Menú

Cañizares denuncia la "cobardía" de Occidente y recuerda que "estamos ante una yihad universal"

El vicepresidente de la Conferencia episcopal Española, Antonio Cañizares, lamentó que la reacción sobre el discurso del Papa en Ratisbona (Alemania) "dejará una herida en Occidente" que "se ha mostrado muy cobarde". Cañizares recordó que "la realidad es que estamos ante una yihad universal". Tras los ataques a iglesias y el asesinato de una monja italiana en Somalia se han vuelto a producir llamadas a la "ira" de algunos líderes islámicos. Para el secretario general de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, es "incomprensible" y "preocupante" esta reacción ante un discurso "que invita al diálogo".

0
Monseñor Cañizares (Archivo).

L D (Agencias) El vicepresidente de la Conferencia episcopal Española, (CEE) y cardenal arzobispo Primado de Toledo, monseñor Antonio Cañizares, lamentó hoy que la reacción sobre el discurso del Papa en Ratisbona (Alemania) "dejará una herida en Occidente". "La realidad es que estamos ante una 'yihad' universal. Los países de occidente no podemos olvidarlo, y esto no es decir algo en contra de la religión de Mahoma, sino preservar la misma religión de esa 'yihad' que está en contra del reconocimiento del dios único. Todo esto acabará silenciándose, pero dejará una herida en Occidente, que se ha mostrado muy cobarde", aseguró Cañizares en declaraciones a Onda Cero, recogidas por Europa Press.

El cardenal explicó que el Papa está apenado por la interpretación que se ha hecho de su discurso, "que no responde ni a la literalidad de sus palabras ni a la tesis de su discurso, que es, precisamente el diálogo entre fe y razón".

El Papa mantiene su viaje a Turquía

Los obispos turcos confirmaron que "de momento, nada hace pensar" en una cancelación del viaje que tiene previsto realizar el Papa a Turquía a finales de noviembre, a pesar de las duras reacciones del mundo islámico al discurso pronunciado en Alemania donde citó a Mahoma. Un día después de que el propio Papa Ratzinger afirmara durante el Angelus que estaba "vivamente afligido" por las reacciones suscitadas por sus palabras, "que no expresan en modo alguno" su pensamiento, la Conferencia Episcopal de Turquía se reunió en Estambul para estudiar el viaje tras la situación creada.

A la reunión, según informó la agencia vaticana Asianews, asistió el arzobispo Piero Marini, maestro de ceremonias litúrgicas de la Santa Sede. "A juicio de los prelados, nada, de momento, hace pensar en una cancelación del viaje", precisó la agencia vaticana, que subrayó que los obispos mantienen el viaje, "sobre todo tras leer todos juntos la aclaración hecha por el secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone, al respecto".

A pesar de la confirmación, a primeros de octubre volverán a reunirse, para ver la evolución de la situación. Según informó en febrero el por entonces portavoz vaticano Joaquín Navarro Valls, Benedicto XVI visitará Turquía del 28 al 30 de noviembre. Según Asianews, durará hasta el 1 de diciembre e incluye las etapas de Ankara, Efeso y Estambul. La visita se celebrará coincidiendo con la festividad de San Andrés, el 30 de noviembre, patrón de la Iglesia Ortodoxa. Como es ya tradición, todos los años con motivo de esa festividad, el Vaticano envía una delegación a Estambul y el 29 de junio, fiesta de San Pedro y San Pablo, los patrones de la Iglesia Católica, el Patriarcado Ecuménico de Constantinopla envía una delegación a Roma.

El patriarca ecuménico Bartolomé I ha visitado ya el Vaticano en tres ocasiones (1995, junio de 2004 y noviembre de 2004). Para Benedicto XVI será su primer viaje a el Fanar, en Estambul, el corazón del patriarcado ortodoxo de Constantinopla, que representa a 200 millones de cristianos repartidos por todo el mundo. El "sí" de los obispos católicos se ha producido un día después de que el ministro de Exteriores turcos, Abdullah Gul, dijera que por parte del gobierno de Ankara no hay motivos para suspender la visita, que esperan sea una oportunidad para promover el diálogo entre las culturas.

Este mismo lunes se han repetido las reacciones airadas del mundo musulmán. El jefe de la Unión Mundial de Ulemas (Sabios) Islámicos, el egipcio Yusef al Qaradaui, ha instado a los musulmanes a "expresar su ira el próximo viernes" por las palabras de Benedicto XVI en las que recordaba una cita sobre el Islam y el profeta Mahoma y por lamentar que no pidiera disculpas. Sin embargo pidió que eviten acciones de violencia como los ataques a iglesias y el asesinato de una monja italiana en Somalia. Según informa la televisión "Al Yazira", con sede en Qatar, donde reside Qaradaui, el destacado clérigo islámico llamó a "expresar su ira" contra el Papa, pero insistió, sin embargo, en que los musulmanes deben evitar acciones de violencia.

"La unión pide a los musulmanes que hagan que el próximo viernes sea un día de ira, pero esa ira debe ser razonable y con sensatez", dijo el jefe de la Unión Mundial de Ulemas Islámicos, integrada por importantes clérigos de todos los Estados musulmanes. "Advertimos a los musulmanes que no ataquen a mezquitas ni a personas (cristianas). Abogamos por la sensatez. Quienes puedan manifestarse el viernes, pues que lo hagan y los que no puedan, que se sienten en las mezquitas", recalcó.

"Icomprensible" y "preocupante"

El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), el padre Juan Antonio Martínez Camino, aseguró que es "incomprensible" y "preocupante" la reacción del mundo musulmán ante un discurso "que invita al diálogo".
  
"Es incomprensible la reacción en determinados ambientes, muy concretos, que luego se extienden como la pólvora, sobre todo teniendo en cuenta que, el discurso que ha dado lugar a esta reacción, es un discurso que invita al diálogo", destacó el portavoz de los obispos a Europa Press.
  
A su entender, las palabras de Benedicto XVI en Ratisbona invitan "al uso de la razón" y explican "fundamentalmente" por qué "el que actúa en contra de la razón, actúa también en contra de lo que Dios es". "Esto es para todos, cristianos, musulmanes", agregó. Con todo, el padre Juan Antonio Martínez Camino instó al mundo musulmán a no "reaccionar con violencia ni con odio, sino leyendo lo que el Papa ha dicho".
 
Reacciones "desproporcionadas"
 
La Comisión Europea tachó de "inaceptables" las reacciones "desproporcionadas" a las declaraciones del Papa Benedicto XVI sobre el Islam y recordó que la libertad de expresión es una de las "piedras angulares" de la UE, que siempre ha promovido el "diálogo interreligioso".
  
El portavoz del Ejecutivo comunitario, Johannes Laitenberger, señaló que "cualquier reacción debe estar basada en lo que se dijo realmente y no en citas sacadas de contexto, y menos aún en citas sacadas a propósito de contexto".
 
"Las reacciones que son desproporcionadas y rechazan la libertad de expresión son inaceptables. La libertad de expresión es una piedra angular de la UE, como lo es la libertad y el respeto de todas las religiones y creencias, sea el cristianismo, el Islam, el judaísmo, el budismo o el laicismo", añadió.

El emperador bizantino

En el discurso pronunciado el 12 de septiembre en Ratisbona (Alemania), el Papa citó un diálogo entre el emperador bizantino Manuel II Paleólogo (1391) con un erudito persa, cuyo contenido ha sido considerado ofensivo por el mundo musulmán.

El emperador le preguntaba a su interlocutor que le mostrase algo que el mundo debiese a Mahoma que fuera nuevo y respondía él mismo que sólo encontraría cosas "malas e inhumanas como su orden de difundir, usando la espada, la fe que predicaba".

"El Papa tiene que quitar estas palabras del texto original" del discurso que pronunció el martes en Alemania, dijo Qaradaui. Opinó, además, que en su discurso del Papa no ofreció disculpas, sino que "acusó a los musulmanes de no haber entendido bien sus palabras" del martes.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation