Menú

Caos en Educación: La Junta retira once proyectos sin avisar a los colegios

Cuenta este lunes El Correo de Andalucía, un periódico socialista bien informado de los avatares de la Junta, que la Consejería de Educación ha bloqueado sin previo aviso la convocatoria de todos los planes de los que se nutrían los colegios andaluces, incluidos los dos grandes proyectos de la pasada legislatura, el plurilingüismo y los TIC (nuevas tecnologías). La comunidad educativa –profesores, padres, sindicatos...– no ha sido informada de los planes de la consejería, y a día de hoy casi todos desconocen cómo y cuándo van a devolver esos proyectos al sistema y cuál es la alternativa concreta que tiene en mente la Administración para volver a ponerlos en marcha. Lo que sí se sabe es que la Junta aumenta su intervencionismo decidiendo ahora qué proyectos son los idóneos para cada centro sin contar con ellos.

0
Cuenta este lunes El Correo de Andalucía, un periódico socialista bien informado de los avatares de la Junta, que la Consejería de Educación ha bloqueado sin previo aviso la convocatoria de todos los planes de los que se nutrían los colegios andaluces, incluidos los dos grandes proyectos de la pasada legislatura, el plurilingüismo y los TIC (nuevas tecnologías). La comunidad educativa –profesores, padres, sindicatos...– no ha sido informada de los planes de la consejería, y a día de hoy casi todos desconocen cómo y cuándo van a devolver esos proyectos al sistema y cuál es la alternativa concreta que tiene en mente la Administración para volver a ponerlos en marcha. Lo que sí se sabe es que la Junta aumenta su intervencionismo decidiendo ahora qué proyectos son los idóneos para cada centro sin contar con ellos.
"
L D (Pedro de Tena) A finales del pasado mes de agosto, la Consejería de Educación publicaba una nota informando del dinero que había invertido para subvencionar los programas educativos en los colegios: 508.585 euros para 289 centros escolares. “Los proyectos de innovación educativa”, decía la nota, “constituyen una de las actuaciones más consolidadas de la consejería, que cada año incrementa la dotación destinada con el consiguiente aumento de centros beneficiados”. La comunidad educativa –profesores, padres, sindicatos...– no había sido informada de los planes de la consejería, y a día de hoy casi todos desconocen cómo y cuándo van a devolver esos proyectos al sistema y cuál es la alternativa concreta que tiene en mente la Administración para volver a ponerlos en marcha. 

Pero una semana después de la nota, la Junta retiró de una tacada la convocatoria de los once proyectos estrella que, hasta entonces, servían para “mejorar la enseñanza desde dentro de la escuela”. La consejera de Educación, Teresa Jiménez, firmó una orden que derogaba todos los planes educativos el mismo día en el que tendría que haberse abierto la nueva convocatoria. Ni los colegios ni los centros de formación del profesorado fueron avisados de que, de repente, toda la planificación de proyectos de innovación quedaría congelada nada más empezar el curso.

Entre los proyectos cancelados se incluyen las dos grandes apuestas educativas de la legislatura anterior: el Plan de Plurilingüismo y el de los centros TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación). Pero también han sido retirados todos los programas de los que reiteradamente hizo gala la ex consejera de Educación, Cándida Martínez, durante los últimos cuatro años: Ciclos de Formación Profesional Bilingües, Deporte en la Escuela, Gestión de Calidad, Compensación Educativa, Autoevaluación y Mejora, Coeducación o Diversidad de Género, Proyectos de Innovación y Desarrollo Curricular, Escuela: Espacio de Paz y el Plan de Lectura y Biblioteca.

Este último apenas llevaba año y medio en vigor y, en su día, fue presentado como la herramienta idónea para que los alumnos recuperasen la falta de comprensión lectora que habían demostrado en las pruebas de diagnóstico. Tal fue la importancia de este plan que el mismo día de su presentación la consejera anunció que se incluiría una hora de lectura obligatoria en el currículo de ESO.

De manera que docenas de colegios se quedaron sin saber qué hacer con su solicitud, porque para obtener la subvención de la Junta y poder implantar uno de esos proyectos es necesario presentar en Educación un documento con las líneas de trabajo, los objetivos y el compromiso de los profesores por escrito. Muchos claustros habían trabajado en ese proyecto, incluso durante el verano, para poder tenerlo listo el 15 de septiembre, día en el que se abría el plazo de presentación, y en el que se publicó la orden que derogaba todos los planes. Ya eran papel mojado.

Otros proyectos de innovación que no estaban incluidos en la orden que ha sido derogada eran, incluso, más recientes que éste, como el Proyecto de Interculturalidad, dirigido a los centros con más alumnado inmigrante, que ha estado un curso en los colegios y, según la consejería, tampoco volverá a ofertarse.

Educación explica que los colegios que ya tenían un proyecto en marcha seguirán funcionando hasta que agoten la duración prevista en dicho plan (uno o dos años), y también los que fueron aprobados en la última convocatoria recibirán la subvención para este curso. Pero el grifo se ha cerrado definitivamente y ya no habrá nuevas convocatorias.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios