de mi madre para que fuera cómico". Sus primeros pasos los dio a los 13 años en San Sebastián al ingresar en las juventudes de Acción Católica donde "estaba un íntimo amigo mío, Alberto Aróstegui, que se dedicaba al teatro, y preparaba la obra de Muñoz Seca Yo soy un sinvergüenza". Como Landa había vivido en Figueras y hablaba muy bien catalán, su amigo le ofreció el papel de un personaje catalán. Durante la interpretación de esa obra cuenta Landa que le pasó "algo mágico, un mensaje de Manolo, como yo le llamo a Dios, noté como un rayo que me atravesaba el cuerpo, y no té que pasaba algo y oí una voz que me decía tú vas a ser cómico".

Después de terminar el bachiller su segunda paso en el mundo actoral le llegó en la Universidad. Allí fundó el TEU (Teatro Español Universitario) y "en 1956 en un concurso nacional de teus en Madrid gané el primer premio de interpretación". Esta experiencia en el TEU le sirvió también para conocer a su mujer con la que lleva más de 48 años. "Maite es única, me quiere con locura, es buena, lo tiene todo", explicó el actor que añadió que "en 48 años de casado, de momento cada día estoy mejor que el primero".

Su primera película fue Atraco a las 3 donde compartió reparto, entre otros, con Gracita Morales de quien recuerda que se llevaban "estupendamente, pero pasados los años cambió, se hizo más dura, se casó mal, no estaba contenta y se le notó".

Landa tiene un "recuerdo imborrable" de La verbena de La Paloma y de sus director José Luis Sáenz de Heredia: "Me escribió el papel para mí y lo bordé". El éxito y el dinero le llegaron con No desearás al vecino del quinto pero recuerda con más cariño Vente a Alemania Pepe "una película maravillosa, graciosa, tierna, humana".

Una de sus mejores interpretaciones es la de El Crack de Garci. Landa recordó que "un día me llamó José Luis y me dice se me ha ocurrido una historia y un personaje que es muy difícil quiero que lo leas, leí el guión y le dije yo sé hacerlo". Después de eso, contó que "los productores le dijeron a Garci tienes que cambiar el protagonista, y él les dijo o es Alfredo o no se hace".

Sobre la profesión de actor, Landa explicó que "no hay técnicas, sólo hay sentimientos y capacidad de fingir ese sentimiento, pero sobre todo fingir". El reconocimiento internacional le llegó con Los Santos Inocentes, premiada en Cannes donde compartió el galardón con Paco Rabal. Al preguntarse si le gusta eso de compartir premios contestó con un rotundo no, aunque evocó con cariño la figura de Paco Rabal: "Era un tío estupendo, había que tener cuidado porque podía terminar habiéndote bebido una bodega entera".  

 


 

Elogios a Federico

Alfredo Landa demostró una gran simpatía hacia Federico Jiménez Losantos: "Tú estás en la cima porque eres el mejor sin ninguna duda, pero ten cuidado porque en este país hay mucha mala leche", a lo que Jiménez Losantos replicó que "Gallardón me pone cada mañana una zanja", "¡yo no te quería lo nombrar!" exclamó entre risas Landa.

De su trabajo en televisión, Landa destacó su trabajo en El Quijote –"estoy cojonudo" y la serie de Antena 3 Lleno por favor que fue "un éxito total, la han repetido cinco veces".

Ya en la despedida, Landa insistió en que "para mí el estar aquí hoy contigo es un regalo, yo te oigo todos los días". Y que cada noche antes de acostarse piensa y "mañana, ¿qué?" y se responde "nada. Nada, pero está Federico". En este sentido, añadió que "si el dos por ciento de este país se asemejara a ti otro pelo nos luciría".

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation