Menú

Celebridades, políticos y amigos acompañan a Umbral en la incineración de su cuerpo

Los restos mortales del escritor y periodista Francisco Umbral han sido incinerados en el cementerio de La Almudena en una breve ceremonia en la que su viuda, María España, estuvo acompañada en todo momento por el director de El Mundo, Pedro J. Ramírez. Personalidades de diferentes ámbitos, como Jaime de Marichalar, que fue de los primeros en llegar, Mariano Rajoy, Alberto Ruiz Gallardón o Esperanza Aguirre acompañaron a la familia y a los compañeros de galardonado columnista.


0
Los restos mortales del escritor y periodista Francisco Umbral han sido incinerados en el cementerio de La Almudena en una breve ceremonia en la que su viuda, María España, estuvo acompañada en todo momento por el director de El Mundo, Pedro J. Ramírez. Personalidades de diferentes ámbitos, como Jaime de Marichalar, que fue de los primeros en llegar, Mariano Rajoy, Alberto Ruiz Gallardón o Esperanza Aguirre acompañaron a la familia y a los compañeros de galardonado columnista.
"

L D (EFE) El cortejo fúnebre con los restos del gran poeta de la prosa, seguido por cuatro coches llenos de coronas de flores, partió pasadas las 09.30 desde la capilla ardiente instalada durante todo el día de ayer en la clínica Montepríncipe de Boadilla del Monte.

En el madrileño cementerio de La Almudena esperaban para dar su último adiós a Francisco Umbral personalidades de diferentes ámbitos, como Jaime de Marichalar, que fue de los primeros en llegar.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, llegó poco antes de que lo hicieran juntos la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el líder del PP, Mariano Rajoy.

Tras la incineración, la viuda de Francisco Umbral, María España, vestida de color gris, recibió el pésame y el cariño de numerosas personas. Pedro J. Ramírez manifestó que "ejemplo de la huella de Umbral en la sociedad es el eco de la noticia de su fallecimiento en todos los medios de comunicación".

"Era extraordinariamente umbraliano, era adjetivo en sí mismo, un sistema planetario que era a la vez el sol, las estrellas y los planetas", subrayó Ramírez.

"Las personas vivas estamos umbralizados, su memoria permanecerá mucho tiempo, y mientras haya columnas, quien las escriba estará rindiendo un pequeño y cotidiano homenaje a Umbral", añadió el director de El Mundo, periódico en el que el escritor trabajó durante los últimos 18 años.

Justino Sinova, columnista también de El Mundo, destacó que "Paco era un columnista total y habría que discutir si no ha sido el primer escritor del siglo XX". El economista Ramón Tamames destacó que "era muy amigo de Umbral, pero no íntimo porque Paco era muy suyo y no tenía intimidades con nadie". "Hay que recordarle como una persona que iba por la vida aparentemente desdeñando a todo el mundo, pero con una nostalgia de su propia vida y del ser querido que perdió", añadió Tamames.

Las cenizas de Francisco Umbral, Premio Príncipe de Asturias de las Letras y Premio Cervantes, permanecerán en el nicho del cementerio de La Almudena donde se halla su hijo, muerto a la edad de 6 años a causa de una leucemia, y al que el escritor dedicó su libro "Mortal y rosa".

Entre las coronas que han acompañado a Francisco Umbral hasta su última morada se podían leer dedicatorias de sus familiares, amigos y compañeros de El Mundo, de la revista Interviú, de las instituciones madrileñas, del pueblo de Majadahonda, donde Umbral vivía, del Instituto Cervantes y de la actriz Bárbara Rey, entre otras muchas.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios