Menú

Carmelo González afirma que nunca utilizó a sus hijos para luchar por sus derechos

Pocos días después de que se hiciera pública la demanda de divorcio presentada por su mujer, Carmelo González ha querido aclarar algunos puntos. En una entrevista en el diario El Mundo, señala que no es verdad que utilizara a sus hijos mientras luchaba por que se les permitiera tener una educación en castellano en Cataluña. Dice además que sus nombres no han salido en ningún medio y cree que su mujer intenta explotar un hipotético anticatalanismo que no existe ya que lo único que pide es que se cumpla la ley.

0
Pocos días después de que se hiciera pública la demanda de divorcio presentada por su mujer, Carmelo González ha querido aclarar algunos puntos. En una entrevista en el diario El Mundo, señala que no es verdad que utilizara a sus hijos mientras luchaba por que se les permitiera tener una educación en castellano en Cataluña. Dice además que sus nombres no han salido en ningún medio y cree que su mujer intenta explotar un hipotético anticatalanismo que no existe ya que lo único que pide es que se cumpla la ley.
(Libertad Digital) Carmelo González dice que no entiende cómo se le puede tildar de anti catalán a él o al PP, Ciutadans o UpyD cuando lo único que piden es que se cumpla la ley. Por eso dice que la referencia a una pregunta que formuló en un discurso –"quiénes son los fachas"– lo hizo porque son ellos los que impiden que se cumpla leyes del Parlamento de Cataluña y sentencias del TSJC. Apunta a El Mundo que "ésta será la única entrevista que yo concederé a un medio, porque hay temas muy sensibles y demasiado importantes en juego como para airearlos".
 
González subraya que es falso que impida a sus hijos relacionarse con gente que hable catalán tal y como apunta en la demanda de divorcio y aclara: "Mis hijos tienen amigos, por suerte, de múltiples orígenes y nacionalidades. Yo no me inmiscuyo en eso, me parece ridículo. Más allá de algún comentario chistoso que pueda pertenecer al ámbito íntimo de la pareja, es absolutamente poco creíble".
 
Pese a que por el momento no ha tenido el resultado deseado, Carmelo González no pierde la esperanza: " Sigo trabajando y seguiré trabajando en ese frente" y dice que "queda mucho por hacer, y vamos a seguir trabajando en el mismo sentido. Es más: espero que mis hijos sepan un día que su padre defendió, con mayor o menor acierto, sus intereses". Además, no descarta repetir alguna acción del pasado: "Si es necesario hacer otra huelga de hambre, la haremos. Mis hijos serán adultos un día, y tendrán sus elementos de juicio, y espero que entiendan a su padre. Y a su madre, por supuesto".
 
 

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios