Menú

"Acepté la oferta de Aguirre por el placer de no tener que trabajar en Cataluña"

El director de Els Joglars, Albert Boadella, ha explicado que aceptó la oferta de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, para dirigir los Teatros del Canal "por la necesidad, o para mí, en este momento mejor, por el placer, de no tener que trabajar en Cataluña".

0
El director de Els Joglars, Albert Boadella, ha explicado que aceptó la oferta de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, para dirigir los Teatros del Canal "por la necesidad, o para mí, en este momento mejor, por el placer, de no tener que trabajar en Cataluña".
Albert Boadella.

L D (Europa Press) Boadella concedió una entrevista a Europa Press pocos días antes de celebrarse la gala inaugural de estos teatros madrileños que se llevará a cabo el 20, 21 y 22 de febrero. La intención es una gala "no convencional" en la que los asistentes verán todos lo espacios del teatro, desde la sala de ensayos hasta alguna sala de danza. "Será un recorrido especial y animado" recalcó.

Los espectadores también recorrerán las nuevas instalaciones en las que se encuentra una sala de unas 700 localidades y otra configurable, "la única en Madrid", con un aforo de unas 400 localidades. Unos teatros que, según el dramaturgo, son "absolutamente novedosos". Boadella añadió que estas salas funcionarán los 12 meses del año y tendrán una programación "muy variada" que acogerá estilos distintos.

El nuevo director artístico de los Teatros del Canal aclaró que no está en Madrid para hacer su teatro sino para controlar la calidad de las funciones. Asimismo, indicó que ha firmado por "poco tiempo" en este nuevo cargo. "No sé si lo alargaremos o no porque yo creo que éste es un teatro que algún día tiene que estar dirigido más que por un artista por un gestor, o lo que los alemanes llaman un director intendente".

En este sentido, Boadella indicó que el teatro de un artista "es generalmente más pequeño" pero consideró que "no está mal" que en el caso de los Teatros del Canal "arranque un artista", sobre todo para establecer "un control de calidad" y para hacer "aquellas cosas que interesen al público". El dramaturgo aseguró que romperá "la dinámica" de que las funciones se concentren en "guetos de 10 ó 15 personas" como criticó en su momento que sucedía en el teatro público.

Boadella dijo también que no conoce otra forma de hacer teatro que no sea "ridiculizando a los poderosos" y respecto a futuros proyectos confesó que "algún día" le gustaría satirizar a "los grandes lobbys de los medios de comunicación". En su opinión, estos son "un inmenso poder que transforma muchas veces la realidad", hecho que considera de "una enorme gravedad". El artista espera "hacer algún día una obra profundamente satírica" sobre ellos ya que aseguró estar "saturado" de poner en pie obras centradas en el mundo de la política.

Asimismo, Boadella no encuentra "sustancia" a la trama de espionaje de la Comunidad de Madrid porque se trata de una "anécdota política". Además, según declaró, estaría "encantado" de que le espiarán porque no tiene "nada que esconder".

El director de los Teatros del Canal recalcó que desde que aceptó el cargo nadie le ha dicho lo que tiene o no que hacer y aseguró que "si un día, por lo que fuera, surgiera un problema en este sentido", él se inclinaría por "la libertad de expresión". Boadella aseguró también que su tarea como director de estas salas no irá en detrimento de la actividad de Els Joglars. De hecho, el 26 de febrero llega a los Teatros del Canal la última obra de su compañía, "La cena".

Al hilo de esto avanzó que ya está pensando en la pieza que conmemorará el 50 aniversario de la compañía en 2012, que espera poder representar en los teatros que ahora dirige. Concretó que cuando finalice la gira empezarán a ensayar. Para ello, baraja dos tramas: una que abarque "todo lo que ha pasado sin hacer una rememoración o reposición de obras" o, todo lo contrario, "una nueva mirada al futuro". Sobre ese futuro, advirtió que cada vez se siente "más cansado" y recordó que el teatro requiere "energía física". Aún así, anunció: "Me jubilarán, pero dudo que yo me jubile".

Por otro lado, aseguró que en el aniversario de Els Joglars no actuarán en Cataluña porque tendrían "un problema de público" ya que cree que están "demonizados". Además, considera lógico que sea en Madrid porque Els Joglars ha sido "una de las grandes compañías españolas y así se la ha conocido en Europa". Aún así, no cerró la puerta a volver a los escenarios catalanes "cuando acabe el actual régimen" que hay en su tierra natal.

Finalmente, confesó que está feliz en Madrid, a la que considera "una ciudad" y no "una capital de provincia como Barcelona". Pero admitió que lo que más le cuesta es vivir en una "gran urbe" porque lo que le gusta es vivir en su "exilio dorado" en Gerona. Por ello, alterna los dos.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios